Causas del dolor de oído interno y externo

Causas del dolor de oído interno y externo.

Cuando aparezcan los síntomas, lo mejor es acudir al médico inmediatamente. Si un adulto tiene un dolor punzante en el oído, no siempre está claro cómo deshacerse de él. Las molestias no se deben necesariamente a una infección o inflamación. Para saber cómo tratar un dolor de oído, tienes que averiguar la causa del dolor.

Cera de los oídos

Si te duele el oído por dentro, no siempre es un resfriado o una otitis media. A veces la causa de las molestias es un tapón de cera. Se presenta con síntomas desagradables: dolor y congestión, mareos y distorsión de la propia voz. El azufre cumple una función importante: elimina las partículas extrañas. Crea el entorno adecuado para que el tímpano funcione.

El azufre se expulsa por sí solo al toser, hablar y masticar. A veces persiste y se forma un tapón en el canal auditivo. No intentes deshacerte de él tú mismo. Sólo empujarás el tapón más adentro del canal auditivo. Sólo un médico puede eliminar correctamente el cerumen sin dañar el tímpano.

Oído de nadador

Esta enfermedad del canal acústico externo está causada por la entrada de agua. La enfermedad es conocida por las personas que bucean o nadan. El agua que ha entrado en el canal auditivo se estanca. Los microbios empiezan a multiplicarse en ella y provocan una inflamación. Al principio, el oído se dispara sin dolor, se enrojece, se hincha y pica. Más tarde, aparece una sensación de congestión, pérdida de audición y aumento de la temperatura corporal.

La otitis media puede dar lugar a complicaciones como la meningitis y la meningoencefalitis. El tratamiento comienza con la limpieza del canal acústico por un médico del hospital. El médico prescribe una terapia antibacteriana. Para evitar la otitis media del nadador, mantén los oídos secos durante y después de nadar en masas de agua.

Infección

La alergia o la inflamación pueden afectar al oído medio. Esta sección está detrás del tímpano y la trompa de Eustaquio la conecta con la cavidad nasal. La inflamación puede extenderse al oído medio, el líquido se acumula en él y se desarrolla la infección. Los síntomas más comunes son el dolor, la presión y la tensión en el interior del conducto auditivo.

Una complicación peligrosa de una infección es la pérdida de audición. Para determinar la causa, se te remitirá para el diagnóstico. Si la enfermedad está causada por una bacteria, tu médico te recetará antibióticos. La obstrucción de la trompa de Eustaquio suele estar causada por las alergias. Si es así, el médico te recetará antihistamínicos y hormonas.

Trauma

Antes de que te des cuenta, te dañarás el tímpano con un bastoncillo de algodón. Te preguntarás por qué te puede doler el oído. Este daño es peligroso, porque si no recibes atención médica a tiempo, puedes quedar incapacitado debido a la pérdida total de la audición e incluso morir.

Una lesión en la oreja puede producirse tras un golpe, una caída de altura o la mordedura de un animal. A menudo la lesión se produce durante las actividades deportivas. Los principales síntomas son el enrojecimiento, la sangre y los hematomas. Más tarde, se produce una sensación punzante en el lugar de la lesión y dolor al contacto. Busca atención médica inmediatamente después de la lesión para evitar complicaciones.

Presión del aire

Muchas personas se preguntan por qué les duelen los oídos en el avión. Se produce por la diferencia de presión de aire entre el entorno y el tímpano. Esta condición no es una enfermedad. El cuerpo no tiene tiempo de adaptarse, porque el ascenso y el aterrizaje del avión se producen a gran velocidad. El dolor de oídos en el avión dura 1-2 minutos, pero puede persistir durante varios días.

Para evitar molestias al viajar en avión

  1. Durante el despegue y el aterrizaje, traga más a menudo, chupa piruletas, mastica chicle y bosteza.
  2. Toma aire, aprieta las fosas nasales con los dedos y luego deja salir lentamente el aire de la nariz.
  3. Mantente despierto al embarcar.

Problemas dentales

El dolor de oídos puede producirse con problemas de salud bucodental. ¿Has notado a veces que te duele el diente y el oído al mismo tiempo? Esto se debe a una ramificación del nervio trigémino. Cubre la mayor parte de la cabeza y reacciona de forma aguda a los trastornos que se desarrollan en la zona facial.

El dolor de oídos puede estar provocado por una muela en proceso de dentición, por abscesos dentales o por la inflamación de un orificio doloroso. La sensación suele ser de carácter punzante. Es importante buscar ayuda de un dentista a tiempo, porque si la inflamación está avanzada, la audición puede verse afectada.

Un síntoma de otras enfermedades

El dolor de oídos puede producirse por la inflamación de los órganos y tejidos vecinos:

  1. Mastoiditis. Lesión de la apófisis del hueso temporal. Síntomas principales: palpitaciones, acúfenos, alteraciones de la audición. El dolor se irradia a la región parietal y temporal de la cabeza.
  2. Faringitis, amigdalitis. La inflamación de la garganta provoca dolor de oídos. Se produce al tragar, al abrir la boca.
  3. Inflamación o lesión de la ATM (articulación temporomandibular). Síntomas principales: dolor agudo en el oído y la cabeza, chasquidos al masticar, deterioro de la visión y la audición.

Vídeo

¿Has encontrado un error en el texto? Márcalo, pulsa Ctrl + Enter y lo arreglaremos.

Díselo a tus amigos: