Causas de los ronquidos en personas con sobrepeso

Causas de los ronquidos en personas con sobrepeso.

El sobrepeso y los ronquidos están estrechamente relacionados. Esto se debe al efecto del aumento del peso corporal sobre la capacidad de los órganos respiratorios para funcionar correctamente. Si los ronquidos debidos al sobrepeso causan problemas de salud, hay que tratar ambos problemas. Esto evitará posibles complicaciones.

Qué es el ronquido

Durante el sueño, los músculos que sostienen la lengua y el paladar se relajan. Las vías respiratorias se estrechan, pero el oxígeno sigue llegando a los pulmones. Si una persona tiene una avería en ciertos sistemas, el suministro de aire se detiene. Como resultado, la respiración se retiene durante 20-30 segundos. Esta condición se llama apnea. Su primer síntoma es el ronquido. Se produce al final de la apnea, cuando la persona intenta respirar y el aire vibra en la garganta.

Los ronquidos pueden ser naturales o patológicos. La segunda es cuando la falta de oxígeno provoca un funcionamiento anormal del cerebro o de otros órganos. La necesidad de aire provoca la interrupción de la fase de sueño profundo, que se caracteriza por un cansancio constante, un deseo de estar en la cama durante el día.

Relación entre los ronquidos y el sobrepeso

Las personas obesas roncan más a menudo que las que tienen una forma corporal normal. La grasa «presiona» las vías respiratorias de la persona, lo que hace que salgan determinados sonidos de la garganta. La obesidad está causada por un metabolismo más lento, una actividad física reducida y un desequilibrio hormonal.

Hormonas del apetito y ralentización del metabolismo

Las personas obesas rara vez roncan si tienen un metabolismo normal, pero esto no es habitual. Los enfermos de sobrepeso tienen un metabolismo más lento. El cuerpo utiliza este fenómeno en la privación crónica del sueño para conservar la energía. Cuando el metabolismo se ralentiza, la gente tiene hambre y anhela alimentos azucarados y harinosos. Se trata de hidratos de carbono simples que satisfacen rápidamente el hambre, pero que también provocan un rápido aumento de peso.

Los ronquidos perjudican la calidad del sueño, interfieren en la producción normal de las hormonas del apetito. Uno de ellos, la leptina, es responsable de los niveles de saciedad. El otro es la grelina, que señala el hambre. La falta de sueño debida a los ronquidos provoca fluctuaciones en estos esteroides. Esto hace que la persona no se sienta saciada después de una comida, experimentando constantemente hambre. El apetito incontrolado provoca un aumento de peso.

Reducción de la actividad física

Las personas que roncan no duermen bien, lo que conduce a la fatiga crónica. En este estado, no se desea hacer ejercicio para perder peso. La reducción de la actividad física significa que las calorías ingeridas no se quemarán, sino que se convertirán en kilos de más.

La distribución de la grasa como causa de la apnea

El peso de una persona depende de la dieta, el nivel de actividad física y la predisposición genética. Estos y otros factores influyen en la distribución de la grasa. Si hay mucha en el cuello, se dificulta la respiración, sobre todo al acostarse, lo que provoca ronquidos.

Otra causa es la grasa en el abdomen, el pecho. Una cantidad excesiva aumenta la intensidad y la frecuencia de la manifestación de la apnea. Esto se debe a que la grasa que rodea el abdomen hace que el diafragma se eleve, comprimiendo el pecho. El volumen de los pulmones disminuye, por lo que el flujo de aire hacia la garganta se ve afectado. Esto da lugar a fuertes ronquidos.

Los hombres son más propensos a la apnea que las mujeres. En el sexo débil, el exceso se deposita en las caderas, las nalgas o la cintura. Muchas mujeres empiezan a roncar después de los 40 años debido a la menopausia. Esto provoca un desequilibrio hormonal que causa la obesidad masculina. Es habitual que la mitad más fuerte extienda el exceso sobre el cuello, el pecho o el abdomen, lo que contribuye al desarrollo de la apnea.

Posibles consecuencias.

Si una persona obesa ronca, tiene un mayor riesgo de sufrir ciertas disfunciones orgánicas. Incluso con un peso normal, la falta de oxígeno debida a los ronquidos amenaza con provocar graves problemas cardíacos. El corazón está sometido a una gran tensión, al igual que los vasos sanguíneos. La obesidad aumenta este estrés, que puede provocar accidentes cerebrovasculares, diabetes o infartos.

Cómo deshacerse de los problemas

Perder un 10-15% de tu peso corporal reduce la manifestación de los ronquidos en un factor de 2. Para conseguir los resultados esperados, es necesario adoptar un enfoque global del problema.

Formas de perder peso

Hay muchas dietas y programas de adelgazamiento. Ninguna de estas formas aisladas conducirá a los resultados deseados. Sólo una combinación de reglas nutricionales básicas ayudará a conseguir el objetivo.

Para perder peso, sigue las siguientes pautas:

  • Distribuir correctamente la cantidad de alimentos – Come comidas densas en calorías por la mañana, come carne, pescado o verduras en pequeñas cantidades para la cena.
  • Sigue una dieta baja en carbohidratos – Sustituye el azúcar y el almidón por fibra y proteínas.
  • Come cuatro horas antes de acostarte – Un estómago vacío reduce las posibilidades de reflujo o acidez, que empeoran la calidad del sueño.
  • Limítate a comer una comida fraccionada – pequeñas porciones cada 2-2,5 horas. Esto proporcionará un impulso de energía y aumentará los niveles de energía.
  • Come despacio – El cerebro señala la saciedad sólo 15 minutos después del final de la comida, así que mastica lentamente. Tragar grandes trozos provoca indigestión y trastornos metabólicos.

Técnicas para deshacerse de los ronquidos

  • Dispositivos para la apnea – Una boquilla especial evita que la lengua se aloje en la garganta. Esto reduce el riesgo de roncar. Utiliza máscaras con compresor de aire forzado.
  • Terapia posicional – duerme de lado, utilizando una almohada para levantar la cabeza del colchón.
  • Higiene del sueño – Ventilar, humedecer el aire del dormitorio, acostarse a la misma hora, dejar el alcohol y la nicotina antes de acostarse.

Vídeo

¿Has encontrado un error en el texto? Márcalo, pulsa Ctrl + Enter y lo arreglaremos.

Díselo a tus amigos:









ForoPc