Dolor en las piernas desde la rodilla hasta el pie

Dolor en las piernas desde la rodilla hasta el pie.

Por término medio, la gente camina de 3.000 a 4.000 pasos cada día. Esta tensión en las piernas no puede desaparecer. Con el tiempo, empiezan a aparecer problemas, y la mayoría de ellos van acompañados de dolor. Sus causas suelen estar relacionadas con lesiones de huesos, tendones y ligamentos, o con procesos inflamatorios. En algunos casos, se necesita la ayuda de un médico para el dolor de piernas.

Zapatos incómodos

El uso de tacones altos se considera la causa más común de dolor de pantorrilla y arco. No es un hábito tan inofensivo como mucha gente cree. La búsqueda de la belleza por parte de las mujeres puede provocar graves problemas de salud. Entre ellos se encuentran las varices, los espolones plantares e incluso la escoliosis. Los zapatos que no se ajustan bien o que no tienen parte trasera son igual de peligrosos. La falta de apoyo del pie provoca frecuentes esguinces, fracturas de dedos y torceduras de ligamentos.

Uñas encarnadas

Un problema común de los aficionados a los zapatos de punta es la onicocriptosis. Es el crecimiento del borde de la lámina ungueal hacia el tejido blando circundante. Esto ocurre más a menudo cuando hay una presión constante en el dedo del pie. Esto hace que el pie sea difícil de pisar. Si la uña encarnada se deja sin tratar, puede desarrollarse una infección. En los casos leves, el problema puede ser corregido por un maestro pedicuro, pero en los casos graves sólo puede ser corregido por un cirujano.

Fracturas

El calzado incómodo suele provocar lesiones de diversa gravedad. Las más comunes son las fracturas de los dedos del pie. Esta parte de la extremidad inferior es muy vulnerable, ya que está formada por muchos huesos pequeños. Esta estructura se debe a la necesidad de mantener el equilibrio, frenar bruscamente o acelerar. Una caída, un resbalón u otra lesión pueden dañar uno o varios huesos de la pierna. Si se sospecha que hay una fractura, busca atención médica.

Señales:

  • hinchazón;
  • enrojecimiento en la zona de la lesión;
  • deterioro de la movilidad de la articulación;
  • Dolor agudo al moverse;
  • Aumento brusco de las molestias al presionar;
  • moretones en las zonas dañadas.

Callos y durezas

La fricción en los pies con un calzado incómodo conduce a la formación de juntas en la piel de los dedos, la planta o el talón. Las callosidades y los callos protegen contra los impactos mecánicos, pero causan molestias. Incluso pueden provocar un dolor de pies intenso que requiera atención médica. Si las callosidades se producen con frecuencia, acude a un podólogo para averiguar su causa. Los clavos de maíz pueden tratarse con medicamentos (crema, yeso, etc.) o mediante su eliminación (cirugía, láser, etc.).

Inflamación

Si te duelen los músculos de las piernas sin ningún tipo de ejercicio previo, estás crónicamente cansado y te cuesta moverte, esto indica el desarrollo de anomalías en tu cuerpo. Lo más frecuente es que estos síntomas estén causados por enfermedades inflamatorias de las articulaciones: la artritis. Hay muchos tipos de artritis, todos ellos caracterizados por el dolor. El tratamiento consiste en tomar medicamentos antiinflamatorios, tratamiento local de las articulaciones y ejercicios especiales.

Tipos de artritis:

  • Artrosis. La articulación se deforma, al paciente le duelen mucho las piernas y en las últimas fases la movilidad se ve afectada.
  • Artritis psoriásica. Provoca rigidez de movimiento y debilidad muscular.
  • Gota. Suele afectar a las articulaciones de los pulgares. Duelen mucho y hay un dolor ardiente.

Pie plano

Cuando la suela se aplana, sus funciones de amortiguación se ven afectadas. Los pies planos suelen provocar dolor en las piernas desde la rodilla hasta el pie o incluso hasta la cadera. Las complicaciones de esta afección son el pie zambo, las uñas encarnadas y la mala postura. Es más fácil corregir el pie plano en la infancia. El pronóstico del tratamiento de los adultos con pies planos depende del grado de deformidad. En los casos graves, es necesario operar.

Algunas enfermedades

  • Tendinitis. Inflamación del tendón, que se manifiesta como un dolor ardiente. Con esta enfermedad, no puedes hacer ningún ejercicio físico durante 2-3 semanas.
  • Diabetes. El dolor en las piernas se debe a una evolución complicada de la enfermedad, que provoca daños en los nervios.

Espolón calcáneo

Se cree que la razón más común por la que te duelen los pies al caminar es la fascitis plantar. Es una inflamación del talón que hace que el hueso se deforme. Como resultado de estos procesos, se forma una protuberancia o «espolón» específico. La fascitis está causada por un traumatismo permanente del ligamento plantar. Con este problema, es difícil caminar y el dolor es especialmente intenso por la mañana.

Factores de riesgo para la formación de espolones:

  • Llevar zapatos incómodos;
  • pie plano;
  • sobrepeso;
  • entrenamiento intenso;
  • cambios relacionados con la edad;
  • Las terminaciones nerviosas se ven afectadas;
  • aumento de la tensión en los pies.

Vídeo

¿Has encontrado un error en el texto? Márcalo, pulsa Ctrl + Enter y lo arreglaremos.

Díselo a tus amigos: