Cómo concentrarse después de una larga pausa en el trabajo

Cómo concentrarse después de una larga pausa en el trabajo.

Las vacaciones, la enfermedad, los días festivos u otros factores hacen que se tarde en volver a la rutina laboral. A veces esto supone un gran esfuerzo. Hay varias formas de ayudarle a recuperar la concentración después de una larga pausa en el trabajo.

Poner en orden tu mente.

Limpia tu escritorio. Tira la basura, limpia las carpetas de papeles innecesarios. Poner las cosas en orden en los armarios y cajones. Elimine los archivos innecesarios de su ordenador. Un lugar de trabajo limpio y ordenado te prepara para hacer cosas nuevas.

Limitar las reuniones

Después de una larga pausa, es difícil volver a la actividad de inmediato. Durante los primeros días de adaptación, reduzca el número de reuniones. Elimine las reuniones de su agenda, páselas al final de la semana.

Planifique su día

Intenta organizar tus pensamientos por la mañana. Escriba primero lo que hay que hacer. Planifique su almuerzo, su paseo, sus actividades nocturnas. Esto le ayudará a sentirse centrado y a recuperar la concentración.

Dejar tiempo para la reflexión

No es raro que las tareas urgentes diarias desplacen a las importantes. Designa algunos días y horas en tu agenda para pensar en ellos. Esto facilita una rápida vuelta al modo de trabajo.

Haz lo que te importa

Ayuda a recuperar la concentración después de una larga pausa abordando una tarea que le resulta molesta. Requiere energía extra y te lleva a un estado de trabajo.

Anotar las principales prioridades

Haz una lista de cosas que hacer después de un largo descanso. Identifique las principales tareas entre ellas y empiece a actuar.

Comunicarse con los colegas

Reconectar con los miembros del equipo ayuda a centrarse en la resolución de problemas. La comunicación le recuerda los detalles de los proyectos conjuntos y los plazos para su realización. Todo esto le permite prepararse para un trabajo productivo.

Planifique sus descansos

Para evitar la sobrecarga en los primeros días, organice un descanso después de dos horas de plena concentración. Puede ser un paseo, una charla con los compañeros, un almuerzo. Este horario mejora su productividad.

¿Ha encontrado un error en el texto? Márcalo, pulsa Ctrl + Enter y lo arreglaremos.

Díselo a tus amigos: