Cómo tratar el herpes con remedios populares

Cómo tratar el herpes con remedios populares.

Cuando se forman ampollas con líquido que pican en los labios o en los genitales, indica una infección vírica. Los médicos lo llaman herpes, que puede ser oral o genital. La infección pertenece a la familia de los virus del ADN. Si una cepa de herpes entra en el cuerpo, se queda allí para siempre. El tratamiento farmacológico tiene como objetivo eliminar los síntomas de la enfermedad. Puedes tratar el herpes con remedios populares. Son tan eficaces como los medicamentos antivirales, y eliminan las molestias de ambos tipos de virus.

Compresas calientes y frías

La exposición a temperaturas bajas y altas puede eliminar los desagradables signos de una infección en desarrollo:

  • Utiliza una compresa caliente para reducir el ardor y el dolor.
  • Aplica una bolsa de hielo en la zona de la piel lesionada. El frío reducirá rápidamente la hinchazón y el picor. Repite la operación cada 4 horas.
  • Aplica una compresa caliente y seca para reducir las molestias. Llena un calcetín limpio hasta la mitad con arroz, caliéntalo en el microondas durante 1 minuto.

Pasta de bicarbonato

Un resfriado en los labios puede tratarse con remedios locales. Uno de los más eficaces es el bicarbonato de sodio. Prepara una pasta mezclando bicarbonato de sodio con un poco de agua. Aplica la mezcla sobre las llagas con un algodón limpio. Puedes empaparlo en agua, mojarlo en bicarbonato y ponerlo sobre la herida.

Mezcla de almidón de maíz

Otra forma de eliminar el picor y secar las ampollas reventadas:

  1. Coge una bola de algodón estéril y humedécela.
  2. Exprime el exceso de humedad.
  3. Sumérgete en un bote de maicena.
  4. Aplícalo en la zona afectada por el virus.

Pulpa de ajo

Esta fragante especia es excelente para acelerar la curación de los tejidos. El tratamiento del herpes con ajo es eficaz para ambos tipos de la enfermedad. A ello contribuyen las propiedades antivirales de la planta perenne.

Qué hacer:

  1. Pica un diente de ajo fresco.
  2. Añade 2-3 gotas de aceite de oliva.
  3. Aplica la mezcla obtenida en el foco de la infección.
  4. Hazlo por la mañana, por la tarde, por la noche.

Lociones de vinagre de apple

El siguiente remedio casero acelera el metabolismo. También tiene la capacidad de reducir la inflamación. Por esta razón, utiliza el vinagre de sidra de apple para el herpes en los labios ante los primeros signos de infección.

Cómo hacer lociones:

  1. Mezcla 1 cucharadita de remedio agrio con 3 cucharaditas de agua.
  2. Empapa un bastoncillo de algodón en la solución.
  3. Aplícalo durante 10-20 segundos en la zona afectada.

Comida agria

Los síntomas del herpes tipo 1 o 2 se controlan cambiando la dieta. Esto ayudará a eliminar la inflamación, el picor y el ardor.

Recomendaciones:

  • Come más alimentos ácidos. Esto cambiará la composición de la sangre. Cuando es más ácida, la cicatrización será más rápida y también el proceso de curación de las úlceras.
  • Las verduras ricas en antioxidantes -espinacas, tomates o coliflor- pueden ayudar a reforzar el sistema inmunitario contra el virus. Las judías verdes con vitamina B también son útiles. Haz ensaladas con verduras aderezadas con vinagre de sidra de apple. Este ingrediente ácido afecta a los agentes extraños del virus no sólo desde el interior sino también desde el exterior.
  • Come más almendras o huevos. Son ricas en proteínas, que son necesarias en caso de infección para reforzar las funciones de defensa del organismo.

Zinc

Un buen remedio para el herpes es comer germen de trigo, guisantes o carne: pollo, cerdo. Estos alimentos son ricos en zinc, que tiene un efecto antiinflamatorio. La sustancia puede inhibir la multiplicación de las células víricas, acelerando así la curación. Toma suplementos de zinc. Para la prevención del herpes, son suficientes 30 mg diarios. Las pomadas de zinc de uso externo secan las llagas y alivian las molestias.

Probióticos

La causa de una infección vírica es un sistema inmunitario débil. Para reforzarla, toma probióticos. Son bacterias útiles que normalizan la flora intestinal. El sistema inmunitario funciona bien como resultado de su toma. Consume yogur natural u otros productos lácteos ricos en lactobacilos. Esto ayudará a prevenir las erupciones en los labios o los genitales.

Lisina

El cuerpo necesita aminoácidos para resistir al herpes. Uno de ellos es la lisina, que puede impedir que el virus se multiplique. Este aminoácido se encuentra en el queso, los huevos, el requesón, el pavo o la ternera. Si la alimentación no satisface tus necesidades de lisina, toma un suplemento de 500-3000 mg. La dosis depende de la edad, el sexo y otros factores.

Aceites esenciales

La siguiente forma de deshacerse del herpes es utilizar ingredientes para la aromaterapia. Los aceites esenciales tienen un efecto antimicrobiano, activan la regeneración de los tejidos y suavizan la piel dañada. Otra propiedad es la capacidad de minimizar los efectos del estrés, que reduce las defensas inmunitarias. Cuanto antes empieces el tratamiento con productos aromáticos, más rápido será el efecto.

Consejos de uso:

  • Utiliza aceite de árbol de té, eucalipto o manzanilla. Desinfectan las heridas y evitan la propagación del virus.
  • Aplica el aceite perfumado en las zonas afectadas. Recuerda que un producto concentrado requiere una dilución. Utiliza aceite de oliva o una decocción de caléndula para evitar las quemaduras.
  • Haz lociones aplicando a las burbujas un tampón empapado en la fragancia. Repite el procedimiento 3-5 veces al día.

Extracto de equinácea

Esta hierba contiene sustancias que inhiben el crecimiento de los virus de tipo 1 y 2. Toma un remedio de farmacia por vía oral para reforzar las defensas inmunitarias de tu cuerpo. Aplica la tintura en las zonas infectadas. Al cabo de un tiempo, las ampollas empezarán a secarse y a curarse gracias a las propiedades antiinflamatorias de la equinácea.

Extracto de regaliz

Otra hierba útil cuya raíz se utiliza para combatir el herpes. El extracto de regaliz tiene un efecto antiviral sobre la infección. El principio activo es la glicirricina. Reduce la intensidad del proceso inflamatorio, lo que alivia el síndrome de dolor.

Cómo solicitarlo:

  1. Vierte un vaso de agua sobre 1 cucharada de raíz de regaliz triturada.
  2. Hierve a fuego lento durante 10-15 minutos.
  3. Enfría y cuela la decocción.
  4. Toma 1/3 de taza tres veces al día.
  5. Aplica un algodón empapado en la decocción sobre las llagas.

Vídeo

¿Has encontrado un error en el texto? Márcalo, pulsa Ctrl + Enter y lo arreglaremos.

Díselo a tus amigos: