La unidad de disco duro se desconecta durante el funcionamiento: ¿por qué, cómo solucionarlo, es peligroso para la unidad?

La unidad de disco duro se desconecta durante el funcionamiento: ¿por qué, cómo solucionarlo, es peligroso para la unidad?.

El problema del almacenamiento de datos es bastante grave para muchos usuarios de ordenadores. Con el desarrollo masivo de Internet, cada vez más personas comienzan a utilizar el almacenamiento en la «nube», pero no siempre son convenientes, especialmente cuando la velocidad de Internet no es la más alta. En estas situaciones, los discos duros -externos o internos- son útiles. Pero hay un problema con ellos: el disco duro se desactiva en Windows si no es un disco del sistema. Esto es bastante fácil de arreglar, y evitará que el disco duro falle pronto.

¿Por qué es peligroso que un disco duro se desconecte cuando no está en uso?

Determinar si un segundo disco duro de su ordenador se está apagando mientras su sistema está funcionando es fácil. Hay dos criterios principales para tomar esta determinación:

  • El sonido. Si se trata de un disco duro con husillo giratorio (que es el que se utiliza como almacenamiento de archivos en el 99,9% de los casos), sus procesos de encendido y apagado se oyen claramente;
  • La velocidad. Si una unidad de disco duro adicional de un ordenador se detiene, tarda de 3 a 5 segundos en volver a funcionar normalmente. Es muy fácil notar al acceder a los archivos de la unidad que ésta no ha respondido durante algún tiempo – en este momento el disco duro está ganando la velocidad necesaria para que el sistema pueda leer datos de él.

Hay mucha discusión en Internet sobre si es peligroso que Windows desconecte permanentemente tu disco duro. Hay que tener en cuenta tres parámetros principales.

El primero es el número de ciclos de overclocking/underclocking del disco duro. Se cree que el software de cualquier unidad de disco duro tiene un determinado número de ciclos tras los cuales queda inutilizado. Una unidad de disco duro moderna media tiene entre 250.000 y 500.000 ciclos de overclocking, es decir, el número de veces que puede detenerse y someterse a overclocking antes de desgastar sus cabezales.

El segundo parámetro analizado es la eficiencia del consumo de energía. Cuando un disco duro se apaga, deja de recibir energía de la fuente de alimentación, por lo que funciona únicamente con el protocolo SATA. La eficiencia energética del protocolo SATA es suficiente para que la unidad sea detectada por el sistema a bajas velocidades (por eso aparece en Mi PC). Sin embargo, cuando se accede a una unidad, para leer o escribir nueva información desde ella, se requiere energía adicional, que la fuente de alimentación comienza a transferir automáticamente. Por lo tanto, el constante encendido y apagado del accionamiento provoca el desgaste no sólo de los cabezales, sino también de la fuente de alimentación. Sin embargo, esta solución tiene un lado positivo: también ahorra energía eléctrica. No se trata de una cuestión de economía fantástica, y los datos medios demuestran que la desconexión del disco duro adicional mientras el sistema está en funcionamiento puede ahorrar 2-3 kilovatios al mes.

El tercer parámetro es el desgaste de los elementos del disco duro durante su funcionamiento. Al no permitir que un disco duro adicional del ordenador entre en reposo, su velocidad de rotación se mantiene constante. Esto significa que hay desgaste en todos los elementos del disco duro. Los expertos han elaborado una interesante teoría según la cual 5 horas de funcionamiento ininterrumpido del disco duro equivalen a un ciclo de parada y arranque del mismo, en términos de desgaste de sus componentes. Por supuesto, esta cifra es un resultado medio.

Una vez leída la información anterior, se puede llegar a una conclusión sobre la necesidad de apagar el disco duro adicional mientras el sistema está en funcionamiento. A continuación encontrará instrucciones sobre cómo utilizar las herramientas de Windows para evitar que el disco duro adicional del ordenador entre en suspensión mientras el sistema operativo está activo. Utilizando la misma instrucción, cambiando un parámetro, puede configurar el disco duro para que se apague de la fuente de alimentación principal después de un cierto período de tiempo de inactividad.

¿Cómo puedo hacer que mi disco duro no se apague (se ponga en pausa) durante el funcionamiento?

Si desea que su disco duro se apague después de un cierto período de funcionamiento activo, establezca el tiempo después del cual el disco duro se apagará en la configuración de Windows, o establezca la configuración en «Nunca».

Consulte las instrucciones detalladas para Windows 10, que también son pertinentes para las versiones anteriores del sistema operativo:

  1. Haga clic con el botón derecho del ratón en el icono de Inicio y seleccione «Panel de control» en el menú que aparece. Cuando se abra, cambie la vista de «Categoría» a «Iconos pequeños» y vaya a «Poder».
  2. En «Alimentación», debe cambiar el perfil por defecto. Para ello, haga clic en «Configurar el circuito de alimentación» junto al perfil marcado como activo.
  3. A continuación, se abrirá la información sobre el perfil instalado, y aquí hay que profundizar aún más en la configuración haciendo clic en «Cambiar la configuración avanzada de energía».
  4. Aquí debe seleccionar «Disco duro», luego abrir el menú «Desconectar disco duro a través de», y en la columna «Valor» establecer el parámetro requerido. Para evitar que el disco duro adicional se desconecte, deberá establecer el valor en «0». A continuación, sólo queda aplicar los cambios y la configuración está completa.

Después de realizar los ajustes anteriores, la unidad de disco duro del ordenador ya no se apagará espontáneamente, sino que lo hará después de la hora que haya establecido.