Por qué la orina se vuelve opaca

Por qué la orina se vuelve opaca.

Los análisis del biomaterial humano son muy importantes para diagnosticar enfermedades. El color y el olor de la orina, su transparencia y la presencia de impurezas pueden decir mucho sobre tu salud. La orina normal es de color amarillo claro y sin sedimentos. Si hay un cambio en cualquiera de estos parámetros, hay algo que no funciona en tu cuerpo.

El color de la orina viene dado por la sustancia urobilina y las impurezas son compuestos orgánicos cristalizados. La turbidez puede producirse por diversas razones. Algunos son naturales, como el consumo de bebidas con sustancias colorantes, pero lo más frecuente es que el síntoma esté causado por enfermedades del sistema urogenital.

Deshidratación

La afección se produce por una ingesta insuficiente de líquidos, con sobrecalentamiento, diarrea grave o vómitos. Cuando se normaliza el equilibrio hídrico, este síntoma desaparece. Los riesgos para la salud se producen cuando la deshidratación es extrema y los procesos metabólicos se interrumpen de forma irreversible.

Una pérdida de más del 20% del contenido total de agua del cuerpo se considera fatal. Los trastornos de los órganos y sistemas comienzan ya con un 1% de pérdida de líquido. La orina turbia se considera el principal signo evidente de deshidratación. Si no hay otros síntomas, intenta beber más líquidos durante 3-4 días. Si esto no ayuda, acude a tu médico.

Infecciones

La orina es el producto del procesamiento de diversas sustancias que el cuerpo utiliza para sus necesidades. Lo que queda en la sangre es filtrado por los riñones y entra en la vejiga. Cuando se vacía, todos los productos de desecho se eliminan del cuerpo. Algunas enfermedades provocan impurezas de origen orgánico en la orina. Entre ellas se encuentran la sangre, el pus, las proteínas y algunas otras sustancias.

La orina opaca con impurezas se observa cuando el cuerpo está infectado. Las bacterias pueden invadir cualquier parte del sistema genitourinario. Lo más frecuente es que las infecciones afecten a la uretra y a la vejiga. Esto va acompañado de un olor desagradable, rigidez al orinar y dolor en la pelvis. El número de idas al baño aumenta con el mismo nivel de líquidos ingeridos.

Vías urinarias

  • Cistitis – es la enfermedad infecciosa más común de este grupo. Se da con más frecuencia en las mujeres. Los hombres también se ven afectados, pero raramente. El proceso inflamatorio afecta a la vejiga. El agente causante es E. coli. Los principales síntomas son dolor al orinar, sangre en la orina y ganas frecuentes de orinar.
  • Uretritis – Infección de las paredes de la uretra. Los leucocitos se acumulan en el lugar donde se acumulan las bacterias. Esto explica la presencia de pus en la orina. Los signos de la enfermedad son la secreción de la uretra y el dolor al vaciar la vejiga.

Género

  • Gonorrea – Es una enfermedad venérea, cuyo agente causante es el gonococo. Tanto los hombres como las mujeres se ven afectados. Los principales síntomas son una orina fétida y turbia, una secreción purulenta y un olor desagradable de la vagina.
  • Clamidia – es una de las ETS más comunes. En sus fases iniciales, puede no presentar síntomas evidentes. Los signos iniciales incluyen una secreción mucosa amarillenta, picor al orinar y dolor en la ingle. El enturbiamiento de la orina es más frecuente en los hombres que en las mujeres.
  • Candidiasis – Una lesión fúngica que se acompaña de picor y de una secreción blanca y cuajada.

Renal

Las infecciones bacterianas del tracto urinario superior provocan el desarrollo de una pielonefritis. Es una inflamación de los túbulos del riñón. Suele estar causada por una cistitis o una uretritis no tratadas. Las mujeres embarazadas tienen un mayor riesgo. La enfermedad puede ser aguda o crónica. La orina turbia no es el único signo. Cuando una persona tiene pielonefritis, el estado general empeora considerablemente.

Síntomas de una infección renal:

  • Dolor lumbar y abdominal;
  • Fiebre;
  • náuseas;
  • escalofríos;
  • Falta de apetito.

Vulvovaginitis y prostatitis

Si las infecciones genitales no se tratan a tiempo, se producen complicaciones. La vulvovaginitis es consecuencia de infecciones bacterianas, víricas o fúngicas. A veces el cuerpo reacciona a los componentes del jabón y de los productos de higiene. Las manifestaciones de la vulvovaginitis son impurezas purulentas en la orina y dolor en el bajo vientre.

Una complicación de la tricomoniasis no tratada en los hombres es la prostatitis, es decir, la inflamación de la glándula prostática. La orina turbia es su síntoma más inocuo. Otras son el dolor perineal y una secreción verdosa de la uretra.

Piedras

Si tu orina es turbia, con sedimentos, puede indicar la presencia de depósitos sólidos en tus riñones. Los cálculos, o concreciones, son depósitos de minerales en las paredes interiores del órgano. Se forman debido a una ingesta excesiva de fósforo, calcio y sustancias purinas. La formación de cálculos se ve favorecida por el consumo de grandes cantidades de carne, legumbres y agua mineral. Si los cálculos tienen bordes afilados, pueden dañar los uréteres cuando salen del cuerpo.

La urolitiasis tiene síntomas muy evidentes. Estos incluyen dolor intenso, náuseas y fiebre. Si un cálculo bloquea el uréter, el paciente no puede orinar correctamente. El enturbiamiento de la orina se produce cuando el tracto urinario está dañado e infectado. Puede haber una mezcla de sangre y pus.

Diabetes

Un nivel de glucosa demasiado alto hace que los riñones trabajen duro para neutralizarlo. Cuando el órgano no puede hacer frente a la carga, parte del azúcar pasa a la orina, por lo que ésta se vuelve turbia. Si hay otros síntomas de diabetes (sed excesiva, visión borrosa) acude a tu médico. Te prescribirá una dieta para controlar los niveles de azúcar y desarrollará un plan de tratamiento.

Vídeo

¿Has encontrado un error en el texto? Márcalo, pulsa Ctrl + Enter y lo arreglaremos.

Díselo a tus amigos:









ForoPc
VidaParalela
Tarabu
Nosbi