15 Mejores Alternativas al Aire Acondicionado

Hay lugares en el mundo que experimentan climas extremos ya sea durante una temporada del año o siempre; desde la antigüedad las civilizaciones han buscado diferentes soluciones para que el clima exterior no afecte la temperatura fresca de sus espacios, ya sea en el calor o en el frio.

Alternativas-a-Aire-Acondicionado-uncomohacercom

El aire acondicionado surge como una solución de la modernidad para este tipo de situaciones, controlando el calor dentro de un hogar u oficina; sin embargo la mayoría de estos siguen consumiendo grandes cantidades de energía que contribuyen a que las temperaturas sigan aumentando.

A pesar de ser la solución más utilizada y eficiente ya que son duraderos, potentes y fáciles de adquirir; los aires acondicionados no son los únicos que pueden que crear la sensación de frescura dentro de un espacio, a continuación en este artículo te contamos que alternativas existen para este y elige la que más te conviene ¡comencemos!

#1.- Ventiladores

Son la principal opción y la más popular a la hora de reemplazar los aires acondicionados, desde su invención en el siglo XIX le han dado la oportunidad a las personas de regular la temperatura de sus espacios de forma simple y sin cambios bruscos; siendo esta una de sus principales ventajas, ya que no existirán choques de temperatura.

Otro fuerte de los ventiladores es que, en comparación con los aires acondicionados su consumo de energía se reduce en un 30%, además que puedes encontrarlos en diversas presentaciones, la más común son los de Torre.

Pueden ser grandes, pequeños e incluso portátiles y estos funcionan por lo general con un sistema de baterías; además que podrás transportarlos a los diferentes espacios de tu hogar u oficina sin demasiadas complicaciones.

#2.- Ventiladores de techo

Los ventiladores de techo son una opción más grande y práctica que la primera; tienen la capacidad de reducir hasta 40 C de temperatura aportando frescura a los espacios, el método es el mismo, el aire frio que generan con el movimiento de aspas al pasar por la piel tempera el cuerpo, gracias al mecanismo de evaporación de la transpiración.

Se instalan en el techo del espacio que deseas refrescar y puedes usarlos durante todo el año; ya que algunos modelos sirven para regular la temperatura de forma inversa, es decir, generan calor durante el invierno.

Al igual que los ventiladores regulares su consumo de energía es bastante bajo en comparación a los aires acondicionados y su utilización no representa un choque de temperatura brusco al cuerpo evitando alergias, resfriados, etc.

#3.- Climatizadores evaporativos

También son conocidos como enfriadores por evaporación, los puedes llevar desde una habitación de la casa a otra sin problemas; solo necesitan una fuente de energía a la cual conectarse; están diseñados para espacios pequeños y en relación a los aires acondicionados reducen el consumo de energía hasta un 80%.

Con un sistema que refrigera el aire de forma natural a través de la evaporización del hielo o agua fría contenida en su interior, humedeciendo los filtros del aparato que expulsan el aire que es capaz de climatizar una habitación de forma regular, sin cambios de temperaturas drásticos.

Con una reducción de temperaturas de 100C a 150C en una habitación; ideales para los climas secos y de vientos cálidos y amigables con el medio ambiente pues tiene una difusión mínima de CO2.

#4.- Bombas de calor

Una de las principales ventajas de las bombas de calor es su  capacidad de enfriar varias salas al mismo tiempo, por lo que no tendrás que ocuparte de cada espacio de forma individual; con un consumo de energía aceptable en comparación a otros equipos del hogar.

Por su tamaño y capacidad si es importante disponer de un espacio amplio para alojar su unidad exterior; puedes programarlas configurando el volumen del aire que deseas sea expulsado y de esta manera distribuirlo de manera uniforme en cada uno de los espacios.

Instalarlas es bastante económico al igual que su mantenimiento, sin embargo la adquisición de esta si es costosa; trasladarlas de un lugar a otro no es posible, manteniendo la consola fija en un solo lugar.

#5.- Deshumificadores

Los deshumificadores cumplen una función específica, absorber la humedad que se manifiesta en forma de vapor, al extraerlo dentro del humificador el aire se condensa y se convierte en agua, lo cual influirá en que los niveles de temperaturas se regulen haciendo que el calor sea más tolerable.

Mantiene la humedad en un 50-55% ya que este porcentaje es el ideal para los espacios, una ventaja de esta alternativa no es solo influir en que las temperaturas se reduzcan, sino que obtienes diferentes beneficios para el hogar como evitar la proliferación de moho entre otros aspectos.

Lo mejor de todo es que no solo son funcionales en la época de verano, también durante el invierno reducir los niveles de humedad harán que el frio sea más tolerable.

#6.- Ventilador de niebla

Funciona con el principio de enfriamiento por evaporización, este es el mismo proceso que ocurre si dejas una toalla húmeda frente a tu ventilador convencional o colocas una botella de agua helada en frente; en este caso el aire caliente es expulsado por un ventilador que tiene incorporada una almohadilla que se humedece con agua fría.

El aire al ser filtrado por la almohadilla hace que el agua se evapore y que se expulse una niebla fría que es capaz de refrescar los espacios sin ocasionar sensación de humedad; lo mejor de todo es que son transportables y además, no requieren ningún gas de emisión para poder funcionar.

Es una opción amigable con el medio ambiente y económica no solo en precio sino también en el consumo de energía.

#7.- Almohadas con gel de enfriamiento

Es una de las opciones más ingeniosas para quienes no desean utilizar los aires acondicionados, si bien no tienen la capacidad de regular la temperatura de un espacio, si lo hacen con tu cuerpo, gracias a las propiedades que tiene el gel para disipar el calor.

Es una tecnología simple y efectiva, pues es una almohada rellena totalmente de Gel; si quieres un resultado mucho más efectivo, algunas de sus versiones pueden ir al refrigerador para bajar mucho más la temperatura.

Con estas almohadas será muy fácil mantener una temperatura fresca sin sentir calor; gracias a esto también te será mucho más sencillo conciliar el sueño y descansar, pues la calidad del sueño depende en gran medida de que tan fresco este tu cuerpo gracias al clima.

 #8.- Adapta la arquitectura de tu hogar al clima

Es ideal para quienes piensan construir su casa o hacer remodelaciones a la actual; tiene que ver con el diseño del hogar y los materiales que se utilicen en su construcción para conservar una temperatura fresca dentro del mismo; aprovechando el clima del lugar y el entorno en el que se encuentra.

Para proteger de la radiación solar y conservar la frescura, la arquitectura debe ser diseñada tomando en cuenta la orientación del edificio con respecto al sol, los sistemas de ventilación natural y los materiales aislantes que se utilicen.

Por otro lado, el diseño del edificio también debe aprovechar la radiación convirtiéndola en calor, así mismo incluir sistemas que puedan almacenarlo y liberarlo cuando sea necesario; pues este mismo sistema te debe ayudar a conservar la temperatura en invierno.

#9.- Suelo térmico (radiante) de agua

Si bien es una de las alternativas más costosas y complicadas a largo plazo es de las que mejores beneficios aporta. Se trata de un sistema de tuberías que se instalan debajo del suelo de tu hogar y están repartidos por todo el espacio por lo que la temperatura no se concentrara en un solo lugar.

Durante la época de verano por estas tuberías circulara agua fría que proyectara su temperatura a través del suelo llevando una sensación de frescura; en épocas de invierno también es muy funcional, ya que el sistema se invierte y por allí circulara agua caliente climatizando el hogar de las bajas temperaturas.

Consume poca cantidad de agua y es adaptable a sistemas de energía renovable lo que hace mucho más amigable con el medio ambiente.

#10.- Techos verdes

Algunos estudios han demostrado que utilizar techos verdes en lugar de techos convencionales puede reducir la temperatura hasta 140 en el verano y conservarla durante el invierno, pues el sustrato retendrá la humedad para conservar su temperatura.

Un techo verde consiste en sembrar plantas y hiervas silvestres (también puedes usar otras plantas) en los techos de los hogares y los edificios en general, ya que las plantas no absorben la mayoría de calor del sol, más bien lo reflejan, sirviendo como un aislante térmico.

Durante el invierno este efecto se invierte ya que los sustratos que mantienen estas plantas luchan por conservar su calor y humedad, no dejan pasar el frio que viene del ambiente exterior; en general en una excelente solución;  sobre todo en las ciudades reduciendo las llamadas “islas de calor”.

#11.- Utiliza las plantas para refrescar

Funciona de forma parecida a la alternativa anterior,  pero en este caso se aconseja ubicarlas en las paredes y las terrazas del edificio. En este caso las más recomendados son las plantas enredaderas ya que estas pueden cubrir paredes enteras.

También tienen un aporte estético ya que agrega vistosidad a la habitación, por lo general se recomienda hacerlo en una sola pared o en los muros; las terrazas también pueden ser utilizadas con este fin creando pequeños jardines de plantas silvestres en ellas.

Esta opción no consume energía eléctrica y es muy saludable para el ambiente, en cuestión a su mantenimiento si vives en lugares con épocas de sequias, una opción es almacenar agua de lluvia durante la temporada de estas para mantenerlas en la sequía.  

#12.- Eco cooler

Esta solución es muy práctica y sencilla; que ayuda a regular la temperatura variando la presión del aire que pasa; consiste en colocar una pila de botellas de plástico vacías y cortadas en el fondo que se encajan en una lámina de cartón, del tamaño de la ventana en la que se instalaran, colocando los picos de las botellas hacia dentro del hogar.

Se ha comprobado que tiene un efecto en la temperatura reduciendo en un promedio de 50C; de todas las opciones podemos decir que esta es la más amigable con el ambiente y además es funcional, sin utilizar energía eléctrica y usando materiales que son reciclados.

Es ideal para lugares donde existan corrientes de aire, ya que el sistema necesita del viento que sopla aire caliente para funcionar.

#13.- Aires acondicionados portátiles

A diferencia de los aires acondicionados fijos, estos están diseñados en una sola pieza, es decir que no tienen una interior y exterior;  son más pequeños, prácticos, económicos e igual de eficientes; lo que si debes saber es que pueden ser un poco ruidosos.

En comparación a un aire acondicionado fijo consume menor energía, aunque su diferencia principal y por lo cual esta alternativa es viable, es el presupuesto; al ser más pequeños son mucho más asequibles que los primeros.

Son ideales para habitaciones pequeñas y puedes trasladarlo de un lugar a otro sin dificultad; instálalos en la cocina o las oficinas; por ultimo; necesitan un acceso al exterior en donde la unidad pueda expulsar el aire caliente que genera, por ello es bueno que queden cerca de las ventanas.

#14.- Free- cooling

Esta alternativa es sustentable y requiere un mínimo de energía eléctrica para su funcionamiento; es ideal para espacios donde exista mucha afluencia de personas o en sitios donde en el interior se genere mucho calor; por ejemplo las imprentas, los centros de procesamiento de datos, los restaurantes, locales comerciales y de fiestas, entre otros.

Funciona extrayendo el aire frio del exterior y al pasarlo por una serie de filtros, ventiladores y compuertas este es expulsado en el interior de los espacios, el uso de este sistema ayuda además que la calidad del aire que se respira en estos espacios sea de mejor calidad.

Su mejor funcionamiento llega en las épocas de invierno, pues es donde filtra el aire más frio y de mejor calidad aunque durante el verano puede ser capaz de refrescar un poco el aire. 

#15.- Parasoles

Sea como toldos o sombrillas esta también es una opción bastante practica y económica para no utilizar aire acondicionado en un espacio, lo ideal es colocarlo sobre las ventanas, esto evitara que el sol se refleje directamente en el vidrio y la pared, por lo que será más difícil que el calor se acumule adentro.

Para que sea mucho más efectivo puedes utilizar telas aislantes, de esta manera será más sencillo aislar el calor, si lo deseas también puedes abrir los cristales de la ventana de esta manera dejas que la corriente de aire entre y será más fresca pues el parasol estará creando sombra en el espacio.

Hemos llegado al final y queremos agradecerte por leernos hasta aquí, esperamos que todas estas alternativas para aires acondicionados te sean súper útiles, por ultimo queremos recordarte que si deseas seguir disfrutando de todo el contenido que subimos a la web, solo debes seguir visitándonos ¡te esperamos!

Manualidades:

Curiosidades:

Te Puede Interesar:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *