Cómo solucionar el error de trampa de modo de núcleo inesperado en Windows 10 – 5 maneras

Cómo solucionar el error de trampa de modo de núcleo inesperado en Windows 10 – 5 maneras.

El sistema operativo Windows 10, a pesar de su inteligente arquitectura y su complejo sistema de asignación de permisos, a veces sigue fallando. A veces, estos problemas pueden producirse no en el propio shell del software, sino en el nivel del núcleo, donde interactúan los recursos de hardware y software de tu ordenador. Vamos a ver cómo solucionar el error de trampa inesperada del modo del núcleo en Windows 10, que es donde surgen los problemas del núcleo.

CONTENIDO DEL ARTÍCULO:

Motivo del error

Estamos acostumbrados a la idea de que el sistema operativo es una especie de cosa mágica que te permite ejecutar juegos, aplicaciones, acceder a archivos libremente, navegar por Internet, etc.

De hecho, es una arquitectura compleja que, en general, consta de las siguientes partes:

  1. El shell gráfico: programas, interfaz y API (en parte).
  2. Núcleo – un programa intermediario que asigna de forma óptima los recursos de hardware entre los programas.
  3. Componentes de hardware – Cualquier cosa conectada a la placa base que genere recursos del sistema.

El error descrito suele estar relacionado específicamente con un núcleo del sistema defectuoso, o con daños graves en los componentes del hardware.

Sin embargo, gracias a los esfuerzos de algunos virus, esta lista se extiende a las siguientes causas:

  1. La integridad de los archivos del sistema se ha visto comprometida.
  2. El sistema no puede «atrapar» o procesar una operación creada por la CPU.
  3. Sabotaje por parte de programas maliciosos (se pueden activar algunos errores).
  4. Incompatibilidades de controladores y componentes.
  5. Problemas de interacción del SO con la RAM.

Incluso el polvo en la unidad del sistema y un fallo de alimentación pueden provocar una pantalla azul, por lo que es difícil determinar la causa al instante.

Arreglar una trampa inesperada en el modo kernel en Windows 10

No quiere decir que este fallo sea crítico, pero tendrás que seguir algunas instrucciones a continuación para solucionarlo.

Comprobación del hardware y software instalados

Los sistemas operativos modernos admiten la tecnología Plug and Play, que permite configurar automáticamente un nuevo dispositivo conectado. Por desgracia, esta tecnología no siempre funciona a la perfección. El sistema puede instalar por error un controlador incompatible o asignar un identificador preexistente a un nuevo dispositivo, provocando un conflicto de software. En estos casos, te recomendamos que sigas estas instrucciones:

  1. Desinstala cualquier programa nuevo que haya provocado el bloqueo del sistema. Esto puede hacerse a través del menú Inicio-Ajustes-Aplicaciones.
  2. Comprueba tu sistema con un antivirus o escáner instalado. Recomendamos instalar el escáner de mano Dr.Web CureIt! que, una vez descargado, puede realizar un análisis completo del sistema.
  3. Desactiva todos los dispositivos posibles.
  4. Retira la tapa y quita el polvo a la unidad del sistema. Hazlo sólo cuando la fuente de alimentación esté desconectada. Recomendamos utilizar una lata de aire comprimido y un paño seco. No utilices nunca agua bajo ninguna circunstancia. Incluso un ordenador apagado almacena corriente residual que, cuando se expone al agua, puede dañar la placa.

Si eso no funciona, intenta iniciar el sistema en modo seguro. Para ello, pulsa la tecla «F8» al iniciar el ordenador, y luego selecciona «modo seguro». Sin embargo, esto es igual de inútil si el problema está oculto en el propio núcleo.

Controladores de dispositivos

A veces, incluso el hardware antiguo puede fallar debido a un controlador obsoleto. Hay dos formas de resolver el problema:

  • Instala tú mismo todos los controladores que faltan;
  • Instala el paquete de controladores.

La segunda opción parece más fácil, porque simplemente puedes descargar cualquier driverpack de Internet y luego ejecutarlo. Sin embargo, en la práctica, es más probable que este programa abarrote tu ordenador con programas innecesarios y archivos temporales guardados que que resuelva el problema. Por tanto, pasemos al método manual.

  • Abre el Administrador de dispositivos. Esto puede hacerse mediante una búsqueda o a través de un menú especial, que puede abrirse con el atajo de teclado «Win» + «X».

  • Haz clic en la línea con el nombre del ordenador por PCM y selecciona «Actualizar la configuración del hardware». No es una acción obligatoria, pero aumenta las posibilidades de encontrar el componente defectuoso.
  • Localiza en la lista los aparatos que tienen un símbolo triangular amarillo junto a ellos.
  • Pulsa sobre ellos con el PCM y haz clic en «Actualizar controlador».

  • Selecciona «Buscar automáticamente los controladores».

El sistema hará el resto. Como precaución, reinicia tu ordenador después de que se haya completado la instalación del controlador. Si el controlador no ha sido actualizado por el sistema, tendrás que descargarlo tú mismo del sitio web del fabricante.

Línea de comandos

A veces, los métodos anteriores no pueden realizarse a través de la GUI. En el peor de los casos, el sistema ni siquiera te permitirá abrir la utilidad deseada. En este caso recomendamos reiniciar el sistema en modo de entorno de recuperación. Para ello, inicia el sistema en modo estándar, luego abre el menú de Inicio y pulsa el botón de reinicio mientras mantienes pulsada la tecla «Shift». Una vez que el sistema se haya reiniciado y el entorno de recuperación esté funcionando, sigue estas instrucciones:

  • En el menú que aparece, selecciona Solución de problemas.
  • Selecciona «Configuración avanzada».
  • Busca el botón «Línea de comandos».

Esto debería iniciar la consola. Si has hecho previamente puntos de restauración, te recomendamos que los actives. Para ello, escribe «rstrui.exe» en la consola y pulsa «Enter». Se abrirá la herramienta de restauración donde tendrás que seleccionar un punto de restauración. En caso de que no haya puntos de restauración o esto no ayude, recomendamos ejecutar otro comando.

Su sintaxis es: «bootrec.exe /FixMbr». La utilidad debería restaurar los sectores de arranque del sistema. Recomendamos realizar este punto sólo si es irremediable, ya que una acción errónea puede hacer que el SO se rompa.

Diagnóstico de la RAM

Los problemas de la memoria RAM provocan muchos errores, algunos de los cuales impiden que el ordenador se ponga en marcha. Para comprobar la salud de la RAM, abre de nuevo la línea de comandos e introduce el comando «mdsched.exe». La utilidad te dará más instrucciones y luego reiniciará el ordenador y empezará a comprobar los sectores de memoria. Sin embargo, se trata de una operación totalmente automatizada. Se requiere una mínima intervención del usuario.

Si el sistema encuentra problemas con la RAM, te recomendamos que lleves tu dispositivo a un centro de servicio. Los especialistas ajustarán la frecuencia de la RAM en la BIOS. Puedes hacerlo tú mismo, pero requiere cualificación, paciencia y capacidad para trabajar en el sistema BIOS. Hay muchos algoritmos de recuperación de memoria en Internet, así que no tiene sentido repetirlos.

Comprobación de los archivos del sistema

La integridad de los archivos del sistema siempre está en riesgo si un usuario trabaja desde una cuenta con privilegios de administrador. Necesitarás la consola para comprobar la integridad de los archivos.

  • Abre un símbolo del sistema utilizando el menú de búsqueda o la combinación «Win» + «X». Se recomienda abrirlo como administrador.

  • Introduce el comando «sfc/scannow». El sistema comprobará la integridad de los archivos obligatorios. Si encuentra problemas, intentará resolverlos automáticamente. Si no, sigue adelante.

  • Introduce el comando «DISM /Online /Cleanup-Image /CheckHealth». Restaurará automáticamente los componentes del sistema.

Éstas son probablemente las principales formas de eliminar el error descrito. Si todo lo demás falla, sólo hay dos soluciones: reinstalar el sistema operativo y ponerse en contacto con un servicio técnico.