Qué alimentos son buenos para el hígado y el cuerpo humano

Qué alimentos son buenos para el hígado y el cuerpo humano.

Cuando este órgano funciona mal, la digestión y el metabolismo de las grasas se alteran. El hígado asegura la eliminación de venenos y toxinas. Para evitar el mal funcionamiento del hígado, es importante llevar una dieta sana. Tienes que comer alimentos disponibles y saludables. Si los introduces en tu dieta, puedes mejorar el filtro principal del cuerpo humano.

Café y té.

Estas bebidas favoritas tienen beneficios para la salud. El café evita la acumulación de grasa y tejido conectivo en el hígado. La bebida reduce la inflamación del órgano. Los compuestos que contiene el café ayudan a las enzimas del hígado a eliminar las toxinas del cuerpo.

La bebida reduce el riesgo de enfermedades crónicas del órgano.

Beber de 5 a 10 tazas de té verde al día puede mejorar el recuento sanguíneo. La bebida, con alto contenido en antioxidantes, aumenta los niveles de enzimas hepáticas, reduce los efectos oxidativos y disminuye los depósitos de grasa. Se ha observado una reducción del riesgo de enfermedad en las personas que bebían 4 tazas de té verde al día.

Yogur natural

Este alimento saludable para el hígado contiene probióticos lácteos. Las bacterias del yogur alimentan los microorganismos del intestino y mejoran la función de todo el sistema digestivo. Es aconsejable elegir un producto natural sin azúcar ni aditivos. Si el yogur se consume a diario, puede detener el desarrollo de las células grasas y reducir la posibilidad de cirrosis o cáncer.

Pomelo

El fruto contiene dos antioxidantes principales, la naringina y la naringenina. Protegen, protegen las células del hígado de la inflamación. Estos compuestos reducen la acumulación de grasa y aumentan la producción de enzimas que la queman. El pomelo es un ingrediente importante en la lucha contra la enfermedad del hígado graso no alcohólico (NAFLD).

Arándanos y arándanos rojos

Las bayas de color oscuro contienen un grupo de polifenoles. Estas sustancias protegen a las células del órgano de los efectos negativos. Los alimentos buenos para el hígado son los arándanos, las moras y los arándanos rojos. Aportan al órgano antioxidantes. Esto reduce el daño de los radicales libres en sus tejidos. El consumo regular de bayas estimula el sistema inmunitario. Pueden añadirse al yogur o comerse al natural.

Uvas

El fruto, el zumo y las semillas de estas bayas son ricos en antioxidantes. Las uvas tienen un efecto antiinflamatorio y ayudan a prevenir daños en los órganos. Los nutricionistas recomiendan comer las bayas enteras. El extracto de semilla de uva, rico en nutrientes, también puede añadirse a las comidas.

Zumo de remolacha

Una dieta para el hígado incluye el consumo de este vegetal. La remolacha contiene el antioxidante betaína. Esta sustancia restablece el metabolismo de la grasa, evita la infiltración del órgano y protege las células de la destrucción. Si el zumo de remolacha se bebe durante mucho tiempo, puede reducir los daños en el ADN y en el hígado. La dosis es de 1 taza al día, 2-3 veces a la semana.

Coles de Bruselas y brócoli

Una dieta saludable para el hígado debe incluir verduras y hierbas. El brócoli, la coliflor y las coles de Bruselas favorecen la capacidad del órgano para eliminar las sustancias nocivas.

Et y las verduras contienen quercetina, un antioxidante que tiene un efecto positivo en el órgano filtrador. La col puede comerse cruda y hervida. Reduce el riesgo de desarrollar cáncer.

Nueces

Estos alimentos son una fuente sana de grasas saludables. Las nueces contienen ácidos Omega-3, magnesio, manganeso y zinc. Su consumo reduce el riesgo de inflamación, regula la composición de la sangre, los niveles de enzimas, reduce los triglicéridos, el colesterol. Come un puñado de frutos secos una vez a la semana.

Pescados grasos

Los nutricionistas recomiendan comer arenque o salmón cada tres días. El pescado es rico en ácidos grasos Omega-3. Estos reducen la probabilidad de desarrollar NAFLD y reducen la inflamación. Estos alimentos grasos son muy buenos para el hígado, ya que le ayudan a regenerarse.

Aceite de oliva

Este producto ayuda a reducir el colesterol malo, los triglicéridos en la sangre y a aumentar la sensibilidad a la insulina. El aceite de oliva detiene el proceso oxidativo debido a su alto contenido en ácidos grasos insaturados. Es mejor utilizar el producto sin cocinar y aliñar las ensaladas con él.

Harina de avena

Para mantener tu hígado sano, debes introducir la avena en tu dieta. La avena contiene fibra, que mejora la digestión. Los cereales son ricos en betaglucanos. Estas sustancias atraen el colesterol dañino, impidiendo que llegue al órgano filtrador. Es preferible utilizar avena entera o grañones de avena. Las papillas preparadas en la tienda suelen contener azúcar y aditivos.

Ajo

Necesitas comer esta saludable verdura para mantener tu hígado sano. El ajo es rico en alicina. El antioxidante protege al organismo del daño oxidativo.

El ajo rejuvenece las células del hígado, mejora el flujo sanguíneo y detiene el desarrollo de cálculos. Los compuestos biológicamente activos se liberan cuando el vegetal se seca o tras 5-10 minutos de trituración. Las propiedades beneficiosas se destruyen con el calor.

El ajo puede consumirse en forma de cápsulas o añadirse fresco a las comidas: 1-2 cucharaditas al día. Es útil comer 1 diente cada mañana.

Ginseng

La raíz de la planta medicinal contiene ginsenósidos. Estas sustancias protegen al órgano de los daños, la cirrosis y la obesidad. El ginseng mejora los valores sanguíneos y reduce los niveles de colesterol. La planta tiene muchas contraindicaciones y es mejor consultar a un médico antes de utilizarla.

Zanahorias

Esta verdura es rica en antioxidantes, vitaminas, minerales y fibra. El zumo de zanahoria reduce significativamente los niveles de triglicéridos y de ácidos grasos monoinsaturados. Si lo tomas regularmente, con un vaso cada dos días, puedes reducir la probabilidad de padecer NAFLD y protegerte de las toxinas. Comer una taza de zanahorias cocidas en lugar de zumo es aceptable.

Aguacate

Esta fruta mantecosa y con sabor a nuez protege el hígado de la inflamación. Los aguacates son ricos en grasas saludables que tienen propiedades antioxidantes. Los nutricionistas recomiendan comer un cuarto de la fruta 2-3 veces a la semana.

Beneficios de los alimentos vegetales para el hígado

Las verduras de hoja verde protegen al órgano del daño oxidativo. Los alimentos buenos para el hígado son las espinacas, la lechuga, los rábanos, los boniatos, la rúcula y los espárragos. Tienen un alto contenido en vitaminas A, C y K, calcio y antioxidantes.

Estas sustancias reducen la inflamación y protegen las células de la obesidad. Las acelgas, las hojas de mostaza, los berros y el rábano picante, reducen el riesgo de cáncer de hígado.

Alimentos vegetales para la salud del hígado:

  • plátano;

  • cebada;
  • calabaza;
  • arroz integral;
  • higos;
  • limón;
  • melón;
  • apple;
  • jengibre;
  • de ciruela;
  • espino cerval;
  • papaya;
  • alcachofa;
  • fruta seca;
  • sandía.

Vídeo

¡Atención! La información contenida en este artículo es meramente informativa. No pretende ser un sustituto del tratamiento. Sólo un médico cualificado puede hacer un diagnóstico y formular recomendaciones de tratamiento basadas en las características individuales de cada paciente.

¿Has encontrado un error en el texto? Márcalo, pulsa Ctrl + Enter y lo corregiremos.

Díselo a tus amigos:









ForoPc