Tratamientos modernos para la psoriasis

Tratamientos modernos para la psoriasis.

La psoriasis es una enfermedad de naturaleza autoinmune que se manifiesta principalmente en la piel. Tiene el aspecto de placas rojas y escamosas que se unen en grandes manchas, sangran, pican e interfieren en la capacidad del paciente para llevar una vida normal.

La enfermedad no tiene predisposición de género, pero las mujeres con psoriasis lo pasan especialmente mal. Los pacientes se ven obligados a llevar ropa cerrada para no enfrentarse a los prejuicios de quienes no saben qué es la enfermedad y piensan que son contagiosos. Si la psoriasis ha tocado las manos, en primer lugar, las uñas antiestéticas y torcidas y las palmas de las manos que se pelan, lo que conlleva un sufrimiento adicional. Las manos son difíciles de ocultar y, además, ¿qué mujer no sueña con una bonita manicura?

Los enfermos de psoriasis suelen tener problemas psicológicos, como depresión persistente, autoestima extremadamente baja y dificultades para socializar.

La psoriasis también es peligrosa porque puede convertirse en artritis psoriásica si no se trata.

Artritis psoriásica – Una lesión de las articulaciones debida a la enfermedad. Puede afectar a una o varias articulaciones, ser simétrica o asimétrica, de cualquier manera es una complicación peligrosa cuyo desarrollo no puede predecirse con exactitud.

Hasta hace poco, la psoriasis y sus complicaciones se trataban principalmente con los siguientes métodos:

Metotrexato. Se trata de un medicamento muy popular que sigue siendo recetado por la mayoría de los médicos en Rusia. Sin embargo, su fórmula hace tiempo que está obsoleta y provoca un gran número de efectos secundarios.

Entre ellos: necrosis hepática, cirrosis, furunculosis, náuseas, diarrea, trastornos de la pigmentación, mareos, cefaleas, impotencia y otros trastornos graves que hacen que muchos pacientes acaben abandonando la terapia.

PUVA. Este método de tratamiento implica el uso de una sustancia fotoactiva junto con la irradiación de la piel con radiación ultravioleta de onda larga.

Este método es eficaz, pero en algunos pacientes provoca náuseas, vómitos, fotoenvejecimiento, quemaduras e incluso puede provocar cáncer de piel más adelante.

Inyecciones hormonales. En las inyecciones se utilizan corticoesteroides, hormonas que se emplean en medicina para diversas afecciones inmunológicas e inflamatorias. Las inyecciones de estos esteroides son adecuadas para el tratamiento de pequeñas lesiones en una zona concreta del cuerpo. Pero también existe un efecto secundario grave llamado «enfermedad de Addison». Surge por el uso de esteroides medicinales, por lo que las glándulas suprarrenales dejan de producir cortisol por sí mismas. Esto provoca pérdida de peso, debilidad muscular, falta de apetito, deshidratación, ansiedad persistente, palpitaciones y presión arterial baja. La enfermedad de Addison es peligrosa porque no siempre es posible restablecer la función suprarrenal y los pacientes tienen que tomar terapia hormonal de por vida.

Pomadas y cremas hormonales. Estos preparados se utilizan de forma tópica, pero también tienen sus limitaciones. En primer lugar, son ineficaces en grandes zonas del cuerpo. En segundo lugar, no deben utilizarse más de cinco días seguidos, ya que este tipo de medicación se convierte en un hábito, y nada más ayuda. Además, los tratamientos externos hormonales pierden sus propiedades protectoras, lo que aumenta el riesgo de infección.

Dieta. Este método no es una cura para todo, pero se ha observado que las manifestaciones de la psoriasis pueden depender de la ingesta de ciertas sustancias en los alimentos. Además, el alcohol está estrictamente prohibido en la psoriasis. La dieta Pegano es muy popular, pero no es adecuada para todos los pacientes, e incluso puede ser perjudicial para algunos.

Psicoterapia. Hace tiempo que se ha observado que la psoriasis suele manifestarse cuando hay una gran agitación emocional. Se puede recurrir a un psicoterapeuta para resolverlo: escuchará las quejas y prescribirá un tratamiento. Esto puede ir desde sesiones de psicoterapia como terapia independiente hasta la combinación de psicoterapia y medicación. Sin embargo, la psicoterapia como tratamiento independiente de la psoriasis es ineficaz y se utiliza más como tratamiento complementario.

Preparados biológicos. En el siglo XXI, la tecnología, incluida la tecnología médica, está avanzando mucho, incluso en el tratamiento de la psoriasis. En los últimos años, han entrado en el mercado farmacéutico nuevos medicamentos «biológicos».

Tienen una acción sistémica y afectan directamente al propio factor causante de la psoriasis. En términos sencillos, afectan a la causa inmunológica de la psoriasis sin afectar a otras áreas de la salud. Dichos fármacos tienen unos efectos secundarios mínimos y una gran eficacia general en el tratamiento de la enfermedad. La única desventaja evidente de estos tratamientos es el elevado coste de la medicación. La psoriasis es una enfermedad incurable, sólo se puede poner en remisión, por lo que el tratamiento con «biológicos» está destinado a ser de por vida. Los pacientes tratados con biológicos, además de la desaparición de las placas, notan una mejora general de su calidad de vida. Estos cambios afectan al estado físico y psicológico de la persona. Especialmente las personas diagnosticadas de depresión notan estas mejoras. Este fenómeno no es infrecuente, sino más bien un patrón; la combinación «psoriasis + depresión» es muy común.

Conviene darse cuenta de que el tratamiento de la psoriasis es un complejo acto de equilibrio que debe llevarse a cabo continuamente. Además de los fármacos biológicos, que pueden eliminar las placas psoriásicas y el picor en poco tiempo, hay que prestar especial atención a la dieta y, posiblemente, revisarla tras consultar con un dietista y un dermatólogo. El ejercicio moderado y el aire fresco también sumarán puntos a la salud. Aunque los científicos aún no han inventado una cura que permita eliminar la psoriasis de una vez por todas, los pacientes tienen la oportunidad de llevar una vida cómoda sin las restricciones que antes implicaba la enfermedad.

Advertencia. La información contenida en este artículo es meramente informativa. No pretende ser un sustituto del tratamiento. Sólo un médico cualificado puede hacer un diagnóstico y formular recomendaciones de tratamiento basadas en las características individuales de cada paciente.

¿Has encontrado un error en el texto? Márcalo, pulsa Ctrl + Enter y lo corregiremos.

Díselo a tus amigos:









ForoPc
VidaParalela
Tarabu
Nosbi