Cómo puedes montar tu propio ordenador y elegir tus propios componentes

Cómo puedes montar tu propio ordenador y elegir tus propios componentes.

¿Estás pensando en sustituir tu ordenador personal pero no encuentras un kit que se ajuste a tus necesidades? Piensa en cómo puedes construir tu propio ordenador. Por supuesto, la idea de montar un ordenador tú mismo puede ser desalentadora para mucha gente. Pero el proceso no es tan complicado como parece: basta con ver qué componentes elegir y cuánto costará montarlo de antemano.

CONTENIDO DEL ARTÍCULO:

Las ventajas de la selección manual de componentes

La principal razón para construir tu propio ordenador es ahorrar dinero. Comprar los componentes por separado es más barato, pero es probable que un sistema completo cueste entre un 20 y un 30% más. A veces tendrás que hacer pedidos en diferentes tiendas online, pero sin duda merece la pena el esfuerzo.

Otra ventaja de construir un PC a mano es que, lo que eliges hacer, qué parámetros técnicos debe tener un ordenador. Los kits preparados suelen tener lo queentonces el elemento, que no es apropiado para el resto de nosotros. A menudo se colocan grandes tarjetas gráficas o procesadores junto a placas de RAM de mala calidad. O la tienda utilizó la placa base, que no implica la sustitución de componentes en el futuro.

La refrigeración y el suministro de energía también se adaptan a las piezas instaladas originalmente. Por lo general, el deseo de sustituir un componente provoca la posterior necesidad de sustituir otro. En tal situación, es necesario buscar un componente adecuado o hacer que se sustituya la mayor parte de ellos.

También obtienes una garantía para cada componente por separado. En una situación en la que, por ejemplo, se queme la tarjeta gráfica, no tienes que llevar el ordenador al completo, sino sólo ese componente.

También puedes sustituir componentes individuales en cualquier momento si ves que no se ajustan a tus necesidades. No tienes que romper los precintos, que se colocan en kits ya preparados. De este modo no se pierde la garantía y sigues teniendo la opción de devolver o reparar las piezas restantes sin coste alguno dentro del periodo de garantía.

Fases de selección

A la hora de seleccionar los componentes del kit, serán necesarios los siguientes elementos:

  • de la vivienda;
  • placa base;
  • tarjeta de vídeo;
  • LA MEMORIA RAM;
  • disco duro;
  • adaptador de corriente;
  • sistema de refrigeración;

Elección del recinto

Elegir una carcasa de PC puede parecer a primera vista una tarea fácil. De hecho, es una compra que debe abordarse con cuidado y conocimiento.

Veamos el tamaño de la caja. Lo importante es que necesitas meter un conjunto de componentes en su interior, como una tarjeta gráfica dedicada, un potente sistema de refrigeración de la CPU, una placa base y una fuente de alimentación. Por lo tanto, vale la pena seleccionar un modelo de placa base para empezar y luego elegir la carcasa adecuada para ella.

Después, merece la pena echar un vistazo al interior del chasis. Aquí, la funcionalidad es lo más importante. Busca las bases de los discos duros. Las carcasas con la opción de expulsar las unidades por el lateral son una solución interesante. Otra cosa que hay que mirar es la ubicación de la fuente de alimentación. La mayoría de las veces se encuentra en la parte superior de la parte trasera de la caja.

Los conectores y puertos que deben estar en la parte delantera son importantes para nuestra comodidad. Muchas carcasas tienen al menos dos conectores USB; lo ideal es que sean de la versión 3.0.

El sistema de refrigeración también es importante. Por regla general, un ventilador grande en la parte delantera es suficiente para una refrigeración óptima, empujando el aire frío hacia el centro del ordenador. Y uno en la parte trasera o superior de la carcasa sacará el aire caliente del ordenador.

Elegir una fuente de alimentación

Poca gente se da cuenta de lo importante que es la fuente de alimentación para nuestros ordenadores. Cuando compramos o construimos un kit, dedicamos mucho tiempo a seleccionar un procesador, una memoria o una tarjeta gráfica. Sin embargo, sin una fuente de alimentación estable y fiable, estos componentes no funcionarán correctamente y, en el caso extremo, una fuente de alimentación de mala calidad puede dañarlos.

A la hora de decidir qué fuente de alimentación elegir, es muy importante el estándar del adaptador de corriente. Al comprar un adaptador de corriente para un ordenador de sobremesa clásico, merece la pena elegir el adaptador de corriente estándar universal de la categoría ATX. El tamaño típico es de 15 × 14 × 8,6 cm.

No hay una respuesta perfecta a la pregunta de qué fuente de alimentación es la mejor. En algunos casos, una fuente de alimentación de ordenador de 600 W funcionará bien, y otras veces será demasiado débil. Por eso debes centrarte en el consumo de las otras partes.

Elegir una placa base

Se dice popularmente que la CPU es el cerebro del ordenador y la placa base es como el sistema nervioso. Elegir la placa base adecuada es una tarea importante: de ella depende la elección del procesador adecuado, el tipo de memoria RAM que debes utilizar y la eficacia con la que puedes overclockear el procesador o la tarjeta gráfica.

En el caso de las placas base, el precio depende de varios factores. Los más importantes son el tipo de chipset y el tipo de zócalo de la CPU. El chipset influye mucho en el rendimiento general del PC. Su función es organizar el flujo de información entre los componentes conectados del ordenador. El tipo de zócalo del procesador determina los procesadores que se pueden conectar.

Adaptación del procesador a la placa base

Elegir el procesador adecuado es la mitad de la batalla. Un dispositivo pequeño pero extremadamente complejo tiene un impacto directo en el correcto funcionamiento del resto del hardware. El número de núcleos y la potencia global de procesamiento permiten realizar operaciones eficientes. Sin embargo, existe la creencia de que cuanto más GHz, mejor funciona el ordenador. Pero esto no es cierto.

Una mayor capacidad de procesamiento requiere más memoria RAM y suficiente potencia, y una tarjeta de vídeo demasiado débil significa que se pierde la potencia no utilizada.

Los principales fabricantes de procesadores son los dos gigantes de la informática, Intel y AMD. Antes de construir tu propio hardware, merece la pena comprobar las tendencias actuales. Por lo tanto, al elegir la marca Intel, debes prestar atención a las placas base Gigabyte, ASRock o MSI equipadas con zócalo de la serie LGA de Intel y chipset Z, H, X, 87/97. Si eliges AMD, deberías elegir placas base ASUS, ASRock, Gigabyte, que ofrecen chipsets y zócalos integrados para procesadores de tipo FM y AM.

Cómo elegir una tarjeta gráfica que se adapte a tu procesador

La elección de la tarjeta gráfica y el procesador es crucial a la hora de construir un ordenador. Estas dos celdas tienen un gran impacto en el resto de la especificación, desde la fuente de alimentación hasta la placa base, la RAM y el chasis.

Lo más importante que hay que tener en cuenta a la hora de seleccionar una tarjeta gráfica para el procesador es el cuello de botella, también conocido como «efecto cuello de botella». Se trata de una situación en la que la potencia del procesador está limitada por la tarjeta de vídeo o viceversa. En los juegos de PC, lo más habitual es que la CPU genere los fotogramas y la tarjeta gráfica dibuje las texturas y los efectos a partir de ellos.

Si la tarjeta gráfica no sigue el ritmo de la CPU al dibujar fotogramas, se convierte en un cuello de botella. De lo contrario, el procesador se sobrecarga y la tarjeta gráfica tiene que esperar, lo que también reduce la frecuencia de imagen final enviada al monitor.

Por desgracia, siempre se produce el «efecto cuello de botella». Por lo tanto, al elegir una tarjeta gráfica y un procesador, merece la pena centrarse en reducir al mínimo la pérdida de rendimiento.

Selección de la RAM

A la hora de seleccionar la RAM, hay que tener en cuenta 4 parámetros: tipo, tamaño, temporización y voltaje.

Ahora hay cuatro tipos de RAM: DDR, DDR2, DDR3 y DDR4. Los dos primeros están pensados para placas base antiguas, ya que presentan bajas velocidades de reloj. Por lo tanto, si decides comprar memoria RAM para un hardware relativamente nuevo, es mejor elegir el tipo DDR4, ya que proporciona un buen rendimiento del sistema operativo, así como un menor consumo de energía.

El tamaño es el principal criterio para seleccionar la RAM. Se sugiere que su valor mínimo sea de 4GB, este tamaño es suficiente para el trabajo de oficina. Sin embargo, si el ordenador se destina también a los juegos, una capacidad de 8 o 16 GB es una mejor elección.

Tiempos – consiste en una cadena de cuatro dígitos y se refiere a la latencia que se produce. Cuanto más bajo sea el valor, más eficiente es el sistema operativo.

Voltaje: no afecta al rendimiento de la RAM, aunque puede causar problemas durante la instalación, por lo que conviene comprobar previamente la lista de módulos compatibles con nuestra placa base. Se supone que el voltaje de la RAM de tipo DDR4 es de 1,2V.

Selección del disco duro

Elegir un disco duro es una cuestión compleja que depende de muchos factores. Estos son los principales puntos a tener en cuenta a la hora de elegir un disco duro:

  1. La capacidad del disco es el principal criterio de selección que afecta a la cantidad de datos que puedes guardar en tu ordenador. Para los ordenadores de oficina, suele ser suficiente una capacidad menor, por ejemplo, hasta 500 GB. Para los PC de trabajo y de juegos, es mejor tener dos discos: un SSD para el sistema operativo y un HDD para almacenar archivos.
  2. Velocidad de funcionamiento: determina el tiempo que se tarda en acceder a los datos. En el caso de los discos duros, la velocidad de giro es importante, y los modelos más populares tienen una media de entre 5.400rpm y 7.200rpm o incluso más.
  3. Tipo de conector: la interfaz de la unidad determina el tamaño de la transferencia de datos. El estándar actual son los conectores SATA III.

Además, al comprar un disco duro, también debes prestar atención a su formato, así como a su caché y tiempo de funcionamiento.

Otros accesorios

Todos los demás accesorios no son de compra obligatoria, están diseñados para tareas adicionales. Aquí están los principales:

  • refrigeración adicional;
  • Iluminación LED para el recinto;
  • Módulo Wi-Fi y Bluetooth;
  • Tarjeta de sonido y de red;
  • Unidad de DVD o Blu-ray

Procedimiento general para montar un PC

El orden de recogida no es complicado, lo principal es hacerlo todo con cuidado y con calidad.

  1. Coloca el procesador en la placa base (la parte más difícil, actúa con cuidado para no dañar las clavijas) y luego aplica pasta térmica para enfriarlo, después coloca el refrigerador de la torre.
  2. Introduce las tarjetas RAM en los zócalos (si hay modo de doble canal, vale la pena utilizarlo).
  3. Instala la tarjeta de vídeo en una ranura PCI-e adecuada.
  4. Coloca la placa base en la caja.
  5. Conecta los discos duros o SSD en los conectores SATA.
  6. Conecta los cables a los conectores adecuados, instala la fuente de alimentación y ensambla los cables con cuidado para que no queden sueltos en el chasis.

Por supuesto, este es el proceso estándar de montaje de ordenadores, ya que en los montajes avanzados también se instala un sistema de refrigeración adicional, retroiluminación LED y otros componentes opcionales. Montar tu propio ordenador no sólo es más rentable, sino también muy divertido.

Pruebas de estabilidad y rendimiento

La prueba de estabilidad y rendimiento del hardware te permite comprobar el rendimiento de los componentes con parámetros recién seleccionados y comparar nuestro kit con el equipo de otros usuarios.

Después de montar y poner en marcha un nuevo PC, conviene realizar una prueba de esfuerzo. La prueba pone una carga en los componentes, que debe simular un funcionamiento intensivo. Si, tras la carga, el ordenador no informa de ningún error y mantiene una temperatura segura, significa que la nueva construcción es segura y funciona de forma estable. Por ello, merece la pena utilizar un programa especial de comprobación de componentes.

Utiliza Prime95 para comprobar la CPU, Memtest86 para comprobar la RAM y FurMark para comprobar la tarjeta gráfica.

Bichos frecuentes

Es posible cometer errores al montar un PC, especialmente para un principiante. Afortunadamente, la mayoría de ellos no son demasiado extremos, y si sabes de antemano lo que no debes hacer, la experiencia de montaje irá mucho mejor.

Aquí tienes una lista de errores que se cometen a menudo:

  1. Tornillos sueltos. Los tornillos mantienen la placa base unida a la carcasa y, como resultado, todo el conjunto se mantiene unido. Conviene asegurarse de que todo está bien atornillado antes de montar los componentes en la placa base.
  2. Hardware mal conectado. Asegúrate de que todo está conectado correctamente antes de encender el ordenador. Este es un error común que cometen los montadores novatos.
  3. Comprar piezas incompatibles. Si no tienes experiencia en este negocio, no intentes montar los componentes tú mismo. Es mejor utilizar un kit preconstruido o una herramienta como PC Part Picker. El software determinará la compatibilidad de todas las piezas.
  4. Comprar fuentes de alimentación baratas. Una fuente de alimentación barata de un fabricante desconocido puede provocar un incendio en la casa. No es una hipérbole ni una exageración: una fuente de alimentación de mala calidad no sólo es mala para tu PC, sino que puede poner en peligro tu vida.
  5. Instalación incorrecta de la RAM. Si hay un número par de tarjetas RAM (2, 4), tienes que instalarlas a una ranura de distancia una de otra. Recuerda también montar la RAM completamente hacia abajo para que los clips de ambos lados caigan.
  6. Los refrigeradores empujan el aire en la dirección equivocada. Los ventiladores suministrados con el chasis empujarán el aire en la dirección correcta. Pero si instalas tus propios refrigeradores, conviene asegurarse de que expulsan el calor adecuadamente. Los ventiladores deben empujar el aire hacia la parte trasera o superior del chasis para garantizar un flujo adecuado.
  7. Demasiada pasta térmica. El uso excesivo de pasta térmica puede provocar un mal rendimiento térmico.

ForoPc
VidaParalela
Tarabu
Nosbi