Qué alimentos conservan sus propiedades saludables cuando se congelan

Qué alimentos conservan sus propiedades saludables cuando se congelan.

El tratamiento de la temperatura no siempre afecta a las propiedades saludables de los alimentos y las comidas. Una nutricionista española nos explica qué se puede congelar sin temor a comprometer su sabor o su atractivo para el consumidor.

El pan

El pan congelado puede conservarse hasta 1 mes. Es preferible cortar previamente un pan fresco en pequeñas rebanadas y envasarlo bien en film transparente o en una bolsa de vacío. Almacenar en el congelador por separado de otros alimentos.

Piña

Después de comprar la fruta, pélala y retira el pedúnculo. La parte comestible de la piña debe cortarse en pequeños cubos o medios anillos y colocarse en una toalla de papel para escurrir el exceso de líquido (jugo). A continuación, envuelva las piezas herméticamente con film transparente o una bolsa de celofán y métalas en el congelador. Una vez descongelada, los nutricionistas no recomiendan comer la piña cruda.

Carne, pescado y huevos

Antes de meter la carne en el congelador, es mejor enjuagarla bajo el grifo, secarla y eliminar el exceso de grasa y las venas (cortar la carne). Las aves de corral pueden almacenarse hasta 12 meses sin que pierdan calidad. El contenido en proteínas de las canales de pollo y pavo no cambia.

El pescado conserva sus propiedades útiles a bajas temperaturas hasta 3 meses. Antes de la congelación, debe limpiarse de escamas, retirarse y secarse con toallas de papel.

Los nutricionistas recomiendan no congelar los huevos. Sin embargo, si es necesario, es aconsejable deshacerse de las cáscaras, ya que pueden agrietarse a diferentes temperaturas (frío-calor). Es preferible congelar la yema y la clara por separado.

Verduras y hierbas

Un nutricionista recomienda hervir las espinacas, el eneldo, la acedera, la col rizada y el maíz antes de congelarlos. Esto ayudará a eliminar los hongos que pueden estropear la calidad nutricional de los alimentos. Los calabacines y las berenjenas deben cocinarse previamente y meterse en el congelador. Los guisantes verdes son ideales para almacenarlos sin tratamiento térmico a bajas temperaturas. La raíz de jengibre también se congela bien y conserva sus propiedades saludables.

Caldos y sopas de verduras

Para los que no tienen tiempo de cocinar, los primeros platos congelados son una gran opción para las comidas caseras y saludables. El agua de las sopas y caldos cristaliza rápidamente y los nutrientes se conservan durante tres meses.

¿Ha encontrado un error en el texto? Márcalo, pulsa Ctrl + Enter y lo arreglaremos.

Díselo a tus amigos:









ForoPc
VidaParalela
Tarabu
Nosbi