Una verdura saludable: el tomate

Una verdura saludable: el tomate.

Esta hortaliza de la familia de las solanáceas es útil para las personas con dolencias de la piel, el cabello y los órganos. En la salud del organismo influyen las sustancias beneficiosas que contienen su pulpa y su cáscara: vitaminas A, C, ácido cumárico, flavonoides, niacina, potasio, hierro y otras.

Beneficios de los tomates para la piel

Los tomates cierran los poros, eliminan el acné y protegen de los rayos UV. El útil vegetal del tomate hidrata la piel, la hace flexible y fresca, previniendo el envejecimiento prematuro. Para hacer una mascarilla nutritiva, coge un tomate y córtalo en 4 trozos. Luego, con la pulpa, empieza a aplicarla en la cara y el cuello con movimientos circulares, evitando la zona de los ojos. A continuación, espera a que el zumo se absorba y aclara tu piel.

Reduce los poros y el acné

Los tomates son ricos en vitamina C: el ácido ascórbico tiene un efecto antiinflamatorio y limpiador cuando se aplica tópicamente. Añade unas gotas de limón a cuatro cucharadas de zumo de tomate, y aplica la mezcla en las zonas con poros dilatados, puntos negros o granos.

Regula la función del sebo

La pulpa de tomate reduce la oleosidad de la piel, por lo que las mascarillas se recomiendan para las pieles problemáticas y mixtas. Corta un tomate maduro por la mitad y pásate la pulpa por la cara. Deja el zumo durante 15 minutos para que se absorban los nutrientes, y luego aclara bien con agua fría.

Efecto antienvejecimiento

El zumo de tomate contiene antioxidantes: flavonoides, ácido ascórbico y licopeno. Se trata de sustancias que son buenas para la piel de las mujeres y los hombres y que ralentizan el proceso de envejecimiento. El vegetal saturará tu piel de humedad, lo que evitará la aparición de arrugas relacionadas con la edad. Frota una mitad de tomate congelado en tu rostro para conservar la juventud y haz un exfoliante vegetal con azúcar para la renovación celular.

Combatir la pigmentación

El zumo de tomate fresco iluminará tu piel de forma natural, sin utilizar productos químicos. Consúmelo regularmente para tener un aspecto joven y deshacerte de la tez apagada. Para hacer que tu piel resplandezca y para aclarar las manchas de la edad, frota tu cara con zumo de tomate, déjalo secar durante media hora y luego acláralo.

Propiedades de protección solar

El zumo de tomate, aplicado de forma tópica, proporciona protección contra los rayos UV: las propiedades de protección solar de la hortaliza se deben al licopeno. Aplica una fina capa del líquido en la playa: es un digno sustituto de las cremas comerciales.

Hidrata tu piel

El tomate tiene un 95% de agua, por lo que la mascarilla vegetal hidrata, nutre y refresca la piel en profundidad. Los tomates contienen vitamina C, licopeno y betacaroteno: estos ingredientes hacen que la piel esté radiante, rejuvenezca y promueva la renovación celular. Prepara la mascarilla como sigue: añade 2 cucharadas de zumo de tomate al gel de aloe vera, aplica la mezcla sobre el rostro y aclara después de 20 minutos.

Efecto antiinflamatorio

Los dermatólogos responden a la pregunta de por qué son útiles los tomates: la hortaliza roja trata la piel irritada e inflamada. Corta el tomate en dos trozos, pásate suavemente la mitad por la cara, el cuello, las manos y los pies, y déjalo secar. El zumo hidratará, calmará la piel y reducirá las rojeces.

Propiedades útiles del tomate para el cabello

Los tomates contienen vitaminas A, B, C y E. Estas sustancias evitan la caída del cabello, le dan un brillo natural, eliminan el olor de la piel y la caspa. Bebe un vaso de zumo de verduras frescas todos los días o utilízalo como acondicionador: añade 2 cucharadas del líquido a tu champú para revitalizar el cabello y el cuero cabelludo.

Restaurar el color natural del cabello

Los tomates contienen licopeno, que da color a tu pelo, y hierro, que le da fuerza y grosor. La aplicación regular de mascarillas de jugos vegetales evitará que tus hebras se decoloren por los rayos UV.

Elimina la caspa

Las vitaminas del tomate -grupo B, K, retinol- nutren el cuero cabelludo. Una aplicación puntual de zumo de tomate fresco eliminará la caspa y evitará su reaparición. Los tomates retienen la humedad en el cabello, por lo que se vuelve brillante, sano y fuerte.

Mantiene los niveles naturales de pH

El zumo de tomate funciona como un acondicionador: aplícalo en el pelo 15 minutos antes de lavarlo, y luego aclara con agua fría. El tratamiento ayuda a mantener el equilibrio del pH del cuero cabelludo, regulando la secreción de sebo y evitando la sequedad. El resultado es un cabello suave y brillante.

Fortalece el cabello y lo protege contra la caída

Los tomates contienen vitamina C, micronutrientes que protegen contra las enfermedades del cuero cabelludo. Las mascarillas de tomate aumentan la producción de colágeno, por lo que el cabello se vuelve fuerte, más grueso y deja de caerse.

Los efectos del tomate en el cuerpo humano y en el organismo

Los tomates son buenos para el corazón, los vasos sanguíneos, la vista y el sistema musculoesquelético. Efectos positivos del tomate en el cuerpo humano: mejora de los procesos metabólicos, reducción del colesterol, adelgazamiento de la sangre. El zumo de verduras protegerá las células del cáncer al reducir los efectos negativos de las sustancias tóxicas.

Mejorar la visión

Los tomates son ricos en vitaminas A, C, que mejoran la visión y reducen la ceguera nocturna. La tiamina, el complejo de flavonoides y la niacina afectan a los órganos visuales y te ayudan a ver mejor. En verano, consume de 3 a 5 tomates al día para prevenir enfermedades oculares.

Fortalecer los huesos

Unos cuantos tomates jugosos al día compensarán las necesidades diarias de vitamina K, que activa la proteína osteocalcina. La sustancia mineraliza las moléculas de calcio dentro del tejido óseo, lo que da lugar a una mejor función musculoesquelética. Este vegetal previene las fracturas y evita la pérdida de masa ósea.

Acelera el metabolismo

El zumo de tomate contiene vitaminas, minerales y fibra. El alto contenido de tiamina, vitamina B6 y folato contribuye a la salud del organismo: las sustancias mejoran los procesos metabólicos, potenciando la salud en la infancia y la vejez.

Favorece la salud cardíaca y vascular

El licopeno reduce el colesterol «malo» en la sangre, por lo que se reduce el riesgo de infarto, de ataque al corazón y de placas en las paredes de las arterias. El pigmento normaliza la presión arterial y el potasio tiene un efecto positivo sobre los vasos sanguíneos, reduciendo la tensión del corazón.

Protege contra el cáncer.

El consumo regular de tomates afecta a la salud celular: el zumo de tomate previene algunas formas de cáncer (de cuello de útero, boca, faringe, estómago, órganos genitales). Las vitaminas ayudan al organismo y lo protegen contra la acción de los radicales libres.

Adelgaza la sangre

La vitamina K elimina los problemas derivados del deterioro de la coagulación de la sangre. El líquido que rodea a las semillas de tomate contiene magnesio, potasio, fósforo y hierro, por lo que mejora la fluidez de la sangre, aumenta la hemoglobina y evita los coágulos.

Reduce los efectos de los carcinógenos

El tomate tiene dos ácidos principales, el ácido cumárico y el ácido clorogénico, que combaten los compuestos tóxicos que se encuentran en los cigarrillos y se depositan en los pulmones al exhalar el humo. Las vitaminas A y C reducen los efectos de los carcinógenos en el organismo.

Vídeo

¿Has encontrado un error en el texto? Márcalo, pulsa Ctrl + Enter y lo arreglaremos.

Díselo a tus amigos: