Signos de bajada de azúcar en adultos

Signos de bajada de azúcar en adultos.

La glucosa es la principal fuente de energía. El rango normal para un adulto es de 70-100 mg/dl. Los valores inferiores a estas cifras indican hipoglucemia. Para prevenir la hipoglucemia, debes controlar tu nivel de azúcar en sangre. Es especialmente importante conocer los signos de bajada de azúcar en la diabetes.

Nerviosismo

Un nivel bajo de azúcar en sangre provoca una sensación de ansiedad inconsciente. Se desarrolla repentinamente y es difícil de controlar. El nerviosismo desaparece después de comer. El objetivo de este síntoma es hacer que el cuerpo busque urgentemente «combustible». Si se ignora este signo, el estado empeora drásticamente. Los cambios pueden afectar incluso al cerebro.

Escalofríos y temblores

Algunos síntomas de hipoglucemia pueden estar presentes en una persona y no estarlo en otra. En la mayoría de los casos se producen escalofríos y temblores en las extremidades. Se consideran las manifestaciones más comunes de la bajada de azúcar. Estos trastornos están relacionados con la producción de hormonas del estrés, que provocan una vasoconstricción para proteger el corazón y el cerebro.

Aumento de la sudoración.

Este síntoma comienza de forma repentina y no está relacionado con la actividad física ni con el calor. Esta condición se llama hiperhidrosis. Aumenta a medida que se desarrolla la hipoglucemia y persiste hasta que los niveles de glucosa se normalizan. La hiperhidrosis también se produce con un nivel alto de azúcar en sangre, pero con un nivel bajo de azúcar en sangre la parte superior del cuerpo suda más.

Mareos

Los mareos y los acúfenos no siempre significan niveles bajos de glucosa en sangre. Este estado también es característico de los niveles altos de azúcar. El mareo no debe considerarse un signo independiente. Presta atención a la presencia de otros síntomas. La hipoglucemia se confirma por la desorientación, el parpadeo frecuente y el mareo.

Hambre severa.

Especialmente el deseo de comer dulces. El cuerpo intenta advertirte de la amenaza. Si no se satisface el hambre, se producen reacciones autonómicas: cambios en el ritmo cardíaco, en la respiración, dilatación de las pupilas y otros.

Latidos rápidos del corazón

Los niveles bajos de azúcar en sangre afectan al sistema cardiovascular. La hipoglucemia provoca un aumento de la frecuencia cardíaca. Este síntoma es siempre un claro indicio de irregularidades en el organismo.

Debilidad

Después de una comida, el nivel de glucosa en la sangre aumenta. El páncreas reacciona produciendo insulina, que la convierte en energía. Si una persona con diabetes no come a tiempo, la cantidad de azúcar baja drásticamente. En ausencia de «combustible», el cuerpo entra en modo de ahorro de energía, por lo que los síntomas frecuentes de la hipoglucemia son una mayor debilidad y letargo.

Sed intensa.

La deficiencia de glucosa en el cuerpo hace que todos los sistemas funcionen mal. La escasez de la principal fuente de energía conduce a la descomposición de las proteínas y las grasas para producirla. El resultado es la obstrucción del cuerpo con productos de descomposición (urea, cuerpos cetónicos). Se necesitan muchos líquidos para eliminarlos, por lo que un nivel bajo de azúcar en sangre hace que tengas sed todo el tiempo.

Palidez

Los cambios en el color de la piel de la cara se deben a una fuerte vasoconstricción y salida de sangre. La palidez puede ser sustituida por el enrojecimiento. Si no se toman medidas en esta fase para aumentar la glucosa, el estado empeorará. La aparición de un coma hipoglucémico está indicada por la palidez, la sudoración y la taquicardia.

Calambres

Si una persona no responde a todas las señales anteriores, los niveles de glucosa siguen bajando. Cuanto más tiempo no se responda a los síntomas de alerta, más gravemente se verá afectado el cerebro. El inicio de un proceso grave se indica con convulsiones. Esto ya se considera una señal peligrosa de que el cerebro tiene una fuerte necesidad de glucosa.

Somnolencia

La persona siente una debilidad repentina, una pérdida de energía y un deseo irresistible de dormir. Esto se debe a un desequilibrio energético. La diabetes puede afectar a la capacidad del cuerpo para utilizar las grasas como «combustible». Cuando se descomponen, comienzan a formarse cuerpos cetónicos y, en lugar de la energía necesaria, existe el peligro de un coma.

Cambios de comportamiento

Mientras que los síntomas de la primera fase de la hipoglucemia pueden controlarse fácilmente, la segunda fase muestra signos de complicaciones. Entre ellas se encuentra el comportamiento inadecuado. La persona puede emitir agresividad o una alegría inexplicable. Los niveles de azúcar en sangre muy bajos se manifiestan por el desapego de la conciencia, la pérdida de contacto con la realidad. La apatía, la desidia y la falta de implicación son signos de extrema inseguridad.

Adormecimiento de manos y pies

Como consecuencia de un descenso repentino de la glucosa en el cuerpo, la circulación sanguínea se ralentiza. El objetivo es conservar la energía para la función cerebral. Los tejidos de las extremidades empiezan a recibir menos oxígeno y nutrientes. Como consecuencia, las terminaciones nerviosas mueren y la sensibilidad de las manos y los pies disminuye. Aparece en ellos una sensación de adormecimiento u hormigueo.

Deterioro de la visión

Las hormonas participan en el mecanismo de protección destinado a mantener la constancia del medio interno del organismo. Uno de ellos es la norepinefrina. Cuando se libera, se desarrollan síntomas de mayor actividad del sistema nervioso. Entre ellos se encuentra la visión borrosa y la visión difusa. Cuando una persona tiene una bajada de azúcar, sus ojos se oscurecen, ven puntos flotantes y manchas borrosas.

Vídeo

¿Bajo nivel de azúcar en la sangre, síntomas y tratamiento?

¿Has encontrado un error en el texto? Márcalo, pulsa Ctrl + Enter y lo arreglaremos.

Díselo a tus amigos:









ForoPc
VidaParalela