Reglas de conducta para una entrevista exitosa

Reglas de conducta para una entrevista exitosa.

La oportunidad de trabajar para una gran empresa y tener una buena carrera es importante tanto para los hombres como para las mujeres. Para conseguir el trabajo que deseas, tienes que saber cómo comportarte en una entrevista de trabajo. Una entrevista de trabajo es una oportunidad para demostrar profesionalidad, causar una buena impresión y aprender más sobre el puesto vacante.

Lo que hay que saber para ir a una entrevista de trabajo

Los documentos educativos, la experiencia y las referencias son sólo una parte de lo que el director de contratación busca en un futuro empleado. Se tiene en cuenta el comportamiento en la entrevista de trabajo, la forma de hablar y el tono de voz elegido. El conocimiento de la etiqueta empresarial es necesario para superar la entrevista.

El empresario da mucha importancia a la apariencia, al saludo y a la despedida, al lenguaje corporal del solicitante de empleo.

Información sobre el posible empleador

Antes de la entrevista, investigue qué hace la empresa y familiarícese con su cultura corporativa. El conocimiento de los servicios o productos, de los clientes y de los competidores será una ventaja sobre los demás candidatos.

Comprender los objetivos estratégicos de la organización hará que te presentes con una buena imagen.

Elección de la ropa

A la hora de solicitar un puesto de trabajo, favorece los tonos neutros: negro, marrón o azul marino. A los hombres les conviene un traje tradicional y una corbata, mientras que las mujeres deben llevar pantalones o una falda con chaqueta y un vestido de negocios. Los zapatos deben elegirse a juego con la ropa, limpios y aseados. La imagen debe ser moderadamente austera: son inaceptables los tacones demasiado altos, las minifaldas y las blusas con escotes profundos.

El armario debe estar limpio y planchado.

Maquillaje y peinado

Una piel limpia y bien cuidada es esencial para la imagen de un empresario de éxito. El maquillaje de una mujer debe ser natural: cejas y pestañas naturales, sombras pastel, tonos tranquilos de colorete o barra de labios. No abuses de la base de maquillaje ni del autobronceador, olvida el nácar o los brillos. Una manicura cuidada y discreta completará el look.

Mantén tu pelo limpio y tu estilo discreto.

Una cola de caballo o un moño elegante son adecuados para el cabello largo de las mujeres. Los hombres deben evitar usar mucho gel o cera. Lo mejor es un corte de pelo clásico.

Cómo presentarse bien en una entrevista de trabajo

En una entrevista, su voz debe sonar segura, tranquila: las entonaciones suelen decir más que las palabras. Un estado de ánimo positivo, una ligera sonrisa demostrarán apertura, amabilidad. No evite el contacto visual con el entrevistador.

El discurso debe ser correcto, fluido, desprovisto de palabras parásitas, y el relato sobre uno mismo y los logros personales debe ser coherente. Ensaya de antemano las respuestas a las preguntas típicas. Prepara una historia real de una experiencia pasada que ponga de manifiesto tu profesionalidad.

Tenga en cuenta el lenguaje corporal. Los brazos y las piernas cruzadas, el encorvamiento, el mordisqueo de los labios, el golpeteo de los dedos sobre la mesa o la gesticulación excesiva no hablan en su favor. Siéntese derecho, no esconda las manos.

Para parecer natural, practica en casa delante de la cámara.

Presentarse 10-15 minutos antes de la entrevista con el empleador

La puntualidad es una cualidad que un profesional de RRHH apreciará sin duda. Se considera una buena forma de llegar a la entrevista un poco antes de la hora fijada. Entre 10 y 15 minutos son suficientes para ordenar tus pensamientos o ponerte en orden (por ejemplo, para arreglarte el pelo).

En caso de circunstancias imprevistas, llame al empresario con antelación para informarle de que llegará tarde.

Apague su teléfono móvil

De acuerdo con las normas de etiqueta, deje su teléfono móvil en modo silencioso fuera de la vista (por ejemplo, en su bolso) durante la entrevista. Cualquier mensaje de texto o llamada inesperada interrumpirá la entrevista. Esta norma se aplica a todos los dispositivos electrónicos.

Saludar al entrevistador

Para causar una buena primera impresión, saluda a la persona de RRHH. Preséntate y explica que la empresa te ha invitado a una entrevista. Los hombres estrechan la mano: usen la mano derecha, recuerden hacer contacto visual. Después, actúe según las indicaciones del responsable de la contratación.

Siéntese correctamente

La mayoría de las entrevistas suponen que el candidato está sentado en una silla de cara al entrevistador. Siéntate con la espalda recta, no te encorves, no cruces las piernas ni los brazos; puedes apoyarte ligeramente en el respaldo.

Cuelgue su bolsa en el borde de la silla, colóquela a su lado o en el suelo, pero no la sostenga en su regazo.

Escuchar atentamente a su interlocutor y responder a sus preguntas

El solicitante de empleo debe expresar su interés por lo que se le dice. No interrumpa al orador mientras esté hablando. Cuando responda a las preguntas, formule sus respuestas de forma correcta y precisa, preferiblemente con pocas palabras.

Si no entiende una pregunta, pida a la persona que la repita.

Tenga cuidado al comentar los temas provocativos que se plantean: a veces es una prueba de tolerancia al estrés.

No dude en hacer preguntas

Las entrevistas son una oportunidad para conocer mejor la empresa y la vacante. Para conocer el estilo de gestión, el ambiente de trabajo o las perspectivas de crecimiento personal, es importante hacer preguntas al empresario en la entrevista. Si no lo haces, parece que hay indiferencia hacia la vacante y la organización.

Cómo terminar bien una entrevista de trabajo

Al final de la reunión, reitere que está interesado y es apto para el trabajo. Pregunte cuál será la siguiente fase del proceso de selección o cuándo se tomará una decisión a favor de un candidato concreto. A continuación, agradezca al responsable de la contratación su tiempo.

Un apretón de manos es apropiado para los hombres.

Qué hacer después de la entrevista

Las reglas de etiqueta sugieren escribir una carta de agradecimiento normal o por correo electrónico para la entrevista. Es una buena oportunidad para recordarle al empleador su persona y mostrarle su interés por el puesto. Este gesto demostrará que el solicitante es educado y tiene buenos modales.

Vídeo

¿Ha encontrado un error en el texto? Márcalo, pulsa Ctrl + Enter y lo arreglaremos.

Díselo a tus amigos: