Cómo hacerse buenas fotos con el teléfono

Cómo hacerse buenas fotos con el teléfono.

Revisando las fotos de algún famoso en Instagram, a veces nos quedamos helados de alegría cuando nos encontramos con otra foto colorida. La pose de la estrella, el juego de luces adecuado, el ángulo, las expresiones faciales, el fondo elegante… todo ello nos hace volver a la imagen vista una y otra vez. Al admirar la armonía visual, nos sorprendemos pensando que también nos gustaría hacer una foto similar, pero hasta ahora todo lo que hemos conseguido no llega a ser una obra maestra visual. Entonces, ¿cómo hacer fotos bonitas y correctas de ti mismo con tu teléfono y qué consejos pueden ayudar en esto? Se lo contaremos en nuestro material.

Cómo limpiar el objetivo de la cámara de tu teléfono móvil

La limpieza del objetivo de la cámara de tu teléfono móvil es imprescindible para obtener imágenes bonitas y de alta calidad. Cuando los dedos grasientos tocan el objetivo, las fotos que se obtienen con dicho objetivo se vuelven borrosas. El mismo resultado se producirá con el polvo, la suciedad y otros líquidos.

La mejor manera de limpiar la lente de tu teléfono móvil es utilizar un paño de microfibra. No utilice papel higiénico ni toallitas, ya que pueden parecer suaves pero rayarán la lente. Evita los productos químicos: el jabón o el alcohol pueden comprometer la calidad de la lente.

Explora las funciones de tu cámara

Cualquiera que sea la cámara que tengas en tu gadget tiene muchas opciones diferentes. Es importante entender cuáles son estas opciones para estar seguro de que la cámara está configurada correctamente para la toma.

Por ejemplo, para fotografiarse a sí mismo, la cámara dispone de los modos «Selfie» o «Retrato», que permiten enfocar a una persona. Consulta el manual de tu teléfono móvil para asegurarte de que utilizas los modos de imagen correctamente.

Con el nivel adecuado de profesionalidad, puedes elegir un modo manual para la cámara y ajustar la velocidad de obturación, el balance de blancos, el ISO y otros parámetros a tu gusto. No olvides asegurarte de que estás utilizando la máxima resolución de tu cámara en sus ajustes.

Lee también: Cómo configurar la cámara de tu teléfono móvil para obtener fotos de alta calidad.

Reflexionar sobre la composición

Antes de crear una foto, piensa en la composición adecuada de tu futura foto, la imagen de tu foto en su conjunto.

Merece la pena pensar en la ubicación del sujeto principal de la foto (es decir, tú), así como en otros objetos del encuadre. Puede ser el paisaje que hay detrás de ti, una pieza de museo o un punto de referencia junto al que estés. Asegúrate de que la composición general es clara para el espectador.

También puedes considerar diferentes técnicas de composición (regla de los tercios, encuadre, color y otras).

Mantenga la cámara alejada

Si vas a fotografiarte con tu teléfono móvil, mantenlo alejado de ti. La mayoría de los objetos de la cámara de los teléfonos inteligentes son de gran angular. Esto significa que interferirán en la mayor parte del encuadre, pero distorsionarán ligeramente la imagen. Esta distorsión suele ser imperceptible, pero cuando se acerca demasiado el objetivo, puede producir un extraño efecto de caricatura en el que algunas partes de la cara parecen más grandes que otras. Por lo tanto, si va a sostener el teléfono en la mano, extienda el brazo lo más lejos posible de usted.

Cuando lleves la mano con el teléfono móvil demasiado lejos, no apoyes la cabeza en los hombros. Su cabeza tendrá un aspecto extraño en este caso. Asegúrate de que está en una posición natural cuando hagas la foto.

Coloca la cámara por encima de ti

En cuanto al tema de fotografiarse correctamente con el teléfono móvil, es importante recordar que hay que colocar la cámara ligeramente por encima de uno mismo cuando se hace una foto. Las fotos se ven mejor si están tomadas desde un poco más arriba, de lo contrario tu barbilla será lo primero que aparezca en la foto. Colocar la cámara ligeramente por encima de uno mismo da grandes resultados.

La excepción aquí podría ser si te disparas a ti mismo en el espejo. Si sostienes la cámara debajo de ti, te será más cómodo componer la toma. Recuerda que debes inclinar la barbilla y asegurarte de que tu pose sea atractiva.

Trabajar en la luz

La luz es fundamental a la hora de fotografiar. Tienes que asegurarte de que hay suficiente luz para iluminar todos los detalles de la imagen para que no obtengas una imagen borrosa y con ruido. Se puede proporcionar suficiente luz si se está en el exterior durante las horas de luz (incluso si está nublado).

Hay que tener en cuenta el ángulo y la dirección de la luz. Una fuente de luz más baja, como cuando el sol está por debajo del horizonte, iluminará los rasgos faciales de forma más uniforme. Una fuente de luz brillante cuando el sol está directamente encima dará lugar a sombras duras, que pueden crear contrastes oscuros que no se ven bien.

Al crear una foto, intenta mirar a la fuente de luz, pero no hasta el punto de entrecerrar los ojos. Una luz plana detrás de la cámara iluminará tu rostro de manera uniforme.

Recuerda que la calidad de la luz es muy importante. La mejor luz proviene de un hermoso sol bajo, cerca del atardecer o del amanecer, cuando tiene un brillo amarillo. El resplandor cálido da tonos suaves a tu piel y el ángulo inferior del sol iluminará tu rostro de forma armoniosa.

Ten cuidado con las fuentes de luz puntuales, como los flashes, que pueden desenfocar los rasgos faciales, conseguir un efecto de ojos rojos o incluso arruinar la toma. La luz natural suele dar mejores resultados, a menos que compres un kit de flash caro y de alta calidad.

Cuando dispares en interiores, quédate quieto para evitar que la toma salga borrosa. Utiliza cualquier luz disponible, por ejemplo, colócate junto a una ventana para que la luz del exterior te ilumine. De lo contrario, utiliza la fuente de luz más brillante posible.

Esto te será útil: cómo guardar fotos en tu teléfono Android.

¡Sonríe! – Una sonrisa hará que una foto se vea bien

Muy a menudo, a la gente no le gusta que la fotografíen, incluso cuando se trata del momento en que nos fotografiamos a nosotros mismos. Por eso es importante relajarse y disfrutar del proceso. Si sonríes al hacer una foto, verás que tus imágenes resultan más agradables para los que te rodean.

Haz varias fotos a la vez, y cuanto más practiques, más natural y relajado parecerás. No te preocupes si te lleva tiempo. Al final, el resultado puede ser espectacular.

Utiliza un temporizador y un trípode

Para hacer tus fotos de forma correcta y bonita, utiliza un trípode. Si colocas la cámara en un trípode, obtendrás mejores resultados que si sostienes el teléfono en tus manos. También es mejor si haces varias fotos a la vez. Esto te permitirá experimentar con diferentes poses, imágenes, ángulos y sumergirte más en el proceso.

Vale la pena utilizar un temporizador para disparar a distancia. También hay dispositivos de disparo a distancia que pueden ayudarte a crear una foto de calidad.

Edita tus fotos

Una habilidad importante para conseguir fotos de calidad es la edición de las mismas. Esto te permitirá sacar el máximo partido a las fotos que hagas, sean las que sean.

Unos simples cambios en el brillo, el contraste y la saturación pueden mejorar la imagen, mientras que recortar una foto puede ayudar si la composición no era del todo correcta. Los profesionales experimentados pueden ir más allá: blanquear los dientes, eliminar las manchas de la piel y mucho más.

Hay muchos editores de imágenes fijos, móviles y en línea, desde el conocido «Adobe Photoshop» hasta los móviles «Snapseed» o «Lightroom Mobile». Elige el editor que más te convenga, experimenta y consigue grandes resultados.

Vídeo

En nuestro material, hemos descrito cómo hacerse una foto con el teléfono móvil de forma correcta y bonita, y hemos enumerado los consejos necesarios para hacerlo. Procura utilizar una buena óptica a la hora de hacer tus fotos, no dudes en experimentar y, si es necesario, recurre a la ayuda de tus familiares o amigos para que te ayuden a hacerlas. Haz muchas fotos a la vez: cuando las revises, podrás elegir las mejores alternativas y trabajar con ellas.