¿Cómo aprender a andar en bicicleta?

     ¿Cómo aprender a andar en bicicleta? La bici es un juguete que está presente desde la niñez, y que de adultos vemos incluso algunos deportes con ella, pero para los niños es un objeto divertido de usar, porque sirve para desplazarse a ciertas distancias de manera más rápida. Manejar una bici tiene sus trucos, no todas las personas que la utilizan aprenden, y terminan dejándolo y no la vuelven a usar por mucho tiempo.

Si eres de las personas que les gusta la bicicleta, pero te d miedo o no sabes cómo arrancar, hay varios trucos y secretos para aprender a manejarla.

Si tenemos la bici de niño es más fácil en el futuro

Una de las cosas que más acusan los usuarios es el miedo a subir en la bici porque son sus primeras experiencias, si practicamos con ellas desde muy niños, en el futuro tendremos ciertas habilidades que nos ayudarán a manejarlas. Cualquier edad en la niñez es buena, ya que somos más atrevidos, pero como edad mínima está de 3 años.

Como somos niños, hay cierta rebeldía y poco miedo a hacer las cosas, lo que nos ayuda para poder subir a la bicicleta.

Empieza con 4 ruedas

Si eres adolescente o adulto, y quieres aprender a manejar la bicicleta, pero no tienes ni idea por dónde empezar, no hay mejor manera que las bicis con 4 ruedas. Que no te de pena hacerlo, muchas personas no lo hacen porque indica un signo un poco infantil, pero son el camino idóneo para empezar con su dominio.

Primero empezamos  dominando la bici con las 4 ruedas, cuando ya se haga muy fácil controlarla, procedemos a manejarlas de manera clásica, con 2 ruedas.

Domina el equilibrio

Una vez hemos mantenido el control con las bicis de dos ruedas, el resto será pan comido, este equilibrio se logra primero andando distancias cortas, y dominando la presión y la manera de frenar. Este paso no se logra de un día para otro, por lo que debemos tener mucha paciencia.

Usa protección para evitar accidentes o lesiones graves

Al manejar una bicicleta, las caídas están presentes en cualquier momento, sobre todo si tenemos poco dominio con ellas, ya sea por exceso de velocidad, un mal freno u otra situación, estar protegidos en estos casos es importante.

Entre los objetos que podemos usar están las rodilleras, que van en la zona de las rodillas, coderas que se ubican en los codos, y la más importante, el casco. Los golpes en la cabeza pueden ser delicados, y el casco lleva todo el peso del golpe y protege esa zona tan frágil.

No tengas miedo a caerte o tropezar usando la bicicleta

Antes hablamos de la protección a usar cuando estamos manejando la bicicleta, una vez y los tenemos incorporados, debemos sentirnos con la seguridad de que si nos vamos a caer, no pasa nada, nos levantamos y seguimos. El miedo es un factor determinante y puede frenar a muchas personas a intentar usar una bicicleta.