¿Cómo quitar callosidades de los pies?

¿Cómo quitar callosidades de los pies? Los callos resultan ser una enfermedad de la que ningún ser humano escapa, y es que resulta inevitable que nuestros pies o nuestras manos padezcan de esta afección por el hecho de que hablamos de una condición propia del cuerpo, en donde el hueso se va deformando y con ello logra formar un pequeño bulto que molesta de forma realmente intensa a la persona.

En su mayoría, existen personas que deciden operar los callos pero esto no les asegura su desaparición para siempre porque hablamos de algo que se regenera de nuevo con el tiempo, así que la verdad no resulta muy buena opción.

Lo mejor para tratar la callosidad de los pies es llevar a cabo una serie de acciones de las que hablaremos a continuación.

Remojar la zona afectada

Hablamos de un tiempo de spa en el cual se remojará la zona afectada, en este caso las manos y los pies, en agua tibia con jabón para lograr que la piel gruesa se ablande y así poder retirarla o limar los callos para reducir su tamaño.

Para limar la zona afectada con callos es importante utilizar una piedra pómez

También puede ser una lima para uñas, una lima de cartón o utilizar un paño para retirar todo aquello que se haya aflojado con el agua tibia. Lo importante es utilizar material que sea amigable con la piel para no dañar la zona afectada y mucho menos causar molestias sobre hemorragias o irritación del callo.

·  ¿Cómo puedo ocultar mis amigos de la red social Facebook?

Utilizar plantillas para callos

Hablamos de plantillas elaboradas en goma espuma con forma de dona las cuales ayudan a proteger la zona afectada por el callo, siendo muy útiles para evitar dolores por rozaduras.

Utilizar calzado cómodo

Los callos en los pies resultan ser bastante molestos, y es que hablamos de que al caminar el zapato roza con el callo y esto causa irritación logrando la aparición de dolor en la zona afectada.

Es por esto que al padecer de callos lo mejor es utilizar calcetines cómodos, siendo los más recomendados los de algodón, y un tipo de calzado que sea abierto que permita al pie respirar y estar muy cómodo, para evitar rozaduras molestas en los callos.

Exfoliar con sales de Epsom

Lo que debemos hacer es preparar un baño de agua tibia para los pies, agregando un puñado de sales de Epsom. Se sumergen los pies en esta preparación y se deja reposar por unos 10 minutos o más.

Mientras que nos relajamos las sales de Epsom van haciendo su trabajo en el tratamiento del callo, logrando disminuir su inflamación y aliviando el dolor.

Utilizar pasta de bicarbonato de sodio

Lo que debemos hacer es preparar una pasta de bicarbonato ligando el polvo con un poco de agua y jugo de limón, y al quedar una pasta homogénea se agrega sobre la zona afectada, es decir, sobre los callos y se tapa el pie con un calcetín durante toda la noche. Esto eliminará los callos en cuestión de días.

Trucoteca
Don Como
Descubrir Online
MiBBmeMima
Seguidores Online
Tramitalo Facil
TecnoBits