Qué enfermedades pueden causar dolor intestinal

Qué enfermedades pueden causar dolor intestinal.

Si experimentas constantemente dolor durante la defecación y si hay sangre ocasional en las heces, acude a tu médico. Puede ser un síntoma de hemorroides, síndrome del intestino irritable, clamidia, sífilis, infecciones fúngicas, cáncer y otras enfermedades peligrosas. Cuanto antes identifiques la causa y busques tratamiento, mejor.

Estreñimiento

Si los alimentos pasan lentamente por el tubo digestivo, el intestino succiona y absorbe demasiada agua. Esto hace que las heces se vuelvan duras y secas. El cuerpo tiene dificultades para expulsarlo, y puede provocar dolor punzante en los intestinos, hinchazón y sensación de vaciado incompleto. Se diagnostica estreñimiento si la defecación se produce menos de 3 veces por semana, pero en realidad las molestias se producen antes.

Para hacer frente al estreñimiento, sigue estas reglas:

  • Bebe mucho líquido. Evita la cafeína, el alcohol y las bebidas gaseosas azucaradas: deshidratan el cuerpo.
  • Incluye fibra y probióticos en tu dieta.
  • Reduce el consumo de carne, leche, arroz y otros alimentos que pueden provocar estreñimiento.
  • Haz ejercicio, camina.
  • Sustituye el medicamento si ha tenido este efecto secundario.
  • Toma laxantes en casos graves, sólo por recomendación del médico.

Hemorroides

Las hemorroides pueden ser la causa de que te duelan los intestinos. Las venas del recto se hinchan alrededor del ano, formando nódulos dolorosos. Se produce un dolor agudo y aplastante al defecar, sangre en las heces y en el papel higiénico, picor anal e incontinencia fecal. Si las hemorroides son externas, se pueden sentir bultos cerca del ano que son dolorosos o que pican.

Las siguientes medidas pueden ayudar a aliviar los desagradables síntomas:

  • Un baño caliente durante 10 minutos al día para aliviar el dolor.
  • Crema para aliviar el picor y el ardor en las hemorroides.
  • Ingesta de fibra.
  • Papel higiénico suave.
  • Compresa fría para aliviar la hinchazón.
  • Antiinflamatorios no esteroideos (ibuprofeno, naproxeno).
  • Pastillas para ablandar las heces.

Fisuras anales

Aparecen pequeñas llagas alrededor del ano debido a heces demasiado duras o abundantes. Tardan mucho en curarse, varias semanas, durante las cuales sangran, duelen, pueden producirse picores y ardor. El médico prescribe pomadas antiinflamatorias y analgésicas para el tratamiento. En raros casos, es necesario operar.

Para reducir las molestias:

  • Bebe más líquidos.
  • Consume alimentos ricos en agua (sandía, pepinos).
  • Incluye en tu dieta alimentos que hagan que tus heces sean más blandas.
  • Come de 20 a 45 g de fibra al día.
  • Toma un baño sentado para mejorar el flujo sanguíneo y relajar los músculos.

Colitis ulcerosa y síndrome del intestino irritable

La inflamación del intestino que provoca hinchazón, dolor y erosiones en el colon y el recto es la colitis ulcerosa. La patología puede provocar calambres de estómago y diarrea sanguinolenta o purulenta. La enfermedad intestinal es incurable. La colitis puede curarse completamente mediante una intervención quirúrgica para eliminar el tejido enfermo. Los anestésicos y antiinflamatorios y la dieta pueden ayudar a aliviar el dolor.

El síndrome del intestino irritable afecta a uno de cada diez adultos. Síntomas de la patología:

  • Dolor agudo o punzante en el abdomen;
  • diarrea o estreñimiento;
  • Mucosidad en las heces;
  • Hinchazón del abdomen;
  • aumento de la gaseosidad.

La causa del trastorno no está clara. Entre las principales teorías están la alimentación, el desequilibrio hormonal, el estrés, la depresión y otras enfermedades mentales. Para el tratamiento se prescriben medicamentos antiinflamatorios, inmunosupresores, suplementos de hierro, calcio y vitamina D, y una dieta baja en calorías. En raras ocasiones, puede ser necesaria una intervención quirúrgica para extirpar la parte afectada del intestino.

Eczema o psoriasis

Las enfermedades crónicas de la piel pueden afectar a la zona que rodea al ano. Pueden producirse dolores, picores y hemorragias. Acude al médico si tienes eczema, psoriasis o verrugas. Los ungüentos se utilizan para tratar enfermedades de la piel. Puede ordenarse una intervención quirúrgica para eliminar las verrugas.

Clamidia o sífilis

Los agentes causantes de estas enfermedades suelen entrar en el cuerpo a través del sexo anal. Las bacterias entran en el intestino, lo irritan y provocan una inflamación. El colon se hincha y duele durante la defecación. Se producen molestias, ardor al orinar, secreción de los genitales y molestias durante las relaciones sexuales.

Las enfermedades infecciosas no pueden ser ignoradas. La clamidia no desaparece por sí sola, la sífilis es mortal. Se prescriben antibióticos para el tratamiento. Durante la terapia, abstente de tener relaciones sexuales. Para prevenir la infección, utiliza preservativos durante las relaciones sexuales, incluidas las orales y anales. Hazte pruebas periódicas de clamidia, sífilis y otras enfermedades de transmisión sexual si eres sexualmente activo y cambias de pareja con frecuencia.

Infecciones fúngicas

El dolor y el picor rectales, de leves a intensos, son un síntoma de un hongo que ha invadido el cuerpo. Para deshacerte de ella, acude a tu médico. Identificará el tipo de patógeno y recetará pastillas para erradicarlo. No esperes que los hongos desaparezcan por sí solos. Las esporas del parásito son muy tenaces y, si consigue arraigar, será difícil eliminarlas.

Endometriosis

Dolor abdominal en la zona intestinal con endometriosis. La patología se produce cuando la mucosa del útero crece de forma anormal y se extiende más allá del órgano. El tejido puede adherirse al intestino grueso, lo que provoca irritación, hemorragia y dolor agudo o punzante. La enfermedad hace que la mujer sea infértil. Para concebir, debe someterse a un tratamiento. El médico prescribe una terapia hormonal, analgésicos y, con menor frecuencia, una intervención quirúrgica para eliminar el exceso de tejido.

Proctitis

La patología se desarrolla cuando se inflama la mucosa del recto o el canal por el que salen las heces. Las causas son las bacterias intestinales de transmisión sexual, la inflamación del tracto gastrointestinal y la radioterapia para el cáncer. Los síntomas de la proctitis incluyen dolor y sangre al vaciar, diarrea, secreción mucosa por el ano y ganas frecuentes de defecar.

Para tratar y prevenir la enfermedad, sigue estos consejos:

  • Utiliza preservativos durante las relaciones sexuales.
  • Evita el contacto estrecho con una pareja que tenga úlceras visibles, erosiones en la zona genital.
  • Toma medicamentos antivirales y antibióticos prescritos por tu médico. Si te sometes a radioterapia, toma medicamentos para aliviar los efectos secundarios.
  • Toma un laxante para ablandar las heces.
  • Hazte una operación para eliminar las partes dañadas del recto si no puedes prescindir de él.

Virus del papiloma humano

Esta infección provoca verrugas cerca del ano, los genitales, la boca y la garganta. Las verrugas anales pueden irritarse durante la defecación y provocar un dolor ardiente. Si no se eliminan, puede producirse un cáncer de cuello uterino o de canal anal. La enfermedad no es completamente curable, y los papilomas pueden reaparecer después de ser extirpados. Para prevenirlo, utiliza preservativos durante las relaciones sexuales y ponte la vacuna contra el VPH.

Cáncer anal o rectal

El dolor en el ano puede indicar un tumor maligno. Otros síntomas de cáncer:

  • Color y forma atípicos de las heces.
  • Sangre en las heces o en el papel después de limpiarlo.
  • Bultos dolorosos cerca del ano.
  • Picor en la zona del ano.
  • Estreñimiento o diarrea frecuentes.
  • Aumento de los gases, hinchazón del abdomen.
  • Pérdida de peso inexplicable.
  • Dolor constante, calambres abdominales.

Muchos síntomas aparecen en las últimas fases del cáncer, por lo que debes estar atento a cualquier cambio. Cuanto antes acudas al médico y recibas tratamiento, más posibilidades tendrás de sobrevivir. En el estadio 1, el tratamiento es eficaz en un 90%, mientras que en el estadio 3 sólo lo es en un 30%. Para eliminar las células cancerosas, tu médico te recetará quimioterapia y radioterapia. Puede ser necesaria la cirugía para extirpar la parte afectada del recto y el colon.

Vídeo

¿Has encontrado un error en el texto? Márcalo, pulsa Ctrl + Enter y lo arreglaremos.

Díselo a tus amigos: