Causas del dolor de garganta al tragar

Causas del dolor de garganta al tragar.

Las molestias en la garganta no siempre indican gripe o resfriado. Puede ser un síntoma de herpes, aftas, gastritis, otitis media. Otras causas son el dolor de garganta, el traumatismo laríngeo, la tos crónica y el reflujo ácido. Con menos frecuencia, el dolor indica un cáncer de garganta o de esófago.

Resfriado, gripe o secreción nasal (sinusitis)

El dolor al tragar es un síntoma de enfermedad respiratoria aguda. Suele preceder a la rinitis y a la tos. Las molestias empeoran con su aparición. La mucosidad de la nariz que gotea baja por la parte posterior de la garganta, irritando sus receptores, lo que provoca dolor. Los líquidos calientes y las gárgaras pueden ayudar a calmar la garganta roja.

Infección estreptocócica

Algunas de las razones por las que duele tragar son la faringitis, el dolor de garganta y la escarlatina. Las molestias son causadas por los estreptococos. Otros síntomas de la infección bacteriana son el enrojecimiento de la garganta, la fiebre y la inflamación de los ganglios linfáticos del cuello. Son frecuentes la fiebre, las náuseas y los vómitos. La garganta está muy rasposa y duele al tragar. Se prescriben antibióticos para el tratamiento.

Mononucleosis (virus de Epstein-Barr)

La enfermedad está causada por un virus de la familia del herpes. Afecta a la faringe, el hígado, el bazo y cambia la composición de la sangre. Por tanto, la garganta duele al tragar, los ganglios y los nódulos linfáticos se hinchan. Aparece una erupción que pica en la piel alrededor de los labios o la nariz. Otros síntomas de la mononucleosis son la migraña, la fiebre y el dolor muscular y articular.

Virus del herpes simple

Las úlceras en la boca, a lo largo de la línea de los labios, el dolor al tragar y el picor son síntomas del patógeno de tipo 1. Desaparecen por sí solas al cabo de unas semanas. Las pomadas contra el herpes aceleran la recuperación. Evita los alimentos ácidos (cítricos, coles) hasta que la erupción haya desaparecido. Irritan las heridas.

Aftas de garganta (candidiasis)

La enfermedad está causada por hongos del grupo de las cándidas. Todas las personas las tienen. Cuando se exponen a factores desagradables, los gérmenes se desarrollan, provocando dolor de garganta, pérdida del gusto y grietas en las comisuras de los labios. La enfermedad se produce con la diabetes, la infección por el VIH. Los cambios hormonales, los antibióticos y los esteroides también están entre las causas de la candidiasis. Las pastillas pueden ayudarte a deshacerte de la candidiasis, ya que están destinadas a erradicar la cándida.

Citomegalovirus

El agente causante pertenece a la familia de los herpesvirus. El patógeno se concentra en las glándulas salivales, por lo que es doloroso tragar durante una exacerbación. El virus se incrusta en el ADN, tras lo cual no puede ser eliminado. En la mayoría de los casos, el germen permanece latente y no se manifiesta durante el resto de tu vida.

El citomegalovirus se activa cuando el sistema inmunitario está muy debilitado. Los síntomas suelen parecerse a los de la mononucleosis: fatiga, dolores musculares, fiebre, náuseas, vómitos. El cuerpo hace frente a la infección por sí mismo, pero si el sistema inmunitario está debilitado (embarazo, VIH), acude al médico. El citomegalovirus puede ser mortal.

Pastillas o alimentos que irritan el esófago

La comida y los líquidos calientes, los alimentos con bordes afilados (patatas fritas, galletas saladas) provocan dolor de garganta. Si el esófago está lesionado, los alimentos agrios, picantes y encurtidos provocan molestias. Enfría los alimentos antes de comerlos para evitar el dolor. Evita los alimentos que irritan la mucosa esofágica.

Puede dolerte la garganta si tragas un comprimido grande o demasiado ligero. Para evitar la irritación, prefiere las cápsulas pequeñas, ovaladas y pesadas. Toma el comprimido con 100 ml de agua. Luego siéntate con la espalda recta durante 10 minutos.

Enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE)

En una persona sana, los alimentos bajan por el esófago hacia el estómago y luego hacia los intestinos. Hay válvulas que impiden que vuelva. En la ERGE, no se cierran correctamente y pasan en sentido contrario. Los alimentos procesados con ácido entran en el esófago y corroen la mucosa. El dolor se extiende a la garganta. La dieta y la medicación pueden ayudar a remediar la situación.

Otros síntomas de la ERGE:

  • Ardor de estómago acompañado de dolor de pecho y garganta;
  • sabor agrio en la boca;
  • problemas de deglución;
  • voz ronca;
  • vómitos.

Algunos cánceres

Las molestias en la garganta al tragar pueden ser un síntoma de un tumor en la orofaringe o el esófago. Con el tiempo, la masa se agranda y el conducto se estrecha. Hay dolor al tragar y dificultad para respirar. Acude a tu médico si las molestias no desaparecen con el tiempo y la afección empeora.

Otros síntomas de un tumor:

  • la sensación de un coma;
  • voz ronca;
  • respiración ruidosa;
  • pérdida de peso desmedida;
  • sangre en la saliva o en el esputo;
  • tos crónica.

Quimioterapia o radiación en el tratamiento del cáncer

El dolor y los pedos al tragar se producen en la terapia del cáncer. El tratamiento agresivo tiene como objetivo destruir las células del tumor maligno. Al mismo tiempo, afecta a los tejidos sanos. La irradiación de la cabeza, el cuello y la parte superior del tórax provoca la inflamación de las membranas mucosas de la orofaringe y el esófago. Otros síntomas son la hinchazón de los tejidos o la sequedad de boca.

Los alimentos blandos, las sopas y los purés pueden ayudar a reducir las molestias. Los alimentos fríos tienen un efecto calmante. Los alimentos picantes, con pimienta y encurtidos agravan el dolor. Las molestias desaparecerán cuando termine el tratamiento.

Lesión de las cuerdas vocales

Se distinguen los siguientes factores:

  • Esfuerzo excesivo al cantar, conversaciones largas.
  • Inflamación de la laringe en la gripe, resfriados, laringitis y otras enfermedades infecciosas.
  • Parálisis o paresia de los músculos laríngeos.
  • Tumores de la laringe.
  • Cambios hormonales.
  • El estrés.

Ganglios linfáticos inflamados

Estas formaciones son los filtros del cuerpo. Reconocen los virus y las bacterias y los mantienen alejados de otras partes del cuerpo. Si hay demasiados gérmenes, los ganglios linfáticos se hinchan y duelen. Las glándulas más cercanas a la garganta están en los lados del cuello. A medida que crecen, reducen el lumen a través del cual se mueven los alimentos hacia el estómago. La garganta se vuelve áspera y duele al tragar la saliva. Si sólo se inflama un ganglio, las molestias pueden estar en un solo lado.

El tratamiento depende de la causa del bulto doloroso:

  • Resfriados, gripe;
  • Inflamación de las amígdalas, dolor de garganta (amigdalitis);
  • infección de oído;
  • Un diente dolorido o una encía inflamada;
  • mononucleosis;
  • enfermedades de la piel;
  • cáncer;
  • Sistema inmunitario debilitado (VIH, sífilis, patologías crónicas).

Vídeo

¿Has encontrado un error en el texto? Márcalo, pulsa Ctrl + Enter y lo arreglaremos.

Díselo a tus amigos: