¿Cómo reparar zapatos pelados?

¿Cómo reparar zapatos pelados? Es posible que te encuentres usando zapatos de cuero sintético y al poco tiempo veas que se encuentran pelándose. Esto puede llegar a ser un problema, sobre todo porque dan la apariencia del desgaste y lo viejo. Es por ello que, es recomendable que se pueda mejorar cómo se ven.

La buena noticia, es que se puede reparar este tipo de imperfecciones, en este artículo, veremos cada uno de los pasos con los que podemos comenzar a realizar las reparaciones necesarias para ganar tiempo y ahorrar dinero, cuando nos encontramos ante estas imperfecciones en el calzado.

Paso 1

Los primero que debemos hacer es limpiar muy bien todas las zonas en las que se encuentra pelado el zapato. Cuando hayamos terminado de limpiar, lo que haremos será retirar el excedente de lo que se ha desconchado, de manera que, se pueda trabajar mejor en la superficie.

Ahora bien, cuando hemos comenzado a trabajar en la superficie del zapato, es recomendable no retirar a la fuerza aquellos segmentos de material, ya que pueden verse peor que antes. Antes bien, lo que haremos será alisar la zona con un poco de aceite, o bien, frotar aceite o vaselina para que la superficie obtenga mejor manejabilidad.

Paso 2

Ahora bien, cuando hemos aplicado los elementos humectantes en la superficie, lo que haremos será usar una lija con la que podamos trabajar en el zapato, lo que nos ayudará a retirar el excedente material, es decir, aquellos trozos que se han desconchado.

Con la ayuda de un marcador de tipo permanente, comienza a pintar y rellenar cada una de las grietas visibles, de manera que se pueda esconder las imperfecciones que queden tras lijar la superficie del calzado. Una vez que hayas hecho todo esto, simplemente usa el betún del mismo color del zapato.

Paso 3

Una vez que hayas frota y aplicado el betún correspondiente en tu zapato, lo que harás será aplicar pegamento en el zapato para cubrir el material. Deja que se seque muy bien, esto sumamente importante. Luego ten en cuenta:

  • Evita que en el momento en que te encuentres dejando secar el zapato, este esté con el contacto del sol, ya que esto podría empeorarlo.
  • Deja que los zapatos se sequen completamente, tras aplicar cada uno de los elementos que hemos mencionado.
  • Ubica los zapatos en un lugar fresco, evitando la exposición al calor. Desde luego comienza a identificar la zona que mejor se adapte a los zapatos, para que no se dañe el betún.

Paso 4

Este último paso se trata de mantener y llevar un buen cuidado del zapato, es por ello que se recomienza el poder pulir regularmente, pero no de manera muy fuerte, ya que se puede quitar todo lo que hemos aplicado en el zapato.

Pulir los zapatos con betún regularmente, lo protegerá de la exposición directa con el ambiente, además de que se podrá evitar que se siga pelando. En consideración con esto, podemos determinar que es necesario poder hacer mantenimiento constante a nuestros zapatos, por medio de la limpieza y los retoques.