Relajación de los puntos gatillo con una pelota de tenis

Relajación de los puntos gatillo con una pelota de tenis.

En casa, los músculos tensos pueden relajarse con un rodillo de espuma o una pelota pequeña. Una pelota de tenis es ideal: es densa, pequeña y fácil de trabajar. También puede utilizarse para masajear fácilmente los puntos gatillo, zonas de espasmo muscular que causan dolor. Puede utilizarse en cualquier zona del cuerpo, desde el cuello hasta los pies.

Cómo dar un masaje con una pelota de tenis

La técnica básica consiste en hacer rodar el implemento a lo largo del grupo muscular. Es importante evitar la presión sobre el hueso, especialmente las vértebras: esto puede causar lesiones. Trabaja sólo con tejidos blandos. Si encuentras una zona dolorosa, reduce la presión pero aumenta el tiempo de masaje.

La terapia se basa en la relajación de la zona espasmódica, por lo que no debería producirse ningún hematoma.

Cuello

El masaje de esta zona alivia los dolores de cabeza causados por la tensión muscular y la compresión de los vasos que alimentan el cerebro.

Realiza el tratamiento diariamente cuando vuelvas a casa, asegúrate de trabajar el punto de transición hacia los hombros.

Aquí es donde se encuentran los músculos del trapecio, que se ven muy afectados en quienes se sientan en la oficina durante largos periodos de tiempo.

Para el masaje, túmbate con la espalda sobre una superficie plana y dura, y coloca una pelota de tenis en la unión del cuello con la nuca. Lentamente, con una suave presión, gira la cabeza hacia la derecha y luego hacia la izquierda. Haz una pausa en cada lado durante 30 segundos. Haz rodar la bola a lo largo de la columna vertebral durante 1 ó 2 minutos, primero por un lado y luego por el otro.

Hombros

Esta es la zona más problemática para la mayoría de la gente: debido a un estilo de vida sedentario, al trabajo con el ordenador, al acarreo de pesos y a otros factores externos. Los músculos de los hombros obstruidos cerca del cuello pueden provocar migrañas. Para relajarlos con un masaje, túmbate sobre una pelota de tenis con la zona problemática y empieza a moverte sobre ella con una suave presión.

Intenta no actuar sobre los omóplatos: pasa sólo por encima de los músculos. Puedes sujetar la bola bajo la axila y hacerla rodar por aquí para relajar la articulación.

Volver

Al trabajar en la columna torácica y lumbar, al igual que con el cuello, es importante no tocar la columna. Trabaja a ambos lados. Es mejor coger 2 bolas a la vez y ponerlas en un calcetín largo: así correrán paralelas durante el masaje. Átalo en el centro para evitar que el equipo se vuelque.

Coloca las bolas de forma que estén a ambos lados de la columna vertebral. Muévete hacia arriba y hacia abajo con una suave presión mientras estás tumbado. Si es necesario, gira hacia la izquierda o la derecha para aumentar el efecto del masaje en los puntos problemáticos. Realiza el tratamiento durante 5-10 minutos hasta que se sienta un calor agradable en los músculos.

Utiliza una pelota de tenis para masajear la espalda todos los días antes de acostarte.

Glúteos

El nervio ciático discurre entre los músculos de esta zona. Estirarlas es peligroso, ya que puede pellizcar el nervio ciático y provocar un fuerte dolor. Al masajear las nalgas con una pelota de tenis, trabaja en cada lado por separado durante 3-5 minutos.

Ajusta el nivel de presión en función de cómo te sientas: aquí se permite el trabajo muscular profundo.

Siéntate sobre una pelota de tenis con la nalga derecha doblada por las rodillas y las manos detrás de la espalda y los pies. Hazlo rodar de arriba a abajo, presionando más fuerte en un punto especialmente tenso. Para dar un masaje profundo y estirar mejor los músculos, pon el pie derecho sobre el izquierdo, apoyando el tobillo en la parte delantera del muslo. Tu rodilla debe apuntar hacia un lado. Haz lo mismo con la nalga izquierda.

Muslos

El trabajo sedentario tensa y endurece los músculos flexores y abductores. Para deshacerte de su sobrecarga (dolor, rigidez) y recuperar toda la amplitud de movimiento, haz rodar una pelota de tenis en la parte exterior del muslo.

Túmbate de lado, apoya la mano delante del cuerpo y haz un masaje profundo durante 2-3 minutos.

Músculos anteriores del muslo

Lo mejor es trabajar esta zona con 2 bolas tomadas en un calcetín de punto corto. El grupo es amplio y grande, es difícil de relajar, así que masajéalo profundamente. Dobla la pierna derecha por la rodilla y coloca la espinilla en el suelo. Presiona la parte delantera del muslo de tu pie izquierdo sobre las pelotas, rodando lentamente desde la ingle hasta la rodilla.

Presta especial atención a la parte superior.

Los isquiotibiales

Un gran grupo de músculos de la superficie posterior del muslo requiere una relajación activa en los deportistas. Se coloca una pelota de tenis bajo la nalga, con la pierna de trabajo extendida hacia delante y la otra pierna flexionada. Por detrás de la espalda, el énfasis está en las manos. Haz rodar la pelota hacia adelante y hacia atrás muy lentamente a lo largo de la parte posterior del muslo hasta la rodilla. Es aconsejable no despegar el talón del suelo. Cuanto más se presione el implemento, más profundo será el masaje.

El tratamiento se lleva a cabo hasta que se siente una sensación de calor.

Terneros

Masajea con una pelota de tenis a lo largo de la parte posterior de la espinilla de la misma manera que lo haces con los músculos del muslo. Esto ayudará a aliviar el dolor y la tensión después de largas caminatas, carreras y otros esfuerzos. Asegúrate de pasar por la parte exterior del pie, girándolo en el proceso.

No ejerzas demasiada presión sobre el tendón de Aquiles para evitar daños.

Pies

El masaje de esta zona es muy útil tanto para los corredores como para los que pasan mucho tiempo de pie. Especialmente las mujeres que llevan tacones altos. Para conseguir un efecto más fuerte, también puedes conseguir una de pinchos hecha de goma dura en lugar de una pelota de tenis. Ejerce más presión sobre los puntos biológicamente activos. Colócate con el arco del pie sobre la bola, soporta el peso sobre ella y rueda desde la punta hasta el talón.

Realiza el masaje durante 1-2 minutos. Es mejor hacerlo varias veces durante el día.

Consolidación del resultado

Para que el tratamiento sea más eficaz, mantén tu cuerpo libre de estrés durante las 24 horas siguientes.

Cuando hayas terminado el masaje, túmbate durante 30-60 minutos y cubre la zona tratada con una tela escocesa, preferiblemente de lana.

Se notará un progreso significativo si estiras y amasas los músculos con la mano después de trabajar cada zona.

Vídeo

¿Has encontrado un error en el texto? Márcalo, pulsa Ctrl + Enter y lo arreglaremos.

Díselo a tus amigos:









ForoPc
VidaParalela