Causas del dolor rectal en hombres y mujeres

Causas del dolor rectal en hombres y mujeres.

La gente intenta no hablar de este delicado problema en voz alta y soporta sentimientos desagradables, a veces junto con los síntomas que los acompañan. El problema puede tratarse con éxito con medicación y cirugía, si puedes superar tu timidez y buscar la ayuda de un especialista.

Fisura anal

Los pequeños desgarros en el pequeño tejido del recto son frecuentes en las mujeres recién nacidas, en los bebés. Se produce por el movimiento de las heces endurecidas. La curación se produce muy lentamente, ya que cualquier defecación irrita aún más el tejido del ano y provoca una inflamación. El ano puede ser doloroso hasta varias semanas.

Además del dolor, las fisuras pueden desencadenarse:

  • Sangrado de la zona lesionada;
  • Picor alrededor del ano, sensación de hinchazón;
  • la aparición de un pequeño bulto.

Hemorroides

Este problema suele darse en personas que llevan un estilo de vida sedentario e inactivo o que ya tienen enfermedades del recto y el ano, o en mujeres embarazadas. La intensidad de las molestias depende directamente del lugar donde se encuentra el bulto. Una hemorroide se desarrolla dentro del recto, pero un crecimiento demasiado grande puede sobresalir del recto.

Síntomas asociados:

  • Irritación, picor, ardor en el ano en hombres y mujeres;
  • Hinchazón alrededor del ano;
  • molestias al defecar;
  • la aparición de un bulto quístico cerca del ano.

Enfermedades venéreas

La infección puede propagarse de los genitales al recto o la infección puede producirse durante el sexo anal. Es inútil luchar sólo contra el dolor; hay que tratar el patógeno y los síntomas de forma integral. A menudo las molestias están causadas por la gonorrea, la clamidia, el herpes, la sífilis o el virus del papiloma.

Oncología

El cáncer de intestino es inicialmente asintomático. Las molestias y el dolor rectal sólo aparecen cuando el tumor crece y presiona los tejidos u órganos cercanos. La hemorragia rectal, el picor y la sensación de abultamiento cerca del ano son indicativos de la gravedad de la situación.

Síndrome del elevador

Esta enfermedad se caracteriza por un dolor persistente en el interior del ano, alrededor del mismo. Las molestias son el resultado de espasmos en los músculos del suelo pélvico. La afección empeora al sentarse, mejora al caminar o al realizar cualquier movimiento. El dolor rectal dura unos 20 minutos, luego cede y se repite a intervalos regulares.

El síndrome paralelo puede provocar:

  • hinchazón;
  • incontinencia urinaria;
  • molestias durante el coito.

Absceso perianal/pararectal

El recto y el ano están rodeados de glándulas y cavidades en las que pueden entrar bacterias o heces. Si hay microfisuras, casi siempre desarrollan una inflamación. Poco a poco se inicia un proceso de enconamiento que da lugar a fístulas, dolor, hemorragia o alteración del flujo de orina.

Proctitis

La inflamación de la mucosa intestinal no es independiente, sino que se produce como consecuencia de enfermedades venéreas o intestinales, radioterapia para el cáncer, mal funcionamiento del sistema inmunitario. Las molestias son de carácter persistente, cuya intensidad puede variar.

Puede ocurrir que el dolor sea simultáneo:

  • Diarrea.
  • Sensación de presión en el recto. A veces, incluso parece que hay un objeto extraño dentro.
  • Sangrado o secreción por el ano.
  • Necesidad constante de defecar.

Tenezma

Este dolor en el ano, tanto en mujeres como en hombres, está causado por calambres y suele ser consecuencia de una inflamación del intestino: colitis ulcerosa, enfermedad de Crohn. Si no se identifica ninguna enfermedad específica, las causas del malestar pueden ser triviales: estreñimiento o diarrea.

Hemorroides trombosadas

A veces se forma un coágulo de sangre en el nudo que parece un bulto endurecido. Estos coágulos no son peligrosos, pero son muy incómodos para el portador. Los bultos sólo pueden extirparse mediante cirugía. El tratamiento conservador sólo sirve para mantener el estado actual; no puede deshacerse de un bulto hemorroidal.

Prolapso rectal

El problema es común en mujeres y hombres después de los 50 años. El prolapso rectal está causado por el debilitamiento del esqueleto muscular. El recto puede sobresalir total o parcialmente del ano. El problema sólo puede tratarse quirúrgicamente, ya que sin un tratamiento adecuado provoca incontinencia fecal, estreñimiento y hemorragias.

Vídeo

¿Has encontrado un error en el texto? Márcalo, pulsa Ctrl + Enter y lo arreglaremos.

Díselo a tus amigos:









ForoPc
VidaParalela
Tarabu
Nosbi