Causas del goteo nasal

Causas del goteo nasal.

La rinitis se desarrolla cuando un irritante entra en la cavidad nasal. La mucosa produce un fluido que atrapa los agentes patógenos y las partículas de polvo. Estos salen con los mocos. Cuando la nariz está despejada, la rinitis desaparece. Las principales causas de la rinitis son las condiciones meteorológicas, las infecciones víricas y las alergias.

Fiebre por el frío

Los mocos aparecen en el frío. El aire frío irrita y seca la mucosa nasal. Para evitar la pérdida de humedad, el cuerpo aumenta la producción de mucosidad.

El frío

Esta es la principal causa de la rinitis. Otros síntomas son la congestión nasal, el picor de garganta y los estornudos. La temperatura puede ser baja o moderadamente alta, hasta 38 grados. La enfermedad está causada por virus aéreos que se transmiten a través de artículos domésticos.

Los antibióticos son impotentes contra el SRAS. Para aliviar los síntomas, refuerza el sistema inmunitario, bebe más líquidos, come caldo de pollo y descansa mucho. Toma vitamina C para reducir los síntomas.

Para prevenir los resfriados, escucha los consejos de los expertos:

  • Lávate las manos a menudo.
  • Evita el contacto con personas que tosen y estornudan.
  • Mantén la casa limpia.

Gripe

Esta infección vírica es más peligrosa que el resfriado común. La gripe afecta a todo el sistema respiratorio: nariz, garganta y pulmones. La rinitis aguda no es el mayor problema, pero es donde comienza la enfermedad. Se producen estornudos y dolor de garganta. Los síntomas se acumulan rápidamente y empeoran. Sube la fiebre, aparece dolor de cabeza, dolores musculares y debilidad.

La medicación antiviral acelera la recuperación. Los médicos recetan medicamentos para aliviar los síntomas. Se recomienda el reposo absoluto para evitar complicaciones. Si se sospecha una neumonía, se prescriben antibióticos.

Sarampión y rubeola

Son enfermedades víricas que afectan más a los niños. Dan lugar a complicaciones que pueden acabar en la muerte. En los países desarrollados, el sarampión y la rubeola casi han desaparecido, pero los fracasos de la vacunación masiva han hecho resurgir estas enfermedades.

Síntomas del sarampión:

  • tos;
  • La nariz que gotea;
  • ojos inflamados;
  • dolor de garganta;
  • Una erupción de pequeñas manchas que pican.

La rubeola no es tan contagiosa como el sarampión y es menos peligrosa, ya que presenta estos síntomas:

  • fiebre;
  • fiebre;
  • La nariz que gotea;
  • ojos inflamados;
  • Ganglios linfáticos agrandados;
  • dolor en las articulaciones;
  • sarpullido.

Alergia al polen

La fiebre del heno puede durar desde principios de la primavera hasta finales del otoño, ya que los árboles, las hierbas y los pastos liberan polen en diferentes momentos. La polinosis es un tipo de alergia. Una persona puede reaccionar al polen de una o varias especies de plantas.

Síntomas de la fiebre del heno:

  • mocos claros;
  • estornudos;
  • tos;
  • Picor de ojos, nariz y garganta;
  • Ojeras (no siempre).

Los antihistamínicos recomendados por tu médico pueden ayudar a aliviar los síntomas. No abuses de las gotas nasales vasoconstrictoras. El cuerpo se acostumbra: cuanto más a menudo utilices el medicamento, mayor será la dosis que necesites.

Sinusitis

Es una lesión inflamatoria de los senos paranasales. Puede estar causado por una infección, un traumatismo o una inflamación. Hay una secreción nasal espesa de color amarillo o verdoso, dolor de cabeza, tos y fiebre. Se prescriben antibióticos para el tratamiento.

Alergia a las mascotas

Se cree que la reacción alérgica está causada por el pelo de las mascotas, pero la verdadera causa de la hipersensibilidad es la intolerancia a la queratina. Esta proteína se encuentra en la caspa de las mascotas, las partículas de la piel, la saliva o la orina.

Síntomas típicos de la alergia:

  • La nariz que gotea;
  • Picor en la nariz, en los ojos, en la piel;
  • estornudos;
  • Lágrimas;
  • sarpullido;
  • tos;
  • dificultades respiratorias;
  • colmenas.

Si eres alérgico a los animales domésticos, no tengas una mascota. Cuando tengas una mascota, mantenla fuera del dormitorio, de los muebles y de las alfombras. Sustituye los suelos blandos por madera o baldosas. Baña a tu mascota a menudo y cuida su pelaje. Si el goteo nasal persiste, toma pastillas antihistamínicas.

Rinitis no alérgica

La mucosa nasal a veces se hincha sin motivo. Los pacientes estornudan con frecuencia, y puede haber obstrucción sin goteo nasal. Los síntomas se parecen a los de la fiebre del heno, sólo que el paciente no tiene ninguna reacción al polen. Hay que analizar los alérgenos para determinar la causa del problema. Un irritante puede ser un olor, un medicamento, un producto alimenticio o un cambio de tiempo. La hidratación o la irrigación nasal pueden ayudar a reducir la rinitis.

Irritantes externos

El polvo, el humo del tabaco, el perfume y otras sustancias químicas presentes en el aire son causas frecuentes de la secreción nasal. Si no puedes evitar estos irritantes, humedece la cavidad nasal con una solución salina. Bebe más líquidos para evitar que la mucosa se reseque.

Objeto extraño en la nariz

Este es un problema al que se enfrentan los niños de 1 a 8 años de edad. Tienden a meterse objetos pequeños -guisantes, guijarros, papel- por la nariz. En los adultos, un cuerpo extraño puede entrar en las fosas nasales al caerse o golpearse la cara. El síntoma es una secreción maloliente de la fosa nasal afectada.

No intentes sacar el objeto tú mismo. Podrías empujarla accidentalmente más hacia fuera. Lleva a tu hijo al médico. Cuando un bebé se ha metido en la fosa nasal comida que se hincha en un ambiente húmedo o una pila, llama al médico inmediatamente.

Vídeo

¿Has encontrado un error en el texto? Márcalo, pulsa Ctrl + Enter y lo arreglaremos.

Díselo a tus amigos: