¿Cómo hacer un tutorial escrito?

¿Cómo hacer un tutorial escrito? Los tutoriales han venido adquiriendo un gran protagonismo en nuestras vidas, ya que durante el día, podemos encontrarnos en situaciones con las que por alguna razón, tendremos una pregunta.

En la sociedad actual, solemos recurrir a la internet para disipar todas las dudas que pudiéramos tener, porque a) podemos encontrar la información que buscamos en cuestión de segundos y porque b) todo cuanto necesitamos saber, se encuentra almacenado en la red. Y es aquí donde entra en juego los tutoriales, que dígase de paso, se han venido expandiendo, pero siempre se recurre a los tutoriales escritos.

¿De qué trata el tutorial que quieres escribir?

Comenzaremos por esta pregunta, lo que nos deja entrever que, es sumamente importante poder determinar y tener en mente, sobre lo que hablaremos en el tutorial para poder esbozar cada uno de los procedimientos con los que logrará explicar cada uno de los pasos que requiere el tutorial.

Tenemos que, un tutorial es aquello que nos muestra las indicaciones y los pasos que se deben seguir para lograr un fin determinado. De ahí a que encontremos tutoriales que explican alguna receta o indicaciones sobre reparar electrodomésticos.

¿Conoces el tema del tutorial?

Una vez que se tiene en mente el tema del tutorial, es importante conocer el tema. Este punto es muy importante porque si no se tiene conocimiento sobre el tema del tutorial, muy difícilmente se podrá desarrollar. Pero no se trata de un proceso muy complicado, ya que por medio de otros tutoriales, podemos encontrar respuestas sobre el tema.

De manera que, si vemos cómo están constituidos los tutoriales sobre el tema que se desarrollará, será más fácil hacer y escribir el nuestro. Esto no deja en un punto muy importante, que es el de evaluar el público al que va dirigido el material, se debe a que la forma en la que se abordará el tema, debe estar redactado con el lenguaje idóneo.

Estructura del tutorial

Al tener claros los puntos que hemos expuesto anteriormente, es momento de comenzar a desarrollar y escribir el tutorial. Para ello, hay que tener en cuenta la estructura que se debe seguir, será de esta manera:

  • El título y la descripción: por medio de este punto, idearemos cómo se llamará el tutorial. Lo recomendable es que sea un título que describa el tema a tratar, de manera que sea más sencillo acceder a él.
  • Las observaciones: antes del paso a paso, ten en cuenta desmenuzar las observaciones pertinentes, en caso que sea necesario, para que el lector tenga en cuenta cuando se disponga a solventar o solucionar aquello que en el tutorial se resolverá.
  • Los pasos a seguir: se trata de la sección en el tutorial donde se expondrá cada uno de los pasos que se deben seguir.

Comparte el tutorial

Tener en cuenta el tipo de plataforma y dónde se compartirá el tutorial, es clave para su elaboración, cuando lo hayas terminado, lee, corrige y luego considera compartirlo con los lectores. O bien, subirlo a una web para que puedan acceder a él.