Cómo puede perjudicarle un exceso de proteínas en su dieta

Cómo puede perjudicarle un exceso de proteínas en su dieta.

Las proteínas son los componentes básicos de nuestro cuerpo y son cruciales para una dieta saludable. Aunque las proteínas son importantes, un exceso de ellas puede tener un efecto negativo en la salud.

¿Cuál es la función de las proteínas en el organismo?

Las proteínas ayudan a las células del cuerpo a realizar las actividades cotidianas y garantizan el buen funcionamiento de los músculos, órganos y huesos. Las proteínas también ayudan a producir hormonas y enzimas y a mantener un sistema inmunitario sano.

Qué ocurre cuando se comen demasiadas proteínas

Tu cuerpo sólo necesita una pequeña cantidad de proteínas para funcionar bien. Consumir proteínas de más puede ser perjudicial. El exceso de proteínas, si no es utilizado eficazmente por el organismo, supone una carga metabólica para los huesos, los riñones y el hígado, lo que puede provocar problemas de salud.

Cuántas proteínas son demasiadas

Las cantidades dietéticas recomendadas son los niveles mínimos diarios de nutrientes necesarios para satisfacer las necesidades de casi todas las personas sanas de un grupo de edad y sexo determinados. La norma es 68 gramos para los hombres y 58 gramos para las mujeres. La cantidad óptima de proteínas diarias para las personas depende de su edad, nivel de actividad, masa muscular, dieta general y estado de salud actual.

Quién necesita más proteínas

La ingesta de proteínas de un individuo varía en las diferentes etapas de la vida y depende de su estado de salud. Los grupos que pueden necesitar suplementos de proteínas son las personas desnutridas, los ancianos, los que no pueden masticar o tragar, las personas con sarcopenia y las mujeres embarazadas o en periodo de lactancia.

Cuándo evitar una dieta alta en proteínas

Aunque las proteínas son esenciales para la salud normal, hay condiciones en las que se debe tener precaución. Se recomienda reducir la ingesta de proteínas en personas con problemas renales preexistentes (enfermedad crónica y nefropatía diabética por cálculos).

Una dieta baja en proteínas de por vida es el principal tratamiento para las personas con trastornos proteicos hereditarios como la fenilcetonuria y la homocistinuria. Estos trastornos suelen provocar la falta de la enzima necesaria para descomponer los aminoácidos, los «componentes básicos» de las proteínas. Esto conduce a una acumulación de aminoácidos en la sangre y en el cerebro humano, con graves consecuencias como el daño cerebral.

Cuándo acudir al médico

Es conveniente consultar a un médico y a un nutricionista antes de empezar una dieta rica en proteínas, sobre todo si ya tiene problemas de salud.

Todos necesitamos diferentes cantidades de proteínas y muchos factores pueden afectar a las necesidades individuales. El objetivo principal debe ser conseguir el equilibrio adecuado de nutrientes en nuestra dieta y llevar un estilo de vida activo con ejercicio regular.

¿Ha encontrado un error en el texto? Márcalo, pulsa Ctrl + Enter y lo corregiremos.

Díselo a tus amigos:









ForoPc
VidaParalela