Probióticos para el intestino

Probióticos para el intestino.

El equilibrio de las bacterias en el tracto digestivo tiene una gran influencia en el estado del organismo. Para normalizarlo, es útil tomar suplementos especiales con probióticos. Son microorganismos vivos. Se encuentran en los alimentos fermentados y tienen una serie de beneficios para la salud. El tratamiento con probióticos debe ser supervisado por un médico.

Restablecer la microflora intestinal

Hay unos 50 billones de bacterias en el tracto digestivo. Todos ellos se dividen convencionalmente en beneficiosos y perjudiciales. La flora intestinal es un equilibrio de ambos tipos de microorganismos; la salud depende de cuál de ellos predomine. Los microorganismos útiles son los lactobacilos y las bifidobacterias. Inhiben el crecimiento de los microbios dañinos. Algunas condiciones, como una enfermedad o la toma de antibióticos, pueden provocar desequilibrios. Los probióticos, en cambio, pueden restablecer rápidamente la microflora intestinal.

Prevención de la diarrea

Una consecuencia frecuente de la toma de antibióticos es la diarrea. Esto se debe a un cambio en la composición de las bacterias. Los probióticos para el intestino se consideran una protección contra esta enfermedad. Ayudan a evitar la diarrea y el estreñimiento relacionados con los antibióticos, así como otras formas de trastornos intestinales. Los probióticos son eficaces no sólo para la prevención, sino también para el tratamiento de la diarrea. Para el tratamiento, elige sólo productos naturales con lactobacilos.

Mejora del estado de ánimo

Los beneficios de los probióticos para el organismo no sólo consisten en normalizar el bienestar físico, sino también en estabilizar el bienestar emocional. La investigación ya ha demostrado la conexión entre las bacterias del intestino y el cerebro humano. Los mecanismos de esta interacción aún no se comprenden del todo, pero se puede concluir que tomar probióticos afecta a la salud mental.

Los experimentos con animales y la observación de un grupo de voluntarios han revelado el papel de las bacterias en el tratamiento de los trastornos depresivos. El consumo regular de suplementos probióticos durante 1 ó 2 meses conduce a una reducción del estrés y la ansiedad. Las personas que tomaron cápsulas que contenían cepas de bifidobacterias y lactobacilos tenían niveles más bajos de insulina y proteínas inflamatorias agudas en la sangre.

Alivio de los síntomas de la alergia

La observación de los bebés a los que se les dio leche suplementada con probióticos mostró una reducción de sus síntomas de eczema. Las mujeres que tomaron alimentos fermentados durante el embarazo tuvieron un 83% menos de riesgo de tener un hijo con predisposición a las alergias. Ciertas cepas de bacterias ayudan a los adultos a combatir los síntomas de la intolerancia a la leche. Estas propiedades de los probióticos son todavía poco conocidas.

Salud del corazón

La relación entre la microflora y los intestinos no es sólo de coexistencia inofensiva, sino de beneficio mutuo. Esto significa que las bacterias beneficiosas realizan algunas funciones importantes para el organismo del que viven. Se cree que uno de ellos descompone la bilis en los intestinos produciendo ácido láctico. Esto hace que se reduzcan los niveles de colesterol malo en la sangre. Tomar probióticos durante 8-9 semanas mejora la función cardíaca.

Normalización de la digestión

Las enfermedades inflamatorias del intestino son muy comunes. De ellas, la enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa son más comunes. Sus síntomas incluyen malestar digestivo. En el tratamiento de estas afecciones, se ha comprobado que la toma de suplementos probióticos con bacterias bacillus es tan eficaz como la medicación. Los probióticos también pueden reducir los síntomas del síndrome del intestino irritable.

Fortalecer el sistema inmunitario

Se cree que una de las propiedades más conocidas de la microflora es la estimulación de la producción de anticuerpos naturales. Son células inmunitarias que se producen en la médula ósea, el timo, el bazo y otros órganos. Los probióticos ayudan al organismo a aumentar el número de bacterias beneficiosas en el intestino, lo que acelera el proceso de creación de células. La ingesta regular de suplementos fermentados reduce el riesgo de enfermedades respiratorias en un 17% y de infecciones urinarias en un 50%.

Aumento de la quema de grasas

Hay varios mecanismos de pérdida de peso. Las bacterias están implicadas en cada una de ellas. Algunos probióticos interfieren en la absorción de las grasas alimentarias, mientras que otros aceleran el proceso natural de eliminación de las mismas. Estos procesos dan lugar a un menor número de calorías y a un menor almacenamiento de grasa en el cuerpo. No todos los probióticos favorecen la pérdida de peso. Algunos tipos pueden provocar un aumento de peso. Consulta a tu médico antes de utilizar suplementos quemagrasas.

Vídeo

¿Has encontrado un error en el texto? Márcalo, pulsa Ctrl + Enter y lo arreglaremos.

Díselo a tus amigos:









ForoPc
VidaParalela
Tarabu
Nosbi