Cómo se hace una mamografía

Cómo se hace una mamografía.

Las neoplasias de mama en las mujeres se tratan con éxito en una fase temprana. Una mamografía es un examen de rayos X que ayuda a detectar bultos y nódulos anormales en la mama. A veces el procedimiento se realiza en hombres. Puedes hacerte una mamografía en el centro de salud de tu localidad o conseguir que te deriven a un centro de salud privado.

Tipos de mamografía

  1. Examen en una máquina de película. Peligroso para recibir una dosis de radiación aceptable. Utilizado durante medio siglo, fue sustituido gradualmente por los formatos modernos. La mamografía detecta la enfermedad 1,5-3 años antes de que aparezcan los primeros síntomas.

  2. Mamografía digital se ha utilizado ampliamente en la última década. Se caracteriza por la alta calidad de las imágenes, y la dosis de radiación es menor que en los exámenes clásicos. La técnica revela los cambios más pequeños en los tejidos.
  3. Mamografía computarizada apareció al mismo tiempo que el digital. No se utiliza para el cribado masivo de la población: no proporciona información sobre las lesiones precancerosas. Se utiliza eficazmente para diagnosticar neoplasias malignas y detectar lesiones secundarias (metástasis).
  4. Tomosíntesis – Un tipo avanzado de mamografía digital. El procedimiento proporciona una serie de imágenes de alta calidad desde diferentes ángulos para encontrar tumores cancerosos con una alta probabilidad sin necesidad de exámenes adicionales.

Rayos X

Las imágenes se toman con un aparato especial llamado mamógrafo. Durante el procedimiento, la mujer está de pie o sentada frente a la máquina. Cada pecho, a su vez, se coloca en una plataforma y se sujeta encima de una placa transparente que genera rayos X. La imagen se imprime en película en dos proyecciones. Las células del tejido se toman en un equipo especial para su examen microscópico.

Digital

El examen mamográfico se basa en el principio de convertir los rayos X en una señal digital. La imagen se muestra en una pantalla de ordenador en varias proyecciones a la vez. Las imágenes se pueden ampliar, se puede cambiar el brillo y el contraste, y se pueden hacer copias. Los segundos exámenes se reducen al mínimo. La transcripción del análisis es automática. El resultado se envía por correo electrónico a otros médicos si es necesario.

Informatizado

Un método de diagnóstico radiológico que produce imágenes por capas del tejido mamario. Las imágenes se toman con un aparato especial llamado tomógrafo. El aparato consta de una plataforma móvil con rayos X y un ordenador. Un sensor capta el flujo de los rayos y los muestra en el monitor en forma de modelo tridimensional. Un programa informático procesa la información. El aparato determina los bordes del tumor y permite comparar el tamaño de la glándula afectada y la sana.

Tomosíntesis mamaria (3D)

La mamografía digital avanzada de la mama crea imágenes tridimensionales en un ordenador. Las imágenes están a diferentes alturas y se desplazan constantemente para ilustrar el pecho en sección. En el cribado con tomosíntesis, la dosis de radiación es mayor que en el cribado clásico, pero dentro de unos límites aceptables.

Lo que puede mostrar el examen mamográfico

El procedimiento ayuda a detectar cambios en el tejido mamario y a diagnosticar el cáncer en una fase temprana, cuando aún no hay síntomas. Después de la menopausia, el riesgo de desarrollar neoplasias es mayor. Sin seguimiento y tratamiento, las lesiones benignas se convertirán en malignas.

El cáncer de mama se trata con éxito en una fase temprana: el 98% de las mujeres se recuperan completamente.

Cribado

El médico evalúa el aspecto general de la estructura de la mama y comprueba si hay nódulos y bultos sospechosos (quistes, calcinados, focos benignos o malignos).

Diagnóstico

La mamografía se realiza cuando se sospecha que hay un cáncer. El procedimiento de diagnóstico determinará el estadio del cáncer. Los médicos remiten la mamografía para comprobar la eficacia del tratamiento con hormonas o quimioterapia. El examen mostrará si el cirujano ha cortado todas las células malignas durante la operación.

Normas de procedimiento

La mamografía se realiza para detectar cambios anormales en las mamas de las mujeres a partir de los 35 años.

El procedimiento se prescribe cuando hay señales de alarma:

Las mujeres jóvenes se someten a una ecografía, pero si los miembros de la familia han tenido antecedentes de cáncer de mama, el médico prescribe además una mamografía y programa un examen.

El procedimiento está permitido en mujeres de más de 30 años después de una cirugía mamaria, en trastornos hormonales y en la infertilidad.

En qué día del ciclo

Se recomienda realizar el examen el día 5-12 después de la menstruación, cuando las condiciones son buenas para visualizar las glándulas mamarias. Durante la segunda fase, el fondo hormonal de la mujer cambia, los pechos se hinchan y duelen. Las mamografías pueden realizarse en cualquier momento de la menopausia.

Con qué frecuencia puedes hacerte una mamografía

Se recomienda que las mujeres después de los 40 años se sometan a un examen cada año y dos veces al año después de la menopausia. La frecuencia de las mamografías la determina tu médico en mujeres jóvenes con enfermedades mamarias o en grupos de alto riesgo. Está permitido tomar todas las imágenes que tu médico considere necesarias para un diagnóstico definitivo.

Quién remite

Si hay síntomas sospechosos, la mujer debe acudir a un ginecólogo o a un mamólogo. El médico decide si es necesario un examen y escribe una remisión para una radiografía. Un cirujano, un oncólogo, un endocrinólogo y un ecografista pueden recomendar el procedimiento de diagnóstico.

Riesgos y limitaciones

  1. Una mamografía puede dar un resultado falso (positivo o negativo). La fiabilidad depende del método de examen y de la experiencia del radiógrafo. La edad y la densidad mamaria afectan a la precisión de la imagen.

  2. La dosis de radiación es baja y rara vez causa problemas de salud graves en las mujeres. Si hay contraindicaciones para la mamografía, el médico se pronunciará a favor de prescribir el procedimiento si los beneficios del examen superan los posibles daños.
  3. No todas las formas de cáncer se ven en el cribado. Una pequeña neoplasia o tumor localizado en la axila no se muestra en una mamografía de película en una de cada cinco mujeres.
  4. A menudo es necesario aclarar el diagnóstico mediante investigaciones adicionales.

Preparación para una mamografía de las mamas

  1. Dos o tres días antes del procedimiento, excluye de tu dieta las bebidas que contengan cafeína.

  2. No te pongas perfume ni cremas grasientas en las mamas y los ganglios linfáticos antes de la mamografía.
  3. Retira las joyas.
  4. Llévate los resultados de tus antiguos análisis para compararlos.
  5. Elige ropa que sea fácil de quitar, prepara una muda de zapatos.

Cómo hacerlo bien

  1. Antes de entrar en la oficina, desvístete hasta la cintura y recoge el pelo suelto. Usa un delantal de plomo para proteger el resto de tus órganos de la radiación.

  2. Advierte al radiólogo sobre las cirugías que has tenido.
  3. Tu médico fijará tus pechos en la posición correcta para igualar el grosor de todos los tejidos. Si el procedimiento es muy doloroso, házselo saber para reducir el apretón.
  4. No te muevas durante las exploraciones. Aguanta la respiración cuando te lo pida el profesional sanitario.
  5. Los ataques de claustrofobia (miedo a los espacios cerrados) pueden producirse al someterse a un TAC. En algunas clínicas privadas el procedimiento se realiza con anestesia.
  6. Espera la descripción del resultado.

¿Cuál es el plazo de tiempo

Una mamografía profiláctica de las mamas dura entre 10 y 20 minutos. Si las imágenes son de mala calidad, se repite el procedimiento. Una tomografía computarizada para confirmar el diagnóstico y buscar metástasis tarda hasta 2 horas.

Resultados y descodificación

El radiólogo emite un informe tras analizar las imágenes tomadas. La decodificación de la mamografía tarda entre una hora y varios días. Las clínicas privadas envían la descripción por correo electrónico. Si el resultado no es concluyente, el médico recomienda al paciente que se someta a otro tipo de examen. La mujer debe repetir la mamografía al cabo de 4-6 meses.

El radiólogo analiza el estado del tejido mamario, su estructura y la presencia de metales y calcio. En la imagen se observa un engrosamiento y oscurecimiento de la mama, que indica procesos patológicos. Se ven los vasos, los conductos y los ganglios linfáticos.

Al transcribir las imágenes, se utiliza una escala para determinar los cambios:

  1. El resultado no da ninguna información.

  2. Normal (no se detectan anomalías).
  3. Neoplasia benigna. No hay síntomas de cáncer.
  4. El tumor. La probabilidad de malignidad de la lesión es insignificante.
  5. Sospecha de cáncer. Necesita un examen microscópico del tejido sospechoso.
  6. Se confirma la malignidad del tumor.
  7. Seguimiento del tratamiento del cáncer: comparación de los resultados anteriores y actuales.

Calcificaciones

Los depósitos de calcio aparecen como manchas o rayas blancas en la imagen. A menudo se observa después de los 50 años. Las acumulaciones de pequeño tamaño, parecidas a granos de sal, señalan el desarrollo de un tumor canceroso. Los calcinados grandes son benignos, se dan incluso en casos normales.

Las cremas y desodorantes que las mujeres se aplican en la piel antes de la exploración complican el diagnóstico.

Bultos y protuberancias

La posibilidad de un cáncer se indica con una zona borrosa, de color claro y con límites irregulares. Una mancha redondeada en una mamografía con contornos claros indica un bulto benigno. Un bulto móvil se palpa bien en la palpación de la mama y no evoluciona hacia la malignidad.

La mastopatía se caracteriza por un engrosamiento de las glándulas mamarias. En la forma nodular se forma un quiste, una cavidad con líquido claro, que rara vez se convierte en cáncer.

Qué hacer si una mamografía muestra cambios

Si tu mamografía muestra anomalías, asegúrate de que estás inscrita en un oncólogo. Tu médico te prescribirá pruebas adicionales. Los tumores benignos suelen extirparse mediante cirugía. El cáncer se trata con productos químicos o radioterapia.

Contraindicaciones

  1. Embarazo y lactancia. El bebé recibe una dosis de rayos X en el vientre materno o con la leche de la madre, que es perjudicial para la salud del bebé. El procedimiento se sustituye por una ecografía.

  2. Implantes mamarios. A veces estalla por la compresión. La exploración da poca información: las prótesis ocultan el tejido glandular de la mama. Se recomienda una resonancia magnética.

Vídeo

¡Atención! La información contenida en este artículo es meramente informativa. No pretende ser un llamamiento al autotratamiento. Sólo un médico cualificado puede hacer un diagnóstico y formular recomendaciones de tratamiento basadas en las características individuales de cada paciente.

¿Has encontrado un error en el texto? Márcalo, pulsa Ctrl + Enter y lo corregiremos.

Díselo a tus amigos:









ForoPc
VidaParalela
Tarabu
Nosbi