5 maneras de lidiar con la indiferencia sin sufrir

5 maneras de lidiar con la indiferencia sin sufrir. La indiferencia es un sentimiento que duele. Envía un mensaje doloroso al destinatario: «No me importas». Esta apatía incomprensible nos causa angustia y miedo. Comenzamos a elaborar razones para explicar la insensibilidad del otro, pero no siempre podemos encontrar una explicación lo suficientemente buena.

¿Qué hacer, entonces, frente a este comportamiento? ¿Cómo no podemos dejarnos llevar por la impaciencia de los demás?

¿Qué es la indiferencia?

Este sentimiento está asociado con un desprendimiento insensible y frío. Al individuo indiferente no le importan los sentimientos de los demás. Si tus acciones causan sufrimiento a él no le importa. Si resultan en felicidad, tampoco le importa. Es decir, es una persona que parece ser una concha hueca incapaz de sentir y ser movido.

Como seres humanos que viven en sociedad, queremos interactuar, sentir, reír, llorar, hablar, soñar, falla, inténtalo de nuevo. Es la experiencia completa que hace la vida tan emocionante.

La persona indiferente se distancia de prácticamente todas sus experiencias, consciente o inconscientemente, porque no puede establecer una conexión concreta con ellas. Este sentimiento es capaz de robar interés en la vida y las personas, y necesita ser combatido.

En una relación amorosa. Se instala en silencio, pero sus resultados son caóticos. Cuando esto sucede, muchos ya comienzan a preguntarse si vale la pena insistir o si deberían seguir adelante. Después de todo, ¿Cómo es posible estar en una relación con una persona que no siente?

Indiferencia en las relaciones

La vida está hecha de buenos y malos momentos. Los buenos se convierten en recuerdos cálidos que, a lo largo de los años, nos gusta revivir. Los malos nos causan sufrimiento y vergüenza Intentamos olvidarlos lo antes posible, aunque es más fácil recordar ocasiones negativas que positivas.

Bajo ninguna circunstancia es saludable reaccionar con indiferencia. Aunque este sentimiento puede ser útil a veces, nos protege de las emociones, cosas desagradables con las que aún no sabemos cómo lidiar, lo más sabio es enfrentar las situaciones negativas de frente.

Las relaciones también están formadas por momentos de extrema felicidad, peleas y descontento. La apatía no ayuda a suavizar las discusiones o «enseñar una lección» a la pareja. Por el contrario, ayuda a crear paranoia y desconfianza, además de poner ansioso al otro en ausencia de respuestas.

·  20 enfermedades causadas por bacterias

Es el sentimiento de ser ignorado lo que duele. De repente, hay una distancia entre la pareja que no existía antes, lo que plantea todo tipo de preguntas sobre la longevidad de la relación. ¿Ha terminado finalmente el amor? ¿Qué hiciste para recibir este tratamiento? ¿Quién tiene la culpa? ¿Por eso?

Es posible, incluso fácil, reaccionar ante una acusación, un tono de voz alterado o un desacuerdo. Sin embargo, a una pareja indiferente no le importan nuestras represalias. ¿Cómo manejar el abismo emocional que de repente se abrió entre ustedes?

¿Cómo lidiar con la indiferencia sin sufrir?

Para que una relación adquiera un estado duradero, debe ser cultivado a través del diálogo constante, muestras de afecto y pequeños acuerdos silenciosos entre la pareja. Por ejemplo, acompañas a tu pareja en la barbacoa a la que quiere ir y él ve esa película que quieres ver en el cine.

Cuando la posibilidad de conversación desaparece, la relación está en un estado crítico. Por lo tanto, la comunicación es el primer elemento en esta lista de maneras de lidiar con este sentimiento de incertidumbre, especialmente hecho para ayudarte.

Tanto como el enfoque de este artículo es la relación de amor, estos consejos se pueden usar con las relaciones familiares y de amistad. Cualquier forma de relación necesita mantenimiento para sobrevivir.

Iniciar una conversación

Es posible que no haya notado los pequeños eventos que llevaron a la situación actual debido al ajetreo de la vida cotidiana y el lugar común donde las relaciones tienden a estacionarse con la coexistencia de años.

Habla sobre lo que está pasando en la cabeza del compañero es la mejor manera de deshacerse de sus sospechas. Ya lo dejo en claro: es posible que esta conversación no sea nada agradable o simple.

Puede ser que su pareja haya mantenido meses o incluso años de descontento con la relación, ya que no tuvo el coraje de exteriorizar sus verdaderas emociones. A pesar de la posibilidad de sufrir, hablar sobre lo que perturba la relación es el primer paso para encontrar la solución.

Modificar pequeños acuerdos

Quizás la relación necesita pequeños cambios para encontrar la vivacidad. Si los acuerdos actuales ya no funcionan, ya sea por intereses cambiantes u objetivos de vida, es hora de hacer otros nuevos. Esta renovación es una forma de prestar atención tanto a las necesidades del socio como a las suyas.

·  Leyes de Kepler: resumen y ejercicios resueltos

Para hacer esto, debe ser comprensible y paciente. Las nuevas ofertas pueden involucrar experiencias diferentes a las que estás acostumbrado, pero siempre es una buena idea darle una oportunidad a la nueva en lugar de rechazarla al principio. Un indiferencia el compañero puede estar motivado por varias razones y una de ellas puede ser la similitud de la rutina.

Se realista

A menudo dejamos que nuestras emociones hablen más fuerte. Rodean nuestras mentes en una nube de deseos y expectativas que nos pueden cegar a la realidad.

Al comenzar una relación, debemos ser conscientes de que la otra persona no siempre devolverá nuestros sentimientos al mismo grado o actuará como esperamos. De lo contrario, corremos el riesgo de caer en la desilusión.

En tales casos, una de las personas puede mostrar falta de interés. Comunicación de nuevo es necesario para entender las expectativas del otro sobre la relación para evitar futuros sufrimientos.

Escapar de la culpa

Es común en esta situación querer culparte por la frialdad expresada por la pareja. Muchos creen que el comportamiento del otro, dentro de una relación, es una respuesta a la suya. Por lo tanto, atribuyen la culpa de la conducta indiferente de su pareja a algo que han hecho y se torturan a sí mismos por haber cometido errores.

Olvida la culpa.

En las relaciones, a veces tenemos actitudes que no entendemos o que no podemos explicar con claridad. Eso es porque generalmente proyectamos trauma infancia, buenos y malos recuerdos, anhelos y nuestros propios comportamientos en el otro. Lo que hacemos o lo que hacen los demás no siempre es «pura malicia».

Sobre todo, somos personas imperfectas con neuras que, si están causando algún tipo de sufrimiento, deben ser tratados adecuadamente. Por eso, deberíamos pensar menos en buscar al culpable y más en asumir la responsabilidad de nuestras acciones.

La diferencia está en el sentimiento. Al asumir la responsabilidad dentro de la relación, sentimos la necesidad de actuar, corregir errores y buscar caminos más positivos. La culpa, por otro lado, es paralizante y crítica.

Si no hay nada que hacer, aléjate

Si intentaste todo para administrar el indiferencia y nada salió bien, considera alejarte de la persona. No tiene sentido estar atrapado en una relación sin sentir comodidad o conveniencia.

·  7 criaturas mitológicas más poderosas de lo que puedas imaginar

Vivir con una pareja apática es agotador y abruma lo emocional porque siempre buscamos complacer a la otra persona o resolver dudas sobre sus sentimientos. Como no podemos controlar a las personas, lo mejor que podemos hacer es buscar un nuevo amor en otro lugar.

Las terminaciones son dolorosas, pero necesarias tanto para tu felicidad como para la de tu pareja. Haga esto de la manera más amigable posible, sin culpar ni culpar, para proteger sus sentimientos. No lo dudes, ya que el tiempo eventualmente curará las heridas al final de la relación.

La necesidad afectiva puede ser tu enemigo

La falta afectiva se ha convertido en un problema común del siglo XXI. Muchas personas terminan aferrándose a otros para llenar el vacío emocional dentro de ellos. Las relaciones pueden perdurar por necesidad más que por amor, convirtiéndose en una fuente poco saludable de afecto.

Cuando te enfrentas a la indiferencia, lo correcto es tratar de entender sus orígenes y encontrar soluciones para despertar los sentimientos latentes dentro de la relación.

Sin embargo, como vimos en el punto anterior, no siempre funciona. A veces, dos personas están mejor separadas, viviendo sus propias vidas y persiguiendo sus propios objetivos, que unidas en una relación sin amor.

La falta afectiva puede hacerte ciego a esta realidad y tratar de convencerte de insistir en la relación por miedo estar solo o ser rechazado. Entonces, si sientes eso:

  • No puedes vivir normalmente sin tu pareja.
  • Tienes que soportar la impasividad porque no encontrarás otra relación si no funciona.
  • Es mejor permanecer en una mala relación que arriesgarse al rechazo.

Es posible que la falta de afecto sea evitando que dejes una relación sin futuro, creando sufrimiento a través de la especulación, baja autoestima y miedo.

Si tienes grandes dificultades para lidiar con indiferencia en la relación y cree que un pequeño empujón será beneficioso, un psicólogo puede ayudarlo a comprender sus sentimientos. En terapia, también puede comprender las complejidades de la mentalidad detrás de la falta emocional.

Encontrará docenas de profesionales listos para ayudarlo con los dilemas más variados, incluidos los del corazón. Acceda a este enlace para comenzar tu búsqueda!

Trucoteca
Don Como
Descubrir Online
MiBBmeMima
Seguidores Online
Tramitalo Facil
TecnoBits