¿Cómo tocar el violín para principiantes?

     ¿Cómo tocar el violín para principiantes? Tocar un instrumento es una habilidad que cada vez se va perdiendo con el paso de los años, la tecnología y diferentes entretenimientos han interrumpido en la vida social de muchas personas, por lo que no es común ver a una persona tocar un instrumento por diversión, normalmente son personas que se dedican a la música.

Aprender a tocar un instrumento tiene un estilo clásico, en muchos casos elegante, ya que la combinación de sonidos que se obtiene es algo que no veremos en ningún otro sitio, sin importar que sea un aparato electrónico. Los instrumentos de cuerda tienen un toque especial, y no solo es escucharlos, verlos añade respeto a la persona al ver lo complicado que es.

El uso del violín

El violín es un instrumento de cuerda, que toca una persona de manera individual, está conformado por varios modelos, unos más pequeños otros más grandes, pero tienen básicamente el mismo uso. Los violines se tocan desde la edad media, su usó en Europa fue importante y las personas que lo manejaban, tenían un respeto en la sociedad.

Características del violín

El violín tiene una forma abstracta, el fondo es ancho y ovalado, en el centro se encuentra una forma diferente entre lo superior y lo inferior, y en lo más alto del instrumento, se encuentra el soporte para las cuerdas, además de poder ajustarlas para obtener diferentes sonidos según estén arreglados.

Los violines estándar son de color marrón en diferentes tonalidades, generalmente los más grandes son más oscuros, y los pequeños tienen un aspecto más claro, con unos detalles en negro que van en ambos costados de la zona central.

Aprender a tocar el violín, lo primero, adquirir uno

La mejor manera de aprender a tocar el violín es practicarlo en casa, por eso tener nuestro propio instrumento será más fácil, así podemos hacerlo en cualquier momento y la comodidad de la casa. La calidad del violín depende de la marca, aunque si su precio es elevado no es sinónimo de calidad o buen rendimiento.

Si no tenemos mucho conocimiento sobre violines, lo mejor es asesorarse con un profesional, y que sea él quien nos diga qué modelo nos conviene. Si llevamos a nuestros hijos desde temprana a edad a tocar el violín, no es conveniente comprar el suyo propio, ya que cada 2 años tendrán que comprar uno nuevo.

En estos casos, lo más conveniente es alquilar uno, los precios son más bajos y accesibles para los padres, cuando tenga cierta edad, podemos comprar uno.

Regularidad y seguir una línea de práctica

El violín tiene ciertos trucos para ser tocado, no es cuestión de días aprender al 100 % su funcionalidad, son meses de trabajo lo que se necesita. Practicar por lo menos 30 minutos cada día. Luego, seguir un método de trabajo, esto lo obtenemos viendo videos o yendo a clases particulares.

Como estamos empezando, no todos los estilos serán tan sencillos, por lo que debemos escoger uno solo, para poder dominarlo, para luego pensar en aprender técnicas más complejas o diferentes.