Como Poner en Suspensión Los Servicios Que Se Ejecutan en Segundo Plano


¿Cómo poner el servicio en suspensión que se ejecuta en segundo plano?

Cuando un servicio se ejecuta en segundo plano, transcurren varios procesos. Estos procesos pueden afectar el rendimiento del sistema, y a veces es útil ponerlos en suspensión. Aprende cómo hacerlo a continuación.

1. Determine qué servicios se ejecutan en segundo plano.

En Windows, hay dos formas de identificar los servicios que se están ejecutando. Si desea obtener una lista detallada de los servicios, puede abrir el Panel de Control y abrir el Administrador de tareas. En la pestaña Detalles, encontrará una lista de los servicios en segundo plano y la cantidad de recursos que están utilizando.

2. Suspenda los servicios que no son necesarios.

Para suspender un servicio, haga lo siguiente:

  • Abre el Panel de Control. Luego vaya a Herramientas administrativas y haga clic en Servicios.
  • Busque el servicio que desea suspender y, a continuación, haga clic derecho en él. Seleccione Detener.
  • Haga clic en la pestaña Acción. Luego haga clic en Detener para suspender el servicio.

3. Revise regularmente sus servicios para ver si hay alguno que necesita ser reactivado.

Una vez que hayas suspendido los servicios innecesarios, es importante que revises regularmente para ver si hay alguno que necesita ser reactivado. De esta forma, puedes controlar el uso de recursos y el rendimiento del sistema.

Ahora que ya sabes cómo suspender servicios que se ejecutan en segundo plano, puedes optimizar tu sistema de forma eficaz.

Cómo poner en suspensión los servicios que se ejecutan en segundo plano

En el sistema operativo Windows, existen algunos programas y servicios que se ejecutan en segundo plano para prestar ciertos servicios. Estos ejecutan servicios como carpetas compartidas de red, la impresora de la red, el inicio de sesión remoto y mucho más.

Es importante entender cómo poner en suspensión estos servicios cuando el usuario decide, ya que pueden afectar el rendimiento y el uso de los recursos de la computadora. A continuación, se explica cómo poner en suspensión los servicios que se ejecutan en segundo plano.

Desactivar los servicios en segundo plano

La manera más fácil de desactivar los servicios en segundo plano en Windows es ir al Panel de Control. Una vez allí, se pueden seleccionar los programas que se desean desactivar y cambiar la configuración para suspenderlos. Por ejemplo, si se desea suspender la carpeta compartida de red, se seleccionará el programa correspondiente y se cambiará la configuración a «suspender».

Aplicación de tareas de Programación

El administrador de tareas de programación de Windows también se puede usar para desactivar los servicios en segundo plano. Esta herramienta se usa para configurar las tareas que se deben realizar en la computadora. Si se desea desactivar los servicios en segundo plano, se usan herramientas en el Administrador de tareas para configurar el sistema para que los servicios no se ejecuten mientras el sistema está en reposo.

Apagar los servicios desde la Linea de Comandos

Los usuarios avanzados también pueden usar la línea de comandos para desactivar los servicios en segundo plano. Esto se hace usando los comandos «sc stop» para parar los servicios y «sc config» para cambiar la configuración de los servicios. Esto se hace desde la línea de comandos de Windows, donde el usuario typea los comandos apropiados para suspender los servicios.

Otras Consideraciones

Cuando se desactivan o ponen en suspensión los servicios en ejecución en segundo plano, es importante comprobar que tales servicios sean necesarios para el correcto funcionamiento del sistema. Si se desactivan los servicios, puede perderse funcionalidad en el sistema. Estos servicios desactivados también tienen que recibir actualizaciones para que no se afecte el rendimiento de la computadora.

Resumen:

  • Desactivar los servicios en segundo plano en el Panel de Control.
  • Usar el Administrador de tareas de programación para suspender los servicios.
  • Usar la línea de comandos para desactivar los servicios.
  • Asegurarse de que los servicios necesarios estén funcionando correctamente.

Actualizar los servicios desactivados para asegurarse de que el rendimiento no se vea afectado.

Cómo poner en suspensión los servicios que se ejecutan en segundo plano

¿Qué son los servicios en segundo plano?

Los servicios en segundo plano son procesos de Windows que se ejecutan en segundo plano sin interacción con el usuario. Estos procesos pueden ser muy útiles para mejorar el rendimiento del sistema o para ofrecer algunas funcionalidades específicas, como la recuperación automática de archivos borrados, el inicio automático de programas o el control de la red.

¿Cómo poner en suspensión los servicios en segundo plano?

Poner en suspensión los servicios en segundo plano es una forma sencilla de mejorar el rendimiento de tu computadora, ya que los procesos que se ejecutan en segundo plano a menudo pueden utilizar recursos del sistema (memoria, procesador y espacio en disco) de forma no deseada. Aquí te explicamos paso a paso cómo poner en suspensión los servicios en segundo plano:

  • Abre el Administrador de Tareas. Para ello, presiona Ctrl + Alt + Supr y selecciona la opción “Administrador de tareas”.
  • Dirígete a la pestaña “Inicio”. Una vez dentro, haga clic en la pestaña “Inicio” para acceder a los programas y servicios que se inician automáticamente.
  • Pon en suspensión los servicios no necesarios. Para ello, deselecciona los servicios que no son necesarios, presionando la casilla de verificación. Ten en cuenta que en algunos casos algunos programas y servicios son esenciales para el correcto funcionamiento del sistema, así que es recomendable no desactivarlos.
  • Confirma los cambios. Una vez seleccionados todos los servicios que deseas poner en suspensión, presiona el botón “Aceptar” para guardar los cambios.

Conclusión

Poner en suspensión los servicios que se ejecutan en segundo plano es una forma sencilla de mejorar el rendimiento de tu computadora. Para activar esta opción, simplemente debes abrir el Administrador de tareas, dirigirte a la pestaña “Inicio” y deseleccionar los programas y servicios que no son necesarios. Recuerda que algunos programas y servicios son esenciales para el correcto funcionamiento del sistema, así que es recomendable no desactivarlos.

Cómo poner en suspensión los servicios que se ejecutan en segundo plano

En Windows, es muy común que varios servicios se ejecuten en segundo plano y consuman recursos de tu computadora aunque no los uses o incluso hayas olvidado que están ahí. Esto puede afectar el rendimiento, y la solución para ésto es sencilla: suspender los servicios que se ejecuten en segundo plano.

Pasos para suspender los servicios en segundo plano

  • Abre la aplicación Administrador de tareas haciendo click derecho en el menú de Inicio y eligiendo la opción.
  • Haz click en la pestaña Inicio.
  • Una vez allí busca entre los programas que alguien haya colocado manualmente para ejecutarse en segundo plano.
  • Si encuentras un programa “sospechoso”, haga click derecho en él y elige Detener para suspenderlo.
  • Si no encuentras ningún programa pero los recursos siguen siendo bajos, busca los programas que Windows tenga configurados para ejecutarse en segundo plano.
  • Haz click en la pestaña Servicios del Administrador de tareas.
  • Aquí encontrarás todos los servicios que Windows esté ejecutando. Deshabilita aquellos que crees que no son necesarios.
  • Para desactivar el servicio, haz click con el botón derecho en él y elige la opción Detener.

Conclusión

Algunos servicios que se ejecuten en segundo plano pueden estar afectando el rendimiento de tu computadora. Aunque no los uses regularmente, es importante revisar lo que hay en segundo plano y deshabilitar quién no son necesarios haciendo unos sencillos pasos.

Esto puede ayudar a mejorar tu rendimiento y a ahorrar energia.

Cómo poner en suspensión los servicios que se ejecutan en segundo plano

Los servicios que se ejecutan en segundo plano pueden afectar significativamente el rendimiento de tu dispositivo. De manera predeterminada, Windows ofrece muchos servicios en segundo plano para garantizar una mejor interacción y una mejor experiencia de usuario.

Pasos para poner en suspendión los servicios

  1. Abra el Panel de Control desde el menú Inicio de Windows.
  2. Haga clic en «Herramientas Administrativas».
  3. Haga clic en el menú «Servicios».

Una vez que haya entrado en la sección de servicios, podrá ver una lista de todos los servicios que se están ejecutando. Deberá buscar los servicios que están en segundo plano y hacer clic en la pestaña “Propiedades” para la acción Siguiente.

Ajustar las configuraciones

Cuando se abra la ventana de propiedades, deberá ver tres configuraciones. Busque la configuración «Tipo de inicio». Deberás cambiar este valor a «Deshabilitado» para detener el servicio.

Luego deberá hacer clic en el botón «Aplicar» y luego en el botón «Aceptar». Esto hará que el servicio se suspenda hasta que se realice una acción para reactivarlo. Usted puede realizar esta acción para cada uno de los servicios en segundo plano.

Beneficios de poner en suspensión los servicios en segundo plano

  • Aumenta la velocidad de tu dispositivo.
  • Tu dispositivo se vuelve más efectivo.
  • Ahorras batería.
  • Mejora la experiencia de usuario.

·  Como Entrar a Una Pagina Web
Trucoteca
Don Como
Descubrir Online
MiBBmeMima
Seguidores Online
Tramitalo Facil
TecnoBits