¿Cómo controlar a las personas?

¿Cómo controlar a las personas? Por ahí se dice que cada cabeza es un mundo y es cierto, cada una de las personas van a ver el mundo según sus historias personales y van a ser más o menos sugestionables según sus caracteres, y es que en la actualidad existe una gran cantidad de trucos con los cuales es posible que se sugestione a las personas, por supuesto que va a depender de la capacidad de concentración y firmeza de carácter de cada quien.

Existe una buena variedad de trucos para controlar a las personas y dominarlas, estos juegos, por llamarlos de alguna manera, te podrán ayudar a conseguir lo que deseas de las demás personas. Recuerda que sea posible influenciar y hasta ejercer cierto dominio, pero nunca va ser un dominio total.

El leguaje no verbal

Este leguaje no verbal o lenguaje gestual es bastante efectivo cuando se desea controlar de alguna forma a otra persona y es que se puede influir a nuestro favor con los gestos, una de las formas mas efectivas de comprobarlo es asintiendo con la cabeza de forma sutil, cuando se le esta haciendo una pregunta a una persona, de forma inconscientes esta persona te dar la respuesta afirmativa que deseas.

Los favores

Esta es una de las formas de dominio mas usadas en la actualidad y es que cuando le pides un favor a una persona esta se sentirá mas unida a ti y por supuesto mas importante en tu vida, cuando le pides a alguien que te haga un favor esta persona lo asumirá como un gesto de confianza en ella y por lo tanto hará lo posible por complacerte.

El efecto Zeigarnik

Este es un efecto súper interesante y que todos hemos sufrido en un montón de oportunidades, solo que no sabíamos como se llamaba, cuando se te pega una canción y no te la puedes sacra de la cabeza en todo el día, este es el efecto Zeigarnik, la manera de solucionar esto es simplemente catando el final de la canción y listo se termina la obsesión con la canción.

Sion quererlo fuiste influido por un factor externo y esta es una de las maneras en las que podrás hacer que las personas se obsesionen con determinadas cosas, simplemente colocales la idea en la cabeza y ellos solos terminara lo que se desea.

La reducción de las posibilidades

En el momento en que le reduces las posibilidades de respuesta a las personas y las limitas a respuestas sencillas y cortas como si o no, es posible que te salgas con la tuya de la manera más sencilla posible, solo tienes que hacer la pregunta de forma directa, pero con la intensión de recibir la respuesta que deseamos.

Por ejemplo, cuando preguntas si desea agua, la respuesta puede ser negativa, pero si en cambio le preguntas si desea el agua en un vaso azul o en el verde la respuesta será afirmativa por asociación, te dirá azul o verde, pero no es muy probable que te diga que no.