Enfermedades indicadas por los antojos de ciertos alimentos

Enfermedades indicadas por los antojos de ciertos alimentos.

Los antojos de ciertos alimentos son el resultado de deficiencias nutricionales. En algunos casos, los antojos de comida están relacionados con necesidades emocionales, en las que la comida contribuye a la producción de sustancias químicas beneficiosas para la salud en el cerebro. En otras situaciones, el impulso de comer un producto concreto surge porque la persona sigue una dieta estricta o monótona. Sin embargo, los médicos insisten en que algunos antojos de comida señalan problemas de salud.

Osteoporosis

Los trastornos de la estructura ósea y los problemas óseos se evidencian en el deseo de consumir productos lácteos fermentados y quesos duros y blandos. Los médicos advierten que estos alimentos tienen muchas calorías, por lo que recomiendan sustituirlos por verduras y hierbas. Por ejemplo, 100 g de brócoli contienen 66 mg de fósforo, potasio, magnesio, calcio y otros nutrientes, y tienen muy pocas calorías: 64 kcal.

Estrés crónico, fatiga

La pasión por el chocolate y las ganas de comer dulces son signos de deficiencia de magnesio y vitamina B, que son responsables de las funciones de los tejidos y del cuerpo. Los granos de cacao no son la única fuente de este mineral, por lo que los médicos aconsejan incluir en tu dieta verduras de hoja oscura, frutos secos, semillas, pescado y aguacates ricos en este mineral.

El cuerpo, sometido a estrés, también necesita el aminoácido triptófano. Para los que no pueden imaginar su vida sin el chocolate, los científicos aconsejan diversificar el menú con boniatos (batatas), sultanas, hígado de ternera y avena integral.

Trastornos metabólicos e infecciones

El picoteo constante, el hambre y el deseo de comer bocadillos deliciosos son indicativos de problemas metabólicos. Los antojos de aperitivos picantes pueden indicar infecciones ocultas. Los dietistas recomiendan comer chucrut para dejar el mal hábito y restablecer el equilibrio del organismo. Su consumo diario refuerza el sistema inmunitario, previene el envejecimiento prematuro y regula el metabolismo.

Deshidratación del cuerpo

Los antojos salados son un síntoma de una alteración del equilibrio hidroelectrolítico. La deshidratación es peligrosa para el organismo, por lo que es importante establecer un régimen de consumo y beber al menos 2 litros de agua clara sin gas al día.

Diabetes mellitus

La sed excesiva es un signo temprano de diabetes. Pero no es sólo el deseo de beber después de un ejercicio extenuante y durante una ola de calor. Es una sed más pronunciada que se acompaña de una micción excesiva. Si esto ocurre, debes acudir a un médico o al hospital lo antes posible.

Deficiencia de hierro

El deseo de comer cosas sin valor nutritivo -hielo, papel, tiza- es indicativo de anemia ferropénica. Según los científicos, la masticación compulsiva de elementos no digeribles aumenta el flujo sanguíneo al cerebro y ayuda a combatir la lentitud causada por la falta de hierro.

¿Has encontrado un error en el texto? Márcalo, pulsa Ctrl + Enter y lo arreglaremos.

Díselo a tus amigos: