¿Cómo preparar champiñones en salsa?

¿Cómo preparar champiñones en salsa? Los champiñones son muy versátiles, ya que pueden ser acompañante perfecto en muchas recetas, pero también pueden ser los protagonistas en nuestra preparación. Su consistencia es carnosa y pueden cocinarse como el ingrediente principal en salsas.

Por otro lado, cabe destacar que, los champiñones tienen muchos beneficios a nuestra salud. Es por ello que, en este artículo, veremos cómo se preparan los champiñones en salsa. Verás que se trata de una receta sencilla de preparar, además, tiene pocos ingredientes muy fáciles de encontrar, y que seguramente tienen en casa.

Ingredientes

Los ingredientes que necesitaremos, como mencionamos, son sencillos de conseguir, veamos:

  • Para esta receta, usaremos dos cucharadas de mantequilla o margarina con sal, la que solemos usar diariamente.
  • También se necesita una cebolla que cortaremos en cuadritos pequeños, o bien, según el grosor que necesitamos.
  • Dos dientes de ajo, machacados.
  • 1 taza y media de champiñones. Pueden ser el tipo de hongos que encuentres. Por lo general, se usan los champiñones blancos. Estos pueden ser enlatados, aunque los frescos irán de maravilla en esta receta.
  • 1 litro de leche evaporada. También puedes usar una lata de crema de leche.
  • Una pizca de sal y de pimienta al gusto.

Ahora que has encontrado los ingredientes, veamos cada uno de los pasos que se requieren para preparar esta receta con hongos.

Primer paso

Comenzaremos por macerar los champiñones en la leche evaporada. Esto es muy importante, ya que si encuentras champiñones secos, estos se hidratarán con la leche evaporada, lo que les otorgará mucho sabor y una textura más suave.

En el momento en que los dejes macerando, deja que reposen por unos 15 minutos. Si es necesario, déjalos en la ladera. Comienza por este paso para que, a medida que nos encargamos de los siguientes ingredientes, estos hayan adquirido una buena consistencia y hayan reposado satisfactoriamente.

Segundo paso

Ahora bien, enciende la estufa y derrite la mantequilla. Puedes optar por agregar un poco de aceite, aunque generalmente, no es necesario. Cuando se haya derretido, es momento de agregar la cebolla corta en cubos. Sofríe hasta que se trasparente. Después de eso, agrega el ajo machacado y remueve para evitar que se queme.

Sofríe estos dos ingredientes a fuego lento, para que se cocinen bien, y que no se doren demasiado, o se quemen. Puedes hacer este procedimiento en una olla pequeña o en un sartén.

Tercer paso

Una vez que la cebolla y el ajo se hayan sofrito, lo que debes hacer es agregar los hongos que habíamos reservado con la leche evaporada o la crema de leche. En todo caso, puedes usar leche completa, pero en menor cantidad. Ya que se quiere una consistencia más espesa para la salsa.

Comienza a sazonar con la sal y la pimienta, después de eso, remueve de vez en cuando, cuidando que la salsa no se queme en el fondo. Deja cocinar a fuego lento hasta que la salsa de los champiñones tenga la consistencia que deseas. Sirve en tu plato y buen provecho.